Servicios en comunicación Intercultural

Piden al nuevo gobierno de Paraguay cumplir normas que protegen a pueblos indígenas

Imagenes del pueblo Ayoreo de Paraguay

Servindi, 9 de agosto, 2013.- En el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, la Federación por la Autodeterminación de los Pueblos Indígenas (FAPI) solicitó al nuevo gobierno adoptar y cumplir los instrumentos nacionales e internacionales sobre los derechos de los pueblos indígenas y eliminar las prácticas discriminativas y racistas vigentes en Paraguay.

El FAPI está integrada por doce asociaciones indígenas de Paraguay y a través de un comunicado de prensa pide al gobierno y a sus diversas instancias escuchar sus reclamos, propuestas y propiciar espacios de diálogo y construcción conjuntos, más aún considerando el inicio de una nueva administración de Federico Franco.

El segundo decenio internacional de los Pueblos Indígenas proclamado por las Naciones Unidas (2005-2015) tiene como tema: “Un decenio para la acción y la dignidad”.

La FAPI demanda que la consigna del segundo decenio -aún vigente- se considere y aplique de manera tal que las futuras autoridades inicien y articulen acciones de manera conjunta con las organizaciones indígenas sobre la base del respeto a su dignidad como pueblos.

Entre sus demandas están el respeto a sus derechos territoriales, para lo que urge elaborar y aplicar estrategias de defensa sobre las tierras frente a las acciones o amenazas de invasión o desalojo por partes de terceros.

Señalan que esta alarmante situación la padecen varias comunidades indígenas, tanto en la región oriental como en el Chaco.

Así mismo la Federación pide que se impulsen y legalicen los reclamos de aseguramientos de tierras y territorios que desde hace años se encuentran en trámite y en especial aquellos en los que habitan pueblos indígenas en aislamiento voluntario y contacto inicial.

También solicitan a las autoridades regionales electas, tanto del Chaco como de la Región Oriental, trabajar con las organizaciones indígenas zonales a fin de concretar propuestas, inversiones y actividades en beneficios de las comunidades.

Especial preocupación de la FAPI es emprender acciones que reparen el daño causado por las represas hidroeléctricas Itaipú y Yacyreta a los pueblos originarios Ava Guaraní y Mbya Guaraní.

Recuerdan que el gobierno tiene la obligación de respetar el derecho a la consulta previa, libre e informada, la cual debe cumplirse antes de que se implemente cualquier proyecto que impacte sobre la vida de los pueblos y comunidades de Paraguay.

Finalmente, reiteran y hacen votos por que el Estado de Paraguay reflexione en el Día Internacional de los Pueblos Indígenas 2013, cuyo lema es "Pueblos indígenas construyendo alianzas: En honor a los tratados, acuerdos, y otros arreglos constructivos" y haga honor al mismo cumpliendo las normas internacionales que amparan los derechos de los pueblos indígenas en todo el mundo.

El gobierno de Federico Franco Gómez

Federico Franco Gómez es un político y médico cirujano electo vicepresidente del Paraguay el 20 de abril de 2008, asumiendo el 15 de agosto del mismo año. El 22 de junio de 2012, asume la presidencia de la República tras la destitución de su predecesor, Fernando Lugo, en un criticado juicio político.

Franco pertenece al Partido Liberal Radical Auténtico, el segundo partido político con más afiliados del Paraguay. Llegó al poder gracias a una coalición conformada por varios partidos políticos, movimientos y sectores sociales, denominada Alianza Patriótica para el Cambio, que tiene como mayor aliado a su partido.

A continuación el comunicado:

Comunicado a la opinión pública de la Federación por la Autodeterminación de los Pueblos Indígenas (FAPI) en conmemoración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas

En el Día internacional de los Pueblos Indígenas establecido cada 9 de agosto por las Naciones Unidas a través de su Asamblea General en el año 1994, la FAPI se dirige a la comunidad nacional e internacional haciendo propicia la fecha por su importancia, para dar a conocer sus consideraciones ante la coyuntura que atraviesa actualmente el Paraguay.

En medio del segundo decenio internacional de los Pueblos Indígenas proclamado por Naciones Unidas (2005-2015) con el tema “Un decenio para la acción y la dignidad”, y a días del inicio de un nuevo gobierno en Paraguay, auguramos que la consigna de este DECENIO sea considerada y aplicada, es decir ser que las futuras autoridades inicien y articulen acciones de manera conjunta con las organizaciones indígenas respetando nuestra dignidad como Pueblos.

Los Pueblos Indígenas que habitamos el Paraguay, no somos individuos que necesiten caridad o actos de beneficencias, somos seres humanos, sujetos de derechos, individual y colectivamente. Somos Pueblos que merecemos respeto y estamos en condiciones de interactuar con las autoridades públicas, en el marco de los derechos humanos para la construcción de una Patria para todos y todas.

Por ello, en este día, expresamos nuestros deseos que las acciones del Nuevo Gobierno se enmarque dentro del marco jurídico internacional y nacional que contemplan los derechos colectivos de los Pueblos Indígenas y pongan en marcha políticas que elimine las prácticas discriminativas y racistas vigentes en la sociedad paraguaya.

Al respecto, solicitamos con especial énfasis, que se respeten nuestros derechos territoriales, que se impulsen estrategias de defensas sobre las tierras ya aseguradas por el Estado y protejan nuestros intereses ante la amenaza o acciones de invasión y/o desalojo por parte de terceros por la fuerza o arguyendo falsas documentaciones al amparo de la corrupción, amiguismo e impunidad. Esta grave y triste situación la padecen varias comunidades indígenas tanto en la región oriental como en el Chaco. Además expresamos nuestro interés que se impulsen y legalicen los reclamos de aseguramientos de tierras y territorios que desde hace años se encuentran en trámites y en especial aquellas en las que habitan Pueblos Indígenas en aislamiento voluntario y contacto inicial.

Auguramos que la política para con los Pueblos Indígenas sea acordada con todas las organizaciones indígenas del País y que el nuevo Gobierno fortalezca a las Instituciones Públicas que deben aplicar las leyes y directrices tal como el INDI y otras dependencias del Estado.

Solicitamos, en especial a las autoridades regionales electas, tanto del Chaco como de la Región Oriental, que asumirán en el presente mes que trabajen y articulen con las organizaciones indígenas zonales a fin de realizar propuestas, inversiones y actividades en beneficios de las comunidades para evitar reacciones legítimas como en este momento están realizando el Pueblo Pai Tavytera ante la Gobernación de Amambay.

Creemos que la construcción de un nuevo País debe sustentarse en una plataforma de derecho y equidad, por eso solicitamos que se realicen las acciones pertinentes para la reparación real al enorme daño que han ocasionado a los Pueblos Indígenas la construcción de represas hidroeléctricas (ITAIPU y YACYRETA) en años anteriores expulsándolos de sus lugares ancestrales y dejando en la orfandad a varias familias de los Pueblos Ava Guaraní y Mbya Guaraní.

Expresamos además que debe respetarse nuestro derecho reconocido en el ámbito internacional a la libre determinación, en general por parte de todas y todos los habitantes del Paraguay, y en especial por parte de las autoridades nacionales, de modo tal a que antes de implementar cualquier proyecto que impacte sobre la vida de nuestros Pueblos y Comunidades, se inicien los procesos de consultas correspondiente a fin de obtener nuestro consentimiento libre, previo e informado, en especial cuando se trate de actividades que afecten nuestras tierras, territorios, recursos naturales y derechos en general.

Somos actores sociales llamados a construir un país pluriétnico en cuanto integrantes de Pueblos que habitan el Paraguay con un cúmulo de conocimiento, iniciativas y propuestas que podemos aportar para la construcción de una sociedad de paz y respetuosa de los Derechos Humanos.

La FAPI, como una articulación legítima que aglutina a 12 Asociaciones Indígenas de ambas regiones del País, augura que en el día internacional de los Pueblos Indígenas, cuyo lema es precisamente «Pueblos indígenas construyendo alianzas: En honor a los tratados, acuerdos, y otros arreglos constructivos», el Estado Paraguayo a través de sus órganos de Gobierno, escuche nuestras propuestas, reclamos y propicie espacios de dialogo y construcción conjunta de un Paraguay donde el respeto a su diversidad se vislumbre en la vigencia plena de un Estado Social de Derecho.

Hipólito Acevei,

Presidente de la FAPI

Correo electrónico: [email protected]

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario