Servicios en comunicación Intercultural

Niegan permiso para excavar supuesta tumba de Pachacutec en Machu Picchu

- La Dirección Regional de Cultura del Cusco declaró inviable proyecto presentado por ONG Inkari y antropólogo francés.

Servindi, 26 de febrero, 2013.- La Dirección Regional de Cultura del Cusco rechazó la solicitud presentada por la organización no gubernamental Inkari y el investigador francés Thierry Jamin, para excavar en la ciudad inca de Machupicchu los supuestos restos del Inca Pachacutec.

El organismo que dirige el antropólogo David Ugarte Vega Centeno concluyó que el Proyecto de Investigación Arqueológica presentado por la oenegé Inkari no cumple con las exigencias científicas ni metodológicas contempladas en el Reglamento de Investigaciones Arqueológicas.

La propuesta de Inkari es abrir un vano de acceso del Recinto 02, Sector II, Sub Sector E, unidad 03, del sector Urbano de la Ciudadela Inca de Machupicchu para acceder a unas cámaras y mausoleos que contendría los restos del Inca Pachacútec y tesoros.

Thierry Jamin sostiene que existen cámaras funerarias debajo de las edificaciones actualmente visibles de Machu Picchu, guiado por los hallazgos de unas puertas con caminos truncados por tierra y exploraciones subterráneas que revelarían metales escondidos.

Jamin afirmó que una turista le dio los primeros indicios de construcciones bajo tierra, al encontrar una puerta escondida en una pared de Machu Picchu. Tras este indicio, decidió hacer escaneos en tercera dimensión, los cuales asegura que son suficientes pistas para comenzar con la investigación.

En un comunicado difundido el domingo 24 de febrero la Dirección Regional de Cultura del Cusco señala además que los estudios técnicos, planos, gráficos, y evaluación estructural de la plataforma del recinto no detalla la ubicación ni los cortes u otros detalles técnicos.

“Ante una intervención esta omisión podría ocasionar una inestabilidad estructural y el colapso del recinto”, asegura la Dirección Regional de Cultura del Cusco.

Otra de las omisiones del proyecto es la carencia de una interpretación técnica y científica de las imágenes captadas sobre las cámaras captadas.

Según el historiador Donato Amado Gonzales esos espacios no constituyen de ninguna manera tumbas, cámaras o mausoleos. En sus construcciones los incas utilizaron una técnica denominada “caos lítico” que consistía en agrupar de forma irregular y desordenada piedras y rocas, dejando vacíos y espacios con mucha ventilación y abundante humedad.

Los incas optaron por colocar vanos y tapias a esos espacios como una solución constructiva, afirma la Dirección Regional de Cultura del Cusco.

David Ugarte Vega Centeno afirmó que el único interés de Thierry Jamin es encontrar tesoros ocultos (oro y plata), sin tener el mínimo conocimiento sobre conservación de una importante estructura arquitectónica que forma parte de un monumento considerado Patrimonio Mundial.

Los restos de Pachacutec

Las crónicas históricas del siglo XVI de Juan Diez de Betanzos, Pedro Sarmiento de Gamboa y Juan Polo indican que la tumba del Inca Pachacútec se encontraba en el sector de Toqocachi, actualmente barrio de San Blas, en el Cusco.

Entre 1561 y 1564 el virrey Conde de Nieva dispuso que los restos de diez incas fueran llevados al antiguo hospital de San Andrés en Lima.

Estos incas fueron: Huayna Cápac, Túpac Inca Yupanqui, Wiracocha, Yawar Huaca, Sinchi Roca, Inca Roca, Lloque Yupanqui, Cápac Yupanqui, Mayta Cápac y Pachacútec.

Posteriormente, en los años 1877, 1937 y 1962 se hicieron excavaciones en aquel hospital y el limeño Félix Hermoza Zúñiga, declaró dónde estaba la tumba del Inca Pachacútec. Sin embargo no se encontraron los restos.

Entre los años 2000 y 2004 se retomaron las investigaciones con los arqueólogos Teodoro Hampe y Bryan Baver, quienes tampoco pudieron encontrar la tumba.

Algunas referencias:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario