Servicios en comunicación Intercultural

Crece importancia de los DD.HH. y el consentimiento para viabilidad de proyectos

Servindi, 29 de abril, 2013.- Un informe de la organización internacional Oxfam destaca la importancia cada vez mayor que tiene para las empresa el considerar los derechos de los pueblos indígenas y en particular el consentimiento previo, libre e informado para la viabilidad de los proyectos  y así evitar millonarias pérdidas.

Se trata del documento: Índice sobre Consentimiento de la Comunidad. Posiciones públicas de compañías petroleras y mineras sobre el Consentimiento Previo, Libre e Informado, disponible en inglés, y que estudia las políticas públicas de 28 compañías petroleras y mineras.

La investigación anota que es probable que el cambio en las empresas en los últimos tres años se deba en gran parte a la intensificación de los conflictos sociales y a las controversias de los proyectos mineros, junto con las nuevas normas internacionales de crédito financieros establecidos para el sector privado por parte del Banco Mundial y la Corporación Financiera Internacional (CFI).

Cabe anotar que el compromiso total del Grupo del Banco Mundial para el sector de las industrias extractivas tiene un promedio de $ 910 millones de dólares por año durante los últimos cinco años fiscales.

Las empresas investigadas son: Inmet, Newmont, Río Tinto, Talismán, Xstrata, Anglo American, Marathon, AngloGold, Ashanti Occidental, Areva, Pluspetrol, Barrick Gold, Repsol, BHP Billiton, Shell, BP, Total, ExxonMobil, Freeport-McMoRan, Imperial Oil, Canadian Natural Resources, Chevron, ConocoPhillips, Goldcorp, Hess, Perenco, Statoil y Vale.

Emily Greenspan, asesora de políticas de Oxfam, sostiene que debido al impacto económico ahora las empresas se están dando cuenta que deben de abordar los crecientes riesgos asociados con obtener el consentimiento de la comunidad y mantener una licencia social.

Con la intensificación de los conflictos sobre la tierra, el agua y los minerales, las empresas tienen que trabajar con las comunidades para asegurar que tengan una voz significativa en la de toma de decisiones, y que los proyectos contemplen el respeto de los derechos humanos.

La investigación señala que el Consentimiento Libre Previo e Informado (CLPI) está considerado como un estándar de oro y está surgiendo como un principio de “prácticas óptimas” para el desarrollo sostenible.

El respeto al CLPI no solo reduce el conflicto sino que realza la legitimidad del proyecto, al exigir que las comunidades estén adecuadamente informadas sobre los proyectos extractivos.

Empresas adoptan respeto a los DD.HH.

Las compañías petroleras y mineras están aumentando sus compromisos establecidos con los derechos humanos. Cinco de las empresas encuestadas: Inmet, Newmont, Talisman Energy, Rio Tinto y Xstrata han expresado públicamente su compromiso explícito con el CLPI. En conjunto ellas tienen una capitalización de mercado superior a 180 mil millones de dólares.

Si bien sólo cinco de las compañías estudiadas se comprometen explícitamente al CLPI, veinte empresas han incorporado -directa o indirectamente- conceptos generales de apoyo de la comunidad o licencia social en sus posturas hacia actividades de desarrollo de proyectos.

El informe resalta que todas las compañías -con excepción de dos de ellas- se comprometen a respetar los derechos humanos, con frecuencia refiriéndose al Marco de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos.

Asimismo, de las 28 empresas analizadas, 23 se comprometen de manera pública a respetar específicamente los derechos de los pueblos indígenas. Aunque no son específicas respecto al tema del consentimiento de la comunidad.

Pérdidas millonarias

El documento sostine que los proyectos mineros pueden perder 20 millones de dólares cada semana debido a las demoras generadas por los conflictos sociales. Por ejemplo, en el 2005, Nigeria perdió hasta 800 mil barriles al día por la violencia en el Delta del Níger.

Durante el problema social en torno al proyecto Conga, Newmont sostiene haber tenido pérdidas aproximadas de 2 millones de dólares diarios durante los primeros días de las protestas locales que paralizaron sus operaciones.

Y en el proyecto Quilish, durante las dos semanas de protestas, el valor de las acciones de Newmont bajo en 7 por ciento.

Descargar el informe con un clic en el siguiente enlace:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario