Tantas veces Cerro de Pasco. Daño ambiental y social es retratado por National Geographic

Tajo abierto que parece querer devorar a toda una ciudad. Foto: Tomas van Houtryve

Servindi, 3 de diciembre, 2015.- La prestigiosa revista National Geographic retrató en su última edición en inglés la tragedia que viven miles de habitantes de Cerro de Pasco, en la sierra central del Perú, por consecuencia de la actividad minera.

Las imágenes que comparte el medio, muchas de ellas, resultan asombrosas al convertirse en clara muestra de todo lo que puede ocasionar dicha actividad en la población y que ha llevado a que se cree un escenario insano y contradictorio de convivencia.

La actividad minera data de siglos en Cerro de Pasco, a 4.330 m.s.n.m. Un tajo a cielo abierto de kilómetro y medio de largo, unos 800 metros de ancho y casi medio kilómetro de profundidad, de donde se extrae plomo y zinc, amenaza con extenderse alcanzando un sinnúmero de viviendas.

Actualmente, el lugar lo opera una empresa subsidiaria de la conocida compañía minera Volcan S.A.A.

Al igual como lo hicieron en su momento medios nacionales, National Geographic recogió testimonios de personas que denuncian grave contaminación en menores por causa de la remoción de grandes volúmenes de tierra.

Como se aprecia en imágenes, prácticamente nada separa el inmenso tajo de las casas. Es por esto que por acción del viento es muy fácil que el polvo tóxico llegue a las personas.

Es así que cualquier actividad de la mina repercute significativamente en la población. Los menores, por ejemplo, registran desde hace muchos años altos niveles de plomo en la sangre -letal para el cerebro-, y las acciones aisladas que se han dado para brindarles atención de poco han servido.

El sector salud de la región justifica esta carencia en el poco presupuesto público asignado.

Este año, cita el medio, un juez permitió que Volcan continúe con el vertido de residuos mineros en un estanque en el sur la ciudad.

La contradicción que se vive hace años tiene que ver con lo que demanda gran parte de la población y lo que exigen cientos de trabajadores. Estos últimos si bien no quieren que la mina se vaya, sí piden que al menos ésta sea responsable.

No obstante, esta diferencia parece mantener fragmentada a la población.

Para acceder al reportaje completo de National Geographic (en inglés) hacer clic en el siguiente enlace:

Escucha nuestro podcast


Comentarios (1)
Mario Galicia (no verificado) Jue, 03/12/2015 - 20:28
Esta realidad de males para los 850 mil habitantes de Cerro de Pasco, es el atentado contra los peruanos. Los culpables son todos los gobiernos del Perú, sin excepción que no hacen nada para disponer la aplicación de las últimas tecnologías en la explotación de minerales. Un de los motivos es: cada gobernante recibe millones de dólares a cambio de la ausencia del estado Peruano en estos lugares. Miles de niños y jóvenes están muriendo lentamente. Ya se ha hecho varias denuncias, pero nada hacen las autoridades regionales, locales y nacional. TODO ESTÁ PODRIDO Y TODO ESTÁ PERDIDO.
AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.