Perú: Congreso crea organización regional indígena URPIA en Atalaya, Ucayali

Servindi, 14 de julio, 2011.-  Motivados por avanzar en el reconocimiento y respeto de sus derechos, impulsar el desarrollo sostenible e integral y articular esfuerzos con empresas comunales y el sector público y privado, las federaciones indígenas de Atalaya, en Ucayali, crearon la “Unión Regional de los Pueblos Indígenas de la Amazonía de la Provincia de Atalaya” (URPIA).

La nueva entidad agrupa a federaciones de los pueblos indigenas Asháninka, Ashéninka, Yine Yami, Shipo–Conibo, Amahuaca, Yaminahua, Kashinahua, Shintonahua y Machinguenga. Su primera Junta Directiva es presidida por Gleofas Quintori Soto, del pueblo ashéninka e integrante de la Organización Ashéninka del Gran Pajonal (OAGP).

El vicepresidente es Rafael Torino Urquia, shipibo–conibo, de la Organización de Comunidades Nativas del Distrito de Tahuanía (ORDECONADIT); y el secretario es Jhones Aro Pacaya, yine –yami, de Organización Indígena Yines de la Provincia de Atalaya (OIYPA).

El evento constitutivo designó a Juana Shuñaqui Gregorio, ashéninka de la Organización Indígena Distrital de Tahuanía (OIDIT) como tesorera; y a Felipe Zuares Ruiz, ashéninka, como fiscal.

Principales problemas

La institucionalización de las federaciones indígenas de Atalaya se produce con la perspectiva de afrontar el abandono, la exclusión, la desprotección de sus derechos y la falta de apoyo del Estado. Tras un amplio debate se identificó las principales problemáticas actuales que afectan a los pueblos originarios, que requieren ser considerados por el próximo gobierno.

Existe un proceso inconcluso de titulación y ampliación de tierras de las comunidades nativas, así como un incremento acelerado de la pobreza. Aseguran que hay un 70% de desnutrición crónica; aparición de enfermedades como Sida, Hepatitis B, EDAS, IRAS; escasa presencia de los programas sociales; y la ausencia de una educación intercultural bilingüe pertinente.

A lo anterior se suma la presencia de compañías extractivas, cuyas actividades producen contaminación ambiental, deforestan el bosque y depredan indiscriminadamente la flora y la fauna. Además, la apertura de la carretera Satipo – Atalaya, ha fomentado la colonización andina, lo que representa una amenaza de despojo de territorios comunales.

Acuerdos adoptados

La creación de la organización regional se efectuó en el “Primer Congreso de los Pueblos Indígenas de la provincia de Atalaya”, realizado el 9 y 10 de julio. Ahí, se establecieron 16 acuerdos. Uno de ellos es la creación de un fondo de Bosque orientado al desarrollo sostenible de los pueblos amazónicos, conservación de la mega biodiversidad y el medio ambiente.

Ello, a fin de asegurar y garantizar la supervivencia de las generaciones actuales y venideras. El fondo sería posible con recursos públicos y cooperación internacional, y sería administrado por una entidad autónoma y descentralizada, con participación indígena.

Se acordó promover la implementación de mega programas productivos (chacras integrales), que incluyan reforestación con especies maderables y no maderables con valor agregado para su inserción gradual al mercado. La iniciativa estaría a cargo de los municipios locales, de forma coordinada con pueblos indígenas, empresas comunales y cooperación internacional.

Se convino la dotación inmediata de alimentos y medicamentos básicos para 85 comunidades nativas de las cuencas de los ríos Ucayali y Urubamba, jurisdicción de la provincia de Atalaya, afectados por desastres naturales. De igual modo, se resolvió impulsar y concluir el saneamiento físico, legal y registral de tierras comunales y predios, para acceder a créditos y ofertas del Estado.

Se planteó la participación efectiva en el desarrollo de actividades de hidrocarburos, y en la distribución de los beneficios, por derecho de paso en los territorios comunales y en las vías fluviales. Esto, conforme lo establecen los derechos primigenios y colectivos, indicados en la Constitución Política e instrumentos internacionales.

Asimismo, y conforme lo señaló Servindi en una nota previa, condenan el fallecimiento de los ciudadanos polacos por comuneros ashéninkas debido a desinformación; y piden disculpas a Polonia, y todo el pueblo de Europa, así como a los peruanos. Se comprometen a cooperar para el esclarecimiento de los hechos y la sanción a los responsables.

Según el reporte enviado por los organizadores las federaciones que participaron en el encuentro son: Federación de Comunidades Ashéninka de la Provincia de Atalaya (FECONAPA), Federación Asháninka de Bajo Urubamba (FABU), Organización Indígena Yines de la Provincia de Atalaya (OIYPA), Federación Asháninka de Rio Ucayali (FARU) y la Organización Ashéninka del Gran Pajonal (OAGP).

Formaron parte además delegados y jefes de comunidades de la Federación Ashéninka de la Cuenca del Rio Unini (FACRU), la Organización Indígena Distrital de Tahuanía (OIDIT), la Organización de Comunidades Nativas del Distrito de Tahuanía (ORDECONADIT), la Empresa Comunal Indígena de Atalaya La Minga y la Central Asháninka de Rio Tambo (CART).

También participó Guillermo Ñaco Rosas, del pueblo ashaninka, quién representa la Comisión de Enlace de los Pueblos Indígenas con el Estado. La inauguración contó con la presencia de autoridades del Gobierno Regional de Ucayali, regidores de la Provincia de Atalaya; y representantes de la Marina de Guerra del Perú y de la Policía Nacional del Perú.

Entre los invitados, figura un dirigente regional del Partido Nacionalista; directivos de la Compañía PLUS PETROL y el Consorcio Forestal Amazónico; una delegación de Polonia, profesores bilingües y comunicadores indígenas. El Comité Organizador lo integraron: Carlos Vásquez, Presidente; Cecilio Díaz, Secretario y Reynaldo Flores, Tesorero.

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.