Servicios en comunicación Intercultural

Bolivia: Ponen en duda transparencia de consulta y rechazan creación de regimiento ecológico

Foto: ABI Agencia

Servindi, 13 de agosto, 2012.- El Día Internacional de los Pueblos Indígenas no motivó mayores celebraciones en la población del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) que se opone a la creación de una carretera que dividiría el área que habitan en dos.

Tras homenajes aislados que no incluyeron un mensaje de parte del presidente Evo Morales este 9 de agosto, los indígenas que se oponen a la construcción de la vía reafirmaron su posición y desmintieron la versión del gobierno respecto a la consulta que se lleva adelante.

Según el ministro de Obras públicas, Servicios y Viviendas de Bolivia, Vladimir Sánchez, hasta el momento se ha consultado a 25 comunidades del TIPNIS y de todas ellas solo una, San Miguelito, se ha pronunciado en contra de la construcción de la carretera Villa Turani – San Ignacio de Moxos, eliminando la condición de intangibilidad en la reserva natural.

Por su lado el exviceministro de Tierras, Alejandro Almaraz, ratificó las denuncias hechas por el periódico digital Bolpress que advierte que a finales del año 2011, se habrían registrado intensas actividades de cultivo ilegal de hoja de coca y fábricas de cocaína en el Polígono 7.

Comunidades desmientes versiones oficiales sobre consulta

El pasado fin de semana, en Cochabamba, el mandatario advirtió que de las comunidades consultadas -hasta ese momento 23- todas se habían pronunciado a favor de la construcción de la vía, aunque sin precisar a qué organizaciones pertenecen las comunidades consultadas.

Sobre este punto Fernando Vargas, presidente de la Subcentral TIPNIS, señaló que la consulta solo se ha venido aplicando a las comunidades del Consejo Indígena del Sur (Conisur) y a las poblaciones que apoyan al directorio paralelo de la Subcentral Sécure que es afín al Movimiento Al Socialismo (MAS), partido político del Jefe de Estado.

El dirigente precisó en este sentido que las comunidades del sector norte del TIPNIS, que afilia su organización y donde existe una resistencia contra el proceso que nunca fue concertado, solo se ha consultado a la comunidad de San Miguelito y no a las demás pese a que el proceso ya lleva dos semanas.

Lo que estaría detrás de la ejecución de la vía

Las hipótesis en torno a la causa que está llevando al gobierno a concluir lo antes posible con la consulta se vienen tejiendo desde hace meses. Una de ellas fue señalada por el exviceministro de Tierras, Alejandro Almaraz, quien relacionó la persistencia del gobierno en este tema con el crecimiento de cultivos ilegales de hoja de coca.

Para relacionar lo que significaría la construcción de la vía con la labor de los cocaleros se basó en un informe del ministro de Gobierno, Carlos Romero, que le hizo llegar a Morales Ayma sobre este crecimiento y el registro de fábricas de cocaína en el Polígono 7, región del Chapare.

“No veo en qué modo el Gobierno puede negar que el modo más directo y de fuerte impacto que tendría la carretera sería la expansión de estos cultivos de coca”, advirtió a un medio local.

El batallón ecológico de Evo

Un anuncio que ha despertado polémica y que nació del propio presidente es la creación de un batallón ecológico para realizar tareas de control y evitar que los productores de coca extiendan sus cultivos hacia el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure.

El regimiento estará conformado principalmente por jóvenes de los pueblos chiman, yuracaré y trinitario-mojeño que serán capacitados por las Fuerzas Armadas, la misma que hará su ingreso al parque en pocas semanas cuando esté lista la infraestructura necesaria.

Sin embargo, la medida que permite la instalación de bases militares dentro del TIPNIS ha sido desestimada por los indígenas de tierras bajas como Ángel Yubanore, secretario de Justicia de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob).

Éste sostiene que los habitantes de la reserva ecológica saben administrar los recursos que existen en el parque y remarcó que el gobierno busca concretar la construcción de la carretera para que los cocaleros del trópico cochabambino puedan acceder a nuevas tierras y ampliar sus cultivos.

Piden que no queden impunes agresiones a IX Marcha

En la comunidad de Gundonovia indígenas del lugar condicionaron el ingreso de una comisión de la representación del Defensor del Pueblo en el Beni para observar la consulta.

Las autoridades del departamento del Beni pidieron que primero el Defensor del Pueblo haga público un informe sobre las investigaciones que se dan en torno a las agresiones que sufrió la IX Marcha, las que incluyeron vejaciones a su ingreso al municipio de San Ignacio de Moxos.

Un representante de la comunidad sostuvo que el informe debe referirse a los hechos que no permitieron su ingreso a la Plaza Murillo en La Paz y los actos de represión que se dieron en este lugar en el que fueron víctimas mujeres, niños y ancianos de parte de los uniformados.

Un hecho que llamó la atención y que provocó denuncias de persecución de dirigentes del TIPNIS fue el anuncio que hizo el ministro de Obras Públicas y Viviendas, Vladimir Sánchez, quien informó a los medios de la orden de captura que pesaba contra estos líderes.

Entre ellos se contaban Fernando Vargas, uno de los líderes principales de las etnias del TIPNIS, además de Fernando Moye y Marcial Fabricano. El hecho días después fue desmentido por el propio Sánchez quien admitió su error al hacer el anuncio.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario