Servicios en comunicación Intercultural

Brasil: Avistan indígenas aislados cerca a construcción de hidroeléctricas

Izquierda: En el 2008 antes de la construcción de hidroeléctrica de Jirau. Derecha: Inicio del hormigonado en diciembre de 2009.

Servindi, 9 de enero, 2012.- Indígenas en aislamiento voluntario fueron localizados por la Fundación Nacional del Indio (Funai) cerca a las áreas de trabajo donde se construyen las hidroeléctricas de Jirau y San Antonio, en el río Madera (Madeira).

El grupo vive en el territorio indígena Katauixi/Jacareúba, en el Amazonas, entre los municipios de Lábrea y Canutama, cerca al límite fronterizo con Rondonia.

Los territorios de los aislados comienzan unos 30 kilómetros más allá de las áreas de construcción de las represas, pero debido a la presencia y acción del hombre, se han visto obligados a adentrarse aún más dentro del bosque tropical amazónico.

No es la primera noticia sobre el impacto social y ambiental por la construcción de las centrales hidroeléctricas en la Amazonía.

En la construcción de Jirau, se han detectado formas de trabajo esclavizado. La Constructora BS, contratada por el consorcio Energía Sustentable del Brasil (Enersus), fue incluida en la última actualización de la “lista sucia” del trabajo esclavo, publicada el 30 de diciembre de 2011.

La información fue inicialmente anunciada en el blog de la Coordinación Regional de Madera, de la Funai, pero fue retirada sin aviso. El texto llegó a ser divulgado por el twitter oficial de la C.R. Madera y había circulado por la Internet.

El asunto causó preocupación entre activistas y organizaciones indígenas, entre ellos Pedro Portella, de la ONG Video en las Aldeas, quien escribió llamando la atención acerca de la gravedad del caso. El diario A Crítica publicó el reportaje sobre la expedición que identificó a los indígenas aislados.

En el 2008, Rogerio Vargas Motta, coordinador del Frente de Protección Etnoambiental de Madera, grupo de la Funai que hizo la localización de los indios, advertía del riesgo de la ejecución de grandes proyectos en áreas tan próximas a los territorios indígenas.

Como parte del informe “¿El fin de la selva? La devastación de las Unidades de Conservación y Tierras Indígenas en el Estado de Rondonia”, del Grupo de Trabajo Amazónico, él escribió que “existen todavía referencias de ocho grupos indígenas aislados en Rondonia” y que “dos de esos grupos están seriamente amenazados por la construcción de las hidroeléctricas de San Antonio y Jirau en el río Madera”.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario