Servicios en comunicación Intercultural

Mundo: DÃa Mundial de la Mujer Rural, DÃa Mundial de la Alimentación

Por Ricardo Natalichio*

Quienes vivimos fuera del ámbito rural y no tenemos contacto frecuente con los sectores de la población rural, en general desconocemos bastante de la realidad que viven día a día, de cuales son sus necesidades y especialmente del papel fundamental que desempeña la mujer rural en la producción, gestión y utilización de los alimentos y recursos naturales.

Como seguimiento a la Cuarta Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre la Mujer (Beijing, 1995), la Federación Internacional de Productores Agrícolas (FIPA), la Fundación Cumbre Mundial de la Mujer (FCMM) y la Unión Mundial de Mujeres Rurales (UNMR) propusieron que se proclamara un día determinado del año como Día Mundial de la Mujer Rural.

Se sugirió que el Día Internacional de la Mujer Rural fuera el 15 de octubre, es decir, la víspera del Día Mundial de la Alimentación. Pero no basta con establecer un día y festejarlo y/o recordarlo cada año. Hay que cambiar la situación de la Mujer Rural. Hay que invertir en la mujer rural.

Según la FAO:

"la mayoría de las personas pobres del mundo son mujeres, y ellas tienen la abrumadora responsabilidad de alimentar a hombres y niños hambrientos, y a sí mismas. Cultivan, cosechan y cazan o pescan los alimentos para la familia, llevan agua y leña a la casa, y preparan y cocinan los alimentos. Donde las personas rurales pobres tienen suficiente para comer, es en gran medida muy a menudo gracias al esfuerzo, aptitudes y conocimientos de las madres, esposas, hermanas e hijas. Pese a esto, estas mujeres son las últimas que tienen acceso a los recursos, a la capacitación y a los préstamos financieros. En muchos países, las dificultades de las mujeres rurales están empeorando, conforme los hombres jóvenes y en buenas condiciones físicas parten hacia las ciudades a buscar trabajo."

Mas de 1000 millones de personas en el mundo padecen de hambre crónica, es decir que no pueden acceder a las mínimas cantidades de alimentos que requieren para satisfacer sus necesidades nutricionales.

La presión ejercida desde los capitales del agronegocio, abarcando mas y mas tierras para la producción de monocultivos cuyo principal destino no es la alimentación humana, ha generado un desbalance entre el volumen de producción y la necesidad de alimentos.- También, al desplazar a los campesinos de sus tierras y/o de sus labores rurales, ha generado mas pobres, es decir gente que, aunque haya alimentos suficientes, no tiene dinero para comprarlos.

1.000 millones de personas bajo ningún punto de vista pueden ser asistidas mediante programas de ayuda alimentaria. La única opción para modificar esta aberrante realidad es una reforma agraria a nivel planetario.- Pero no solo una reforma agraria que reparta tierras a los que no la tienen o les den facilidades para comprarlas, sino que además garantice que se logre la soberanía y la seguridad alimentaria. Ya no importa solo de quien es la tierra, sino también quien, cómo y para qué la utiliza.

El cambio climático está produciendo una veloz desertificación de los suelos, los monocultivos reducen la producción de alimentos humanos, los cultivos transgénicos contaminan los campos, los agrocombustibles transforman alimentos en carburantes y cada uno de ellos genera mas y mas hambrientos dia a dia.

Por el contrario, la agricultura familiar y ecológica genera empleo, sostiene la diversidad biológica, ayuda a la descentralización de la población humana que aglomerada en grandes ciudades solo genera polución y contaminación de todo tipo y es uno de los principales medios para resolver el hambre en el mundo de manera ambientalmente sustentable. Debería ser inaceptable para nosotros que haya gente con hambre en el mundo. No deberíamos aceptar que esto sea tomado como una información o una estadística. No podemos acostumbrarnos a tomar tanto horror como normal.

La solución es posible, está al alcance de la mano pero como siempre, depende de decisiones políticas y esta en nosotros resolver y controlar que los políticos que deban tomarlas no que estén cooptadas por los intereses económicos de las grandes multinacionales.

Nos reencontramos la próxima semana, con una nueva entrega de esta publicación.

---

* Ricardo Natalichio es Director Ecoportal.net. El presente texto corresponde al boletín electrónice Ambiente y Sociedad. Publicación Semanal y Gratuita de EcoPortal.net. Año 10 Nº 409, Octubre 15 de 2009.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

gracias por lo que me puedan orientar pero creo que es verdad que la solucion del problema del hambere el el mundo es posible revertirlo, solo hay que recordar los modos de subsistencia de nuestros antepasados para darnos cuenta como hacian para proporcionar alimento a sus familias solo que eso se le olvido a las familias como consecuencia de la globalizacion que los vendieron los vecinos

Añadir nuevo comentario