Servicios en comunicación Intercultural

Bolivia: Denuncian asalto, saqueo y destrucción de la sede de los pueblos indígenas de Santa Cruz

La Coordinadora de Pueblos Étnicos de Santa Cruz (CPESC) denuncia la brutal agresión a su sede institucional por parte de los traficantes de tierras, latifundistas y esclavizadores de" indígenas, por el Prefecto, alcalde y comités cívicos quienes se oponen a las autonomías territoriales indígenas "sin subordinación a ningún nivel autonómico" contenida en la Nueva Constitución Política.

Asalto, saqueo y destrucción de la sede de los Pueblos Indígenas de Santa Cruz, Bolivia

La directiva de la CPESC, que representa los pueblos indígenas del departamento de Santa Cruz, denuncia a la opinión pública nacional e internacional el asalto, saqueo y destrucción casi total de nuestra sede, ubicada en esta ciudad, a manos de funcionarios de la Prefectura del Departamento, miembros de la Unión Juvenil Cruceñista y vándalos contratados por el Comité Cívico Pro Santa Cruz, la Alcaldía Municipal de Santa Cruz y el Prefecto del Departamento.

A las 12:30 del jueves 11 de septiembre de 2008, llegaron en varios vehículos y camionetas aproximadamente 40 jóvenes dirigidos por los señores Fernando Chiqueno, Carmelo Justiniano, Antonio Surubí, Amalio Siyé y otra mujer, en vehículos de la Prefectura del Departamento y la Alcaldía Municipal.

Al grito de "autonomía departamental", derribaron el portón trasero de entrada de las oficinas de la organización y destrozaron todo lo que encontraron a su paso. Saquearon computadoras, muebles, equipos de computación, equipos de grabación y musicales, ropas y enseres. Después con los documentos y los muebles hicieron una gran fogata incendiándolo todo. Una vez dentro del edificio, la noche del viernes 12, robaron las puertas, ventanas, protectores y destruyeron por completo todos los techos de las oficinas.

El asalto, saqueo y destrucción de nuestra oficina fue ejecutado por las mismas personas quienes horas antes se habían apoderado de las infraestructuras de nuestra organización nacional, CIDOB, que dista a 100 metros de la CPESC.

Quienes asaltaron nuestras oficinas son mandados y pagados por los traficantes de tierras, latifundistas y esclavizadores de hermanos indígenas y por el Prefecto, alcalde y comités cívicos, quienes se oponen a nuestra histórica demanda posicionada en la Nueva Constitución Política: Las autonomías territoriales indígenas -sin subordinación a ningún nivel autonómico- que tiene carácter irrenunciable pues es la base de nuestra liberación como pueblos.

La CPESC es la organización de este departamento que de manera firme e inclaudicable ha mantenido los principios del movimiento indígena de Bolivia, cuestionando los sectores de poder y sus fuentes de explotación y acumulación desmedida de tierras en perjuicio de nuestros pueblos. Fue además quien denunció sistemáticamente las violaciones a los derechos humanos de hermanas y hermanos campesinos, indígenas y sectores sociales urbanos.

Planteó y liderizó la histórica "Marcha por Asamblea Constituyente y los Recursos Naturales" en 2002, cuando caminamos 37 días desde Santa Cruz hasta La Paz. Trabajó y presentó una propuesta ley de convocatoria a la Asamblea Constituyente y elaboró una propuesta consensuada con todos los sectores sociales de texto constitucional, recogido en gran medida por la Nueva Constitución Política del Estado, aprobada por la Asamblea el 9 de diciembre de 2007 en Oruro.

La sede de la CPESC, que tiene más de 20 años, fue construida con el esfuerzo de nuestros hermanos, la ayuda de la Cooperación Internacional y la donación de instituciones amigas, quienes siempre nos apoyaron y se había constituido un símbolo puesto que desde allí partieron varias marchas históricas de los pueblos indígenas de las tierras bajas de Bolivia.

Frente a todos estos hechos vandálicos y violatorios de los derechos humanos de los pobladores del Oriente, particularmente indígenas, campesinos y urbanos que están sucediendo en toda nuestra región:

Denunciamos:

1. Al Prefecto del Departamento de Santa Cruz, Rubén Costas, al Alcalde de Santa Cruz de la Sierra, Percy Fernández y al Presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, Branko Marinkovic, por ser autores intelectuales y financiadores de estos hechos vandálicos, propiciar la destrucción de nuestras oficinas y desplegar la persecución y amenazas de muerte contra nuestros dirigentes.

Exigimos de parte de la Fiscalía del Distrito el inmediato enjuiciamiento y sanción de las mencionadas personas por ser los directos responsables de la ola de violencia desatada en nuestro Departamento.

2. A los señores Fernando Chiqueno, Carmelo Justiniano, Antonio Surubí, Amalio Siyé, por ser los autores materiales de estos actos reprochables y humillantes para el movimiento indígena de Bolivia y del mundo, para quienes exigimos su procesamiento penal, e inmediata detención preventiva por parte de la Fiscalía del Distrito y la Policía Nacional.

3. Un plan de apoderamiento del Departamento de Santa Cruz y la región del Oriente e instalación de un sistema racista, esclavista y separatista, que incluye la toma por la fuerza de las instituciones públicas en la región, la supresión de la libertad de expresión y organización y la creación de una supuesta base social ficticia, donde la CPESC y la CIDOB.

Declaramos:

1. Que, la destrucción de nuestra casa no ha afectado nuestra convicción absoluta y total de que el enemigo está en vísperas de la derrota y que el movimiento indígena de Santa Cruz y Bolivia se prepara para luchar por sus demandas históricas, en el marco de la democracia, la tolerancia y el respeto a los Derechos Humanos.

2. Que el Estado Nacional debe tomar todos los recaudos para garantizar la vida y la seguridad de nuestros dirigentes, puesto que las autoridades regionales constitucionalmente responsables de ello, están involucradas directamente en la violación de nuestros derechos.

Resolvemos:

1. Intimar a los usurpadores y destructores de nuestras oficinas la devolución inmediata de las mismas a la brevedad, para evitar cualquier afectación a las personas que se encuentren en él.

2. El estado de movilización general de todas nuestras comunidades para defender el Estado de Derecho en el Departamento y continuar la lucha por nuestras demandas históricas contenidas en la Nueva Constitución Política del Estado, aprobada en Oruro el 9 de diciembre de 2007, para lo cual se debe convocar el Referendum dirimidor sobre la tierra y el aprobatorio final del texto constitucional.

Santa Cruz de la Sierra, Bolivia,  14 de septiembre de 2008

---

Comunicado de la CIDOB

Al Pueblo Boliviano, al Pueblo Cruceño, a la Comunidad Internacional

Los dirigentes indígenas de la CIDOB legítimamente elegida por las 11 organizaciones regionales en la Gran Asamblea de los Pueblos Indígenas, que representamos a los 34 pueblos que vivimos en el Oriente, Chaco y Amazonia Boliviana en 7 departamentos de Bolivia denunciamos:

Las acciones de violencia generadas desde el día miércoles 10 de septiembre contra de nuestra casa grande (instalaciones) y la dirigencia de la Confederación Nacional de Pueblos Indígenas, cometidos por ex dirigentes indígenas expulsados del movimiento indígena acompañados por grupos delincuenciales, que en franca actitud de violencia y avasallamiento, terminaron asaltando las instalaciones de nuestra casa grande de los indígenas, mancillando a compañeros, agrediéndonos y golpeándonos en nuestra propia casa.

Estos grupos vandálicos han agredido a mujeres dirigentes, a niños y niñas hijos de dirigentes, y han amenazado de muerte a los miembros de la Dirección Nacional.

Denunciamos a la opinión pública que entre la turba de violentos fueron identificados como cabecillas a José Urañavi, Carmelo Justiniano, Amalio Siye, Ignacio Urapuca y David Pérez, actuales funcionarios de la Prefectura de Santa Cruz.

Estos traidores del movimiento indígena con sus aliados vándalos buscan negar el derecho de nuestros pueblos a las autonomías indígenas, nuestra dirigencia está unida en la lucha por nuestros derechos como pueblos, y si bien han tomado nuestras instalaciones y nuestra casa, no son dirigentes de nuestro pueblo, pues todos sabemos que el papel que están jugando es de viles mercenarios.

Hacemos conocer que la dirigencia de la CIDOB se encuentra reunida desde la clandestinidad, desde donde estamos actuando legítimamente como los dirigentes y líderes del movimiento indígena, llamamos a nuestros pueblos a no dejarse confundir y ratificamos nuestra responsabilidad en la conducción de nuestras luchas.

Reiteramos nuestra vocación de vivir con paz y dignidad.

Responsabilizamos por estos actos al Prefecto de Santa Cruz y de la dirigencia Cívica, tanto del asalto de nuestras instituciones y de las amenazas a nuestros dirigentes.

---

Manifiesto del Gran Pueblo Chiquitano

Los últimos acontecimientos violentos en contra de las Oficinas de la Coordinadora de los Pueblos Étnicos de Santa Cruz (CPESC) y la Confederación de los Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB), y el avasallamiento delincuencial de los esbirros del Comité Cívico de Santa Cruz y la Prefectura del Departamento encabezados por los extranjeros separatistas Rúben Costas y Branco Marincovick, han llegado a su límite de la tolerancia y hacen que el sentido de sobrevivencia y furia del Pueblo Chiquitano renazca para combatir a brazo partido por su Territorio, dignidad y Autonomía Indígena, ante la pretensión de los terratenientes de Santa Cruz, que en su frustración y desesperación de perder privilegios y grandes extensiones de tierras, buscan con ayuda de algunos medios de comunicación convulsionar el país, comprando la conciencia de algunos de nuestros hermanos con el afán de dividir nuestras organizaciones; utilizando a personas discapacitadas para enfrentarnos entre bolivianos y con ello atentar contra nuestros derechos plasmados en la Nueva Constitución Política del Estado.

Producto de estos vandálicos hechos producidos en contra de las Instalaciones del CIDOB y CPESC en la ciudad de Santa Cruz, la Organización Indígena Chiquitana (OICH), máxima organización matriz del Gran Pueblo Indígena Chiquitano, ha resuelto de manera decidida y militante los siguientes puntos:

Primero.- Ratificar nuestra consecuencia y lucha inquebrantable para defender los resultados del proceso constituyente, el cual ha recogido nuestras demandas históricas en el nuevo texto constitucional construidos por los sectores sociales de Bolivia, ¡¡¡para que nunca más volvamos a ser esclavos, ni sirvientes de los grupos de oligarcas y terratenientes de Santa Cruz que hoy se encuentran desesperados y enloquecidos por mantener sus privilegios y enriquecimientos ilícitos producto del Contrabando, Narcotráfico y tráfico ilegal de tierras!!!

Segundo.- Comninar al Presidente Evo Morales Ayma a cumplir con la Constitución y las leyes de la República, tratados y convenios Internacionales de protección a los derechos de los pueblos Indígenas; aplicando de manera inmediata medidas Constitucionales de conservación y preservación del orden público y, por ende, la protección inmediata de nuestros Territorios y Recursos Naturales. (Art.8 inc.a); Art. 111 de la CPE); ante las amenazas de grupos delincuenciales, violentos y fascistas que obedecen a las instrucciones de Rubén Costas y Branco Marincovick, fieles cachorros del Imperio Norteamericano que pretenden lograr con sus propósitos divisionistas luto y dolor en nuestras familias negando toda forma de institucionalidad al Estado Boliviano.

Tercero.- Comvocar a todas las Centrales, Sub Centrales, Organizaciones de Base, dirigentes y hermanos habitantes de las comunidades del Gran Pueblo Chiquitano a estar alerta y si fuera necesario a resistir con valentía y consecuencia la posible ocupación y/o destrucción de nuestra Casa Grande donde funciona nuestra mayor Organización (OICH), principal valuarte e instrumento de lucha para la defensa de nuestros derechos y la preservación de nuestros Territorios y recursos naturales.

Cuarto.- Declarar y ratificar el estado de alerta, emergencia y vigilia, como pueblo indígena Chiquitano, hasta que el Gobierno nacional garantice con sus acciones la preservación del orden público en todo el territorio nacional; protegiendo nuestras organizaciones, nuestro territorio y recursos naturales, tomando las acciones legales para encarcelar a los separatistas y sediciosos del Comité Cívico y Prefectura de Santa Cruz.

Quinto.- Advertir a las Autoridades Cívicas y Prefecturales del departamento de Santa Cruz que los territorios indígenas titulados y en proceso de saneamiento más sus recursos naturales son intocables, irreversibles e imprescriptibles.

Sexto.- Tomar acciones legales para establecer las responsabilidades ante los saqueos, allanamientos, robo y destrucción de los bienes del Estado Boliviano, procesando en primera instancia a Rubén Costas y Branko Marinkovick y toda su banda delincuencial como responsables de delitos penales y sediciosos en contra del Pueblo Boliviano quienes al presente continúan impunemente atentando contra la integridad y existencia de nuestro país.

Séptimo.- Expulsar al Embajador de los Estados Unidos Philip Goldberg por la intromisión descarada en los asuntos internos de nuestro País, promoviendo el Separatismo e instigando las protestas violentas, siendo en el pasado un experto en alentar conflictos separatistas como lo hizo cuando se encontraba de embajador en el Estado de Bosnia durante la guerra separatista de los Balcanes, ocasionando miles y miles de muertos.

Octavo.- Nos solidarizamos con la lucha de todos nuestros hermanos Indígenas de nuestros País, que durante décadas han sido sometidos a formas de explotación y violación permanente de sus derechos sin ninguna protección por parte del Estado Boliviano y que hoy al igual que ayer vivimos nuevamente la intolerancia, el racismo y la violencia de grupos fascistas amparados en la Prefectura y el Comité Cívico de los Departamentos de Santa Cruz, Pando, Beni, Chuquisaca y Tarija.

Noveno.- Nos solidarizamos con los heroicos compañeros campesinos asesinados por grupos fascistas en una emboscada en el Departamento de Pando; por lo que conminamos al Estado Boliviano a investigar y encarcelar a los autores materiales e intelectuales de estos hechos que enlutan a las mayorías empobrecidas de nuestro País.

Décimo.- Convocamos a todos los sectores sociales, que demuestran valentía y consecuencia en la defensa de nuestros derechos como sectores excluidos; a que se pronuncien por la defensa y continuidad del proceso de cambio que compromete a todo el Pueblo Boliviano.

Santa Cruz, Concepción, 12 de Septiembre de 2008

---

Fuente: Agradecemos el envío de la información al Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (CEJIS)

Calle Alfredo Jordán Nº 79 (entre Avenida Landívar y Calle Ingavi, una cuadra antes del segundo anillo)

Ciudad de Santa Cruz de la Sierra - BOLIVIA Teléfono (591-3) 353-2714 www.cejis.org

Director Ejecutivo: Leonardo Tamburini

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

hola soy raul de capital federal de argentina por fabor si me pueden ayudar estoy vuscando una amiga de los estado unidos se llama maya tiene 21 años perdi su contacto es estudiante estudia la cultura de bolivia mi coreo es [email protected] mi telefono es 011-4585-4470

Añadir nuevo comentario