Servicios en comunicación Intercultural

Colombia: Las FARC admite haber asesinado a indígenas Awá

Servindi, 18 de febrero, 2009.- Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) admitió ayer haber asesinado en el suroeste de Colombia a ocho indígenas de la etnia Awá a los que acusó de ser "informantes" de los militares.

Los indígenas "se pusieron al servicio de los soldados" y por ello "fueron ejecutados", señaló el grupo rebelde en un comunicado firmado por la Columna Antonio José de Sucre y difundido por la Agencia de Noticias Nueva Colombia (Anncol).

Luis Fernando Arias, un portavoz de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), rechazó las imputaciones y pidió respetar y mantener a los indígenas fuera del conflicto armado. Asimismo, exigió a las FARC "aclarar" la matanza y dar cuenta de la suerte de al menos 19 desaparecidos.

La matanza y desaparición de las víctimas fue denunciada la semana pasada por la ONIC y la Unidad Indígena del Pueblo Awa (Unipa), etnia ubicada en los departamentos de Nariño y Putumayo, fronterizos con Ecuador.

En el comunicado, las FARC indican que la operación no estuvo dirigida "contra indígenas", sino "contra personas que, independiente de su raza, religión, etnia, condición social, etc., aceptaron dinero y se pusieron al servicio del Ejército en un área que es objeto de un operativo militar".

La guerrilla acusa a "la estrategia del Gobierno y sus fuerzas represivas de involucrar a sectores de la población civil al conflicto armado, a través de recompensas, conformación de redes de informantes, familias en acción y demás ramificaciones de la política de guerra".

Agregaron que los indígenas "realizaban exploraciones, ubicaban a la guerrilla y luego iban las patrullas del Ejército para golpearnos. Individual y luego en colectivo, los ocho confesaron que desde hacía dos años trabajaban con el Ejército en esa labor".

El vicepresidente colombiano, Francisco Santos, consideró que ese crimen se enmarca en la "locura asesina" de las FARC, mientras el comandante de las Fuerzas Militares, el general Freddy Padilla de León, negó que las víctimas colaborasen con el Ejército.

La Onic y la Unipa habían denunciado que los indígenas "fueron llevados amarrados a una quebrada denominada El Hojal de la comunidad (aborigen) El Bravo" y añadieron que, según vieron testigos, los rebeldes asesinaron a "algunas personas con arma blanca".

El gobernador de Nariño (sur), Antonio Navarro, precisó que el Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI), de la fiscalía, junto a la Fuerza Pública, hallaron el primer cadáver en la noche del lunes, casi una semana después de su búsqueda.

El funcionario añadió que ha sido informado de que en la región hay bastantes campos minados y que los miembros de la comisión de las autoridades "están en el trabajo de levantar esas minas para poder realmente hacer el levantamiento legal del cadáver".

La semana pasada, el sistema de agencias de la ONU en Colombia señaló que el pueblo Awa ha sido víctima de "confinamientos, desplazamientos forzados, reclutamiento de niños y niñas, así como de asesinatos selectivos de sus líderes".

---

Comunicado completo de las FARC:

La Columna Mariscal Antonio José de Sucre, de las FARC-EP, informan a la opinión pública lo siguiente:

1- Que el día 6 de Febrero del 2009 en el sitio Rio Bravo, municipio de Barbacoas Nariño, nuestras unidades guerrilleras detuvieron a 8 personas que recogían, por grupos, información sobre nosotros para luego llevarla a las patrullas militares que desarrollan operaciones en la zona.

2- Estos señores realizaban exploraciones, ubicaban a la guerrilla y luego iban las patrullas del ejército para golpearnos. Individual y luego en colectivo, todos ocho confesaron que desde hacía dos años trabajaban con el ejército en esa labor.

3- Ante la presión del operativo, su responsabilidad en la muerte de numerosos guerrilleros y su innegable participación activa que los implica en el conflicto, fueron ejecutados.

4- Denunciamos la estrategia del gobierno y sus fuerzas represivas de involucrar a sectores de la población civil al conflicto armado y el trabajo militar a través de las recompensas, conformación de redes de informantes, familias en acción y demás ramificaciones de la política de guerra que practica el gobierno de Colombia donde coloca como escudo a los civiles y luego esconde la mano.

5- Denunciamos el abuso que viene cometiendo el ejército en los operativos militares en donde han violado mujeres, han robado, maltratado a todo aquel que no sirva de guía o informante y también la práctica del sembrado de minas para obstaculizar la guerrilla con resultados muy negativos para los civiles.

6- Esta acción nuestra no fue contra indígenas, fue contra personas que independiente de su raza, religión, etnia, condición social, etc, aceptaron dinero y se pusieron al servicio del ejército en un área que es objeto de un operativo militar.

7- Invitamos a los dirigentes indígenas a no permitir que desde la gobernación o desde Bogotá los manipulen. Ellos saben del respeto nuestro por la comunidad civil. Los invitamos a no ser parte de la política del señor Uribe Vélez, pues aquellos que nunca han visto por estas comunidades indígenas y los han metido a la guerra, no pueden ser sus defensores, ¡Son sus verdugos!

Columna Antonio José de Sucre - FARC-EP

Montañas de Colombia, Febrero 11 del 2009

---

Más información sobre el tema publicada en Servindi:

- Terror en el Pacífico (II). El drama del pueblo Awá

- Continúa masacre de indígenas Awá. Las FARC serían los responsables

---

¿Qué dice la Wikipedia de las FARC?

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo o FARC-EP son un grupo guerrillero que se autoproclama marxista-leninista. Opera en Colombia y en las regiones fronterizas de Venezuela, Ecuador, Panamá y Perú. Son partícipes del conflicto armado colombiano desde su conformación en 1964 y son dirigidas por un secretariado de siete miembros que estuvo bajo el comando de Pedro Antonio Marín, conocido por los alias de Manuel Marulanda o Tirofijo hasta su fallecimiento en marzo de 2008, desde entonces su comandante en jefe es 'Alfonso Cano'.

Las FARC son consideradas como una agrupación terrorista por 31 Estados (Colombia, Perú, Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea. Los gobiernos de otros países latinoamericanos como Ecuador, Bolivia, Brasil, Argentina y Chile no le aplican esta calificación. El Gobierno de Venezuela ha solicitado que se le otorgue un estatus de grupo beligerante a las FARC y no las considera terroristas.

Hacen presencia en 24 de los 32 departamentos de Colombia sobre todo al sur y oriente del país, concretamente en Putumayo, Huila, Nariño, Cauca y Valle del Cauca. Se ha reportado la existencia de operaciones militares y campamentos en los países que tienen frontera con Colombia, como Venezuela, Ecuador, Panamá y Brasil.

Sus acciones consisten en guerra de guerrillas y combate regular convencional así como técnicas terroristas, como el asesinato de civiles, miembros del gobierno y militares, el secuestro con fines políticos (como el de Ãngrid Betancourt) o extorsivos, atentados con bombas o cilindros de gas, y actos que han provocado desplazamientos forzados de civiles violando así el Derecho Internacional Humanitario.

Según un informe del Gobierno de Colombia, esta organización obtiene del narcotráfico más de $1.000 millones de doláres al año (el 78% de su presupuesto). Según esas mismas fuentes, la extorsión (a través de vacunas) les significan a las FARC más de 600 millones de dólares, mientras que el robo de ganado ocupa el tercer de sus métodos de financiamiento.

Su número de efectivos varía según las fuentes, desde 6.000 hasta 16.000. Según un informe de Human Rights Watch, aproximadamente el 20-30% son menores de 18 años, muchos reclutados forzosamente, de igual forma se acusa a las FARC de torturar y abusar sexualmente de estos menores.

Fuente y más información: http://es.wikipedia.org/wiki/FARC

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario