Ollanta Humala ¿es presidente del Perú?

Imagen: El Comercio - AP

Por Mario Tabra*

6 de agosto, 2013.- Demasiada expectativa se puso ante el mensaje presidencial del 2013 tanto que la decepción fue mucho más grande luego del listado que enumeró sin fundamento ni base teórica, cual instructivo castrense, como si no viviera en el Perú.

Los medios subestimaban las movilizaciones puesto que hablaban de cientos de pobladores cuando superaban los 25 000 por las calles de Lima, sin embargo cuando cuatro sempiternos aplaudían la salida de Ollanta desde el congreso hacia el palacio de gobierno, estos mismos medios anunciaban que eran una gran cantidad de simpatizantes, que forma tan vulgar de tratar de ignorantes a sus televidentes.

Los pobladores exigían sus demandas, algo que los seudoperiodistas no entienden o no podían sintetizar, entonces se pusieron a tildar las manifestaciones como la “marcha de babel”, ¿para que estudiarán entonces? si al final rematan su pluma por un simple puesto de trabajo en algún dizque medio de comunicación.

Un presidente que no ve hacia al interior de su país, que no escucha los reclamos de los trabajadores y estudiantes, que no siente a su gente, no es un presidente de ningún país, es simplemente un estropajo del poder, que hace lo que quiere con su investidura que le entregó el pueblo que lo eligió.

Era notorio que el mensaje no tenía esencia, que cualquier robot actual le hubiera dado más espíritu, pero pronunciado por alguien que sólo aprendió a recibir y dar órdenes de acuerdo a la posición jerárquica que ocupe en su batallón, se escuchó más tedioso e inverosímil. Para él los peruanos son las cifras positivas de las grandes empresas, no el daño que causan a nuestro territorio y sus pobladores indígenas reales propietarios del Perú; es el hacer el menor gasto público tal como se lo ordenan sus amos del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional y para ello hay que imponer leyes que cortan todos los derechos laborales adquiridos en grandes gestas en las calles con un gran costo social.

Cree que con su beca 18 donde envía a sus exsoldados y familiares a estudiar está mejorando la educación; que imponiendo una reforma magisterial -que no cuenta con presupuesto- a la cual se allanó el sindicato “oficial” de docentes, y tuvo la desfachatez de anunciar que ha logrado incorporar a 248, 000 profesores -que ya estaban trabajando- está mejorando la calidad de la educación. ¡Que desubicado!

Que con sus programas sociales donde trabajan sus incondicionales recomendados por sus sátrapas congresistas, que hacen el ademán de convocatorias abiertas por concursos “transparentes” para dar cien o doscientos soles más, ya la clase media se ha elevado al 70 % por lo tanto se está acabando con la pobreza ni él se lo cree.

Se jacta que hay 8 500 millones de dólares más en inversión minera, lo que no dice para que es esa inversión sino es en sus maquinarias, insumos, pago de su seguridad privada, estatal y gente que trae del extranjero, menos dice aun cuanto de esa inversión reporta en ganancias para las arcas de esas empresas transnacionales, que dizque vienen apoyar la “lucha contra la pobreza” mediante sus inversiones. Estos gobiernos “republicanos” han replicado y aumentado geométricamente el saqueo colonial de hace V siglos.

De que política ambiental y cultural nos puede hablar este mayordomo, cuando mediante sus decretos y leyes entrega a las grandes empresas transnacionales extractivas, los territorios de las poblaciones indígenas y campesinas, que además son frágiles ecosistemas, nacientes de agua y cultura milenaria.

Dizque para acabar con la inseguridad ciudadana necesita más gendarmería, más presupuesto, cuando para lo único que los utilizan es para reprimir a sangre y fuego toda voz disidente, tenemos 29 muertos y más de 600 heridos en el actual gobierno del ex capitán “Carlos” cuantos más quieren que haya, gobernantes zombis, hienas sedientas de sangre, sempiternos de las repartijas ¿es que no les remuerde la conciencia?

A todo este le llama “crecimiento con inclusión social” “camino a la “Gran Transformación” cuando lo único que se vive es un gran descalabro, servidumbre, asesinato de la ética y moral, ignominia. Y para variar inicia su mensaje diciéndonos que estamos en uno de los momentos más importantes de nuestra historia, y nos pide que sigamos soportando este sistema caduco que se desmorona por donde se vea. Sólo en ello no falló, porque realmente es el momento histórico de acabar con este camino e iniciar la gran insurgencia por el camino de la desobediencia civil, donde el pueblo decida realmente sobre el futuro de su país, ahí tendrá realmente significado la palabra democracia.

*Mario Tabra Guerrero es presidente del Frente de Defensa del Medio Ambiente, la Vida y el Agro de Ayabaca. Fue perseguido, judicializado y sometido a torturas en el campamento minero de la ex minera Majaz (Río Blanco) por participar en una marcha pacífica en defensa de los bosques de neblina y páramos del alto Piura y que cumplen una función ecológica esencial para abastecer de agua a los valles de Piura. Un tribunal de Londres logró en 2011 que la empresa Monterrico Metals (accionista de Río Blanco, ex Majaz) indemnizara a los denunciantes por los daños sufridos.

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.