Servicios en comunicación Intercultural

Centroamérica: Denuncian ofensiva contra los ríos en territorio Lenca

Servindi, 14 de marzo, 2013.- La Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH) alertó que en Honduras, al igual que el resto de Centroamérica, existe una ofensiva en contra de los ríos, en nombre de una supuesta producción de energía renovable, sin tener en cuenta el impacto del cambio climático y los efectos en las comunidades.

La OFRANEH señala que varios de los ríos en el territorio Lenca son concesionados sin consultar ni respetar el consentimiento libre, previo e informado a pesar que tendrán consecuencias en las comunidades que han preservado durante siglos las cuencas hidrográficas.

Advierten que el Banco Centroamericano de Integración Economica (BCIE), detrás de los proyectos, tiene un nefasto historial.

Un ejemplo es el empréstito de US$ 51 millones que la Empresa Pública en Medellin utilizó para represar el río Teribe, donde habita el pueblo naso, dentro de un área natural protegida.

A continuación el artículo de OFRANEH:

Honduras: El BCIE, el derecho a la consulta y represa en el territorio Lenca

Por Organización Fraternanl Negra Hondureña (OFRANEH)

14 de abril, 2013.- La construcción de la represa de Agua Zarca amanso de la compañía DESA, para la producción de 22 megavatios de energía, cuenta con un préstamo del Banco Centroamericano de Integración Economica (BCIE) por un monto de US $ 24.4 millones, aprobado en el año 2012. La represa hidroeléctrica estará dotada de tres turbinas de 7,52 MW, las cuales serán suministradas por la compañía Voith Hydro Brasil. Agiu Zarca es la hidroeléctrica más grande del paquete de 24 proyectos aprobado por el Congreso Nacional en julio del año pasado.

Varios de los ríos en el territorio lenca han sido entregados a la élite de poder nacional, con el propósito de producir energía limpia, sin tener en cuenta los efectos del cambio climático en el caudal ecológico y las consecuencias que representa para las comunidades que han preservado durante siglos las cuencas hidrográficas.

El cambio climático ha comenzado a alterar los patrones de lluvia que alimentan nuestro sistema natural de transporte entre la tierra y el océano, sin embargo estas alteraciones no se han tomado en cuenta en los Estudios deImpacto Ambiental y mucho menos en las licencias concedidas por la Secretaría de Recursos Naturales.

En el territorio Lenca se construyó la represa hidroeléctrica de la Esperanza uno de los primeros proyectos financiados por el fondo de Mecanismos de Desarrollo Limpio (MDL) de Naciones Unidas. Al igual que otras represas aprobadas por el MDL para Honduras, en ningún momento se efectuó la consulta previa libre e informada (CPLI).

La actual administración Lobo se ha caracterizado por un consistente desprecio al CPLI, siendo uno de los casos casos mas notorio el del Patuca III, proyecto en el que se ignoró totalmente los Convenios 169 de la OIT y de la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (UNDRIP por sus siglas en inglés).

El BCIE aprobó el proyecto sin tener en consideración la posición de las comunidades afectas por la hidroeléctrica. Ya existe un nefasto historial de esa institución financiera en relación a la represa Bonyc en el río Teribe Panamá, donde habita el pueblo naso. El Banco otorgó un empréstito de US$ 51 millones que la Empresa Pública en Medellin utilizó para represar el río, el cual se encuentra en una área protegida.

En Honduras, al igual que el resto de Centroamérica, existe una ofensiva en contra de los ríos, en nombre de una supuesta producción de energía renovable, sin tener en cuenta el impacto que causa la intensificación del cambio climático y las enormes consecuencias que tendrá en el caso de Honduras de la disminución de las precipitaciones en especial en los ciclos del fenómeno del niño que tienden a ser más largos y producir mayores sequías.

El estado desconoce el derecho a la consulta, situación ventilada ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso de la comunidad de Triunfo de la Cruz. la Corte señala que:

“La Comisión recomendó al Estado establecer, con la participación de los pueblos indígenas, las medidas legislativas o de otra índole, necesarias para hacer efectivo el derecho a la consulta previa, libre, informada y de buena fe, conforme a los estándares de derechos humanos internacionales; adoptar un recurso eficaz y sencillo que tutele el derecho de los pueblos indígenas de Honduras a reivindicar y acceder a sus territorios tradicionales y que permita proteger dichos territorios ante acciones de parte del Estado o terceros que infrinjan su derecho de propiedad”.

El irrespeto que está cometiendo el autoritario Estado de Honduras, es una muestra mas del desconocimiento al CPLI y por ende al derecho internacional., ademas de la estulticia perversa y sistemática de sus funcionarios.

Sambo Creek 11 de abril de 2013

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario