Recuerdos de Popayán

Por Jorge Agurto

10 de diciembre, 2012.- Fueron solo seis días que visité Popayán, en particular la sede de la Universidad Autónoma Indígena Intercultural (UAII), en cuyo campo se desarrolló el Foro Nacional de Comunicación Indígena. Pero los recuerdos son muy gratos y profundos, y deseo compartir algunas imágenes tomadas rápidamente de la ciudad que me acogió con cariño, al igual que los amigos y amigas que conocí o volví a encontrar para continuar tejiendo relaciones de amistad y compromiso social.

El Puente del Humilldero es uno de los atractivos turísticos de la ciudad y un lugar donde se celebran encuentros culturales y realizan conciertos y recitales al aire libre. Las numerosas actividades masivas han puesto en alarma sus cimientos, según han alertado diversos observadores, más aun si carece de una estructura de metal que lo sostenga.

Construido en 1873 lleva el nombre de "Humilladero" porque una falla en el terreno obligaba a la gente subir la cuesta de forma inclinada, agachando la zabeza, desde el barrio El Callejón (hoy barrio Bolívar) hacia el centro de la ciudad.

En en el lugar existen dos puentes, uno muy pequeño, llamado "De la Custodia" o "Puente Chiquito", por donde transitaban los esclavos e indígenas y el otro grande o principal reservado para la realeza y los hacendados que tiene un estilo romano y posee 240 metros de longitud.

Los conquistadores españoles fundación la ciudad de Popayán sobre un territorio gobernado por el Cacique Payán, jefe del pueblo indígena que habitaba el área alrededor del monte hoy conocido como cerro de la Eme o de las Tres Cruces.

La importancia política de Popayán se explica en parte porque en estas pródigas tierras afincaron los dueños de las minas de oro de Barbacóas y el Chocó, quienes con sus riquezas crearon haciendas y construyeron enormes casonas y templos.

El puente del Humilladero consta de doce arcos de medio punto, siendo los centrales más anchos que los restantes. Durante mucho tiempo fue una de las entradas principales de la ciudad. Por éste ingresaron los ejércitos libertadores durante la gesta de la independencia.

Su genial diseño y la robustez de su construcción le han permitido salir incólume de numerosos movimientos telúricos propios de la región considerada una zona de alto riesgo sísmico. Sin embargo, el trajinar sobre él, los eventos masivos que se realizan y la falta de un adecuado refuerzo estructural vienen haciendo mella en el mismo.

Diálogo con Apolinar Mauna

Don Apolinar Mauna, servidor de limpieza a quién encontramos en plena faena de limpiar el famoso puente. Escuche un breve diálogo con don Apolinar con un clic en el siguiente enlace:

- Diálogo con Apolinar Mauna (descargar con un clic derecho en el enlace y elegir guardar como)

Carantanta, un típico bocadito o pasaboca frito que resulta del pegado que deja en la paila el proceso de elaboración de la masa de maíz con la que se hacen las tortillas. Otras de las delicias de Popayán es el caldo batido, el sancocho de gallina, los tamales y las empanadas de pipián, y entre los aderezos el delicioso ají de maní.

Poco antes de partir hacia el aeropuerto de Cali un pasacalle por la plaza principal de Popayán nos brindó la oportunidad de apreciar la diversidad cultural y la sensibilidad humanista y ambiental de los estudiantes de la Fundación Universitaria de Popayán.

Pasacalle por el 30 aniversario de la Fundación Universitaria de Popayán (FUP)

Licenciatura en Educación Básica con énfasis en Artística (Lebea)

Sábado, 1 de diciembre 2012

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.