Servicios en comunicación Intercultural

México: Estudio de genoma amerindio podría revelar origen de la diabetes

Servindi, 2 de setiembre, 2011.- El estudio de los genomas de amerindios podría ser la clave para comprender problemas de salud como diabetes y obesidad en México, afirmó la doctora Marta Alicia Menjívar Iraheta, investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Menjívar sostuvo el sistema de salud debe considerar el genoma amerindio de la población mexicana antes de tomar cualquier medida respecto a los medicamentos o intervenciones de salud.

La además coordinadora del posgrado en Bioquímica Clínica de la Facultad de Química de la UNAM, dijo que la prevalencia de la diabetes en México evidencia que la población del país es más susceptible de desarrollar dicha enfermedad.

Esta susceptibilidad, podría estar asociada al medio ambiente, a la dieta o al estilo de vida sedentaria, sin embargo, indudablemente tiene un componente genético, puesto que también se presentan muchos casos en comunidades aisladas.

La investigadora indicó que estudios de genética revelan que los mexicanos tienen un 70% de componente genético indígena, 25% de caucásico, y 5% de africano.

Por ello es que debemos dirigir los esfuerzos al estudio de los 62 grupos indígenas que existen en México, para conocer la genómica de las poblaciones y así hacer intervenciones positivas, dijo la experta.

La investigadora informó que, junto a colaboradores, ha trabajado en el estudio de la comunidad mazahua en Jaltepec, Estado de México, una comunidad que sugiere “pureza étnica”.

Mediante pruebas de grupo sanguíneo y de antígenos de histocompatibilidad (para conocer el parentesco de las personas) se comprobó que la comunidad mazahua tenía, efectivamente, un componente de pureza muy elevado, de modo que se puede estudiar el genoma indígena mexicano desde ellos.

Por otro lado, se reveló que la población mazahua tiene un componente caucásico, a diferencia de los demás grupos étnicos del planeta.

Los genes y la diabetes

De momento, Menjívar colabora con el Hospital Juárez tomando muestras sanguíneas de personas con aparición temprana y tardía de diabetes y de personas mayores de 60 años que presenten antecedentes familiares de diabetes.

El equipo de investigación de Marta Menjívar ha estudiado genes que participan en el funcionamiento del páncreas, para conocer el fondo genético de la diabetes.

El gen factor hepatocítico nuclear 4 alfa, es uno de los primeros relacionados con la diabetes, y la mutación del mismo, conocida con T130I, ha sido relacionada con la diabetes entre población japonesa y danesa.

Entre la población estudiada en el Hospital Juárez, se encontró la mencionada mutación en un número elevado de casos, con una mayor frecuencia que en otras poblaciones del mundo.

La misma mutación (T130I) fue encontrada en la población indígena no diabética, en una frecuencia elevada, - a excepción de la población yaqui. Esto podría sugerir según los especialistas, una de las razonas de la aparición de diabetes en el mestizo mexicano.

El propósito de los estudios de Menjívar es contribuir a una ciencia aplicada. Conociendo el etnosoma, el fondo genético, señaló, que será posible estudiar cómo los más sensibles y desprotegidos de la sociedad responden a un tratamiento.

"No sólo se detecta cuál es el origen de los genes relacionados con la diabetes, sino que también se puede hacer una contribución a la población indígena", sostuvo Menjívar.

Con este enfoque ya se viene trabajando en Chimalhuacán, estado de México. En la región se hará una caracterización de la población y posteriormente una intervención alimenticia, conociendo el fondo genético, señaló.

“Si bien la diabetes no es fruto únicamente de la genómica de una persona, hay que tomar toda la historia de la persona, desde la programación fetal hasta el medio ambiente y factores como el estrés y el tipo de vida que lleva”, declaró la especialista.

“El conocimiento genómico, sin duda, contribuirá a un mejor tratamiento de esta enfermedad", añadió.

Por otro lado, la especialista manifestó estar segura de que en la próxima década las personas podrán conocer su propio genoma y de tal forma advertir a qué enfermedades es susceptible.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario