Internacional: El cambio climático golpea a América Latina

Agroinformación, 30 julio 2008.- La caída al agua de los gigantescos trozos de hielo que se desprenden de los glaciares en el extremo sur de Chile y Argentina maravilla cada año a miles de turistas, pero también es otra dramática prueba del efecto del calentamiento global en América Latina.

Aunque el aporte latinoamericano a la emisión de gases de efecto invernadero, que se asocia al aumento en la temperatura promedio global, es de sólo de un 10%, la región es altamente sensible a las consecuencias del cambio climático y es una realidad palpable desde México hasta la Patagonia.

Retroceso de glaciares, pero también la extensión de zonas desérticas y mayor potencia de eventos como huracanes, dan cuenta de un fenómeno creciente, que también incluye la migración de la biodiversidad hacia áreas más frías en las cordilleras o hacia el sur del continente.

Recientemente, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), con sede en Santiago, alertó que los escenarios climáticos a futuro indican que la vulnerabilidad podría incrementarse, de continuar el creciendo el deterioro de los sistemas naturales de la región.

La Comunidad Andina de Naciones (CAN) ha estimado que el cambio climático podría ocasionar pérdidas por unos 30.000 millones de dólares anuales o un 4,5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) a sus cuatro países miembros, Colombia, Perú, Ecuador y Bolivia, a partir del 2025.

"Creemos nosotros que, de la mano de los cambios en el sector primario, se va a generar una cadena de repercusiones que llegan hasta las finanzas públicas," dijo el director de la División Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de CEPAL, José Luis Samaniego.

"Es una situación de pérdidas crecientes que, por su gradualidad, pueden ser poco perceptibles a menos que ocurran de modo súbito o simultáneo," añadió el especialista, quien citó, como ejemplo, la ocurrencia cada vez más frecuentes de huracanes de mayor potencia en el Caribe, afectando al turismo.

Amenaza en el mar. El derretimiento de los milenarios glaciares en la Cordillera de Los Andes en América del Sur y de los cascos polares está contribuyendo a un aumento en el nivel del mar, que provocaría un amplio espectro de trastornos en la biodiversidad y geopolítica latinoamericana.

Gustavo Nagy, oceanólogo uruguayo e integrante del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) de Naciones Unidas, dijo que el grupo estima un aumento de 70 u 80 centímetros en el nivel del mar, como valor medio para fin de siglo.

"Para tener una idea, los humedales, donde la mitad de las aves migratorias que hay en el Uruguay posan sus patas en algún momento de su vida, desaparecen con 25 centímetros más de agua. Estamos hablando de algo que nosotros mismos podemos llegar a ver, no nuestros nietos," dijo Nagy.

"No hay que hablar de cosas que pueden pasar a largo plazo, sino que van a pasar en los próximos 10 ó 20 años, como el aumento de la vulnerabilidad al dengue en el norte de Uruguay en el 2020 y de fiebre amarilla en el 2040 ó 2050, por ejemplo, si se sigue al ritmo que se está acelerando en los últimos años el aumento de temperatura," añadió.

En Venezuela, el director general de Cuencas Hidrográficas del Ministerio del Ambiente, Rodolfo Roa, enumeró la subida del nivel del mar y el alejamiento de las costas de las sardinas, uno de los peces más consumidos, como algunos de los factores más vulnerables.

El aumento del mar podría también afectar geopolíticamente. La pequeña y llana Isla de Aves, en el Mar Caribe, le da al país un extenso territorio marítimo.

Tema que no puede esperar. Los especialistas coinciden en que los Gobiernos latinoamericanos deben actuar ahora con medidas que permitan una adaptación al cambio climático ya que, de esperar, el costo será cada vez mayor.

"La visión que se ha popularizado del problema es la de que tenemos que cambiar la matriz energética y tenemos que emitir menos, que sin duda es el problema global, pero para América Latina el verdadero problema es la adaptación al cambio climático," dijo Samaniego.

Entre esas medidas se destacan el favorecer la creación de seguros que permitan al sector privado protegerse de los riesgos vinculados al cambio climático y la adopción de un marco institucional adecuado.

"En Chile central y en el norte es donde se están observando mayores cambios y es donde pueden tender a desaparecer, en particular, los glaciares pequeños," afectando los cauces de los ríos en una zona árida o semi árida del país, dijo Andrés Rivera, glaciólogo e investigador del privado Centro de Estudios Científicos.

Pero incluso más al sur, donde existen enormes glaciares, el calentamiento está dejando su huellas y es el caso de los hielos más famosos de Chile: San Rafael. "El glaciar San Rafael es el que llega al nivel del mar más cerca del Ecuador de todo el planeta y ha tenido un retroceso de unos 14 kilómetros en los últimos 130 años," dijo el especialista Rivera.

----

Fuente: Agroinformación

Escucha nuestro podcast


Comentarios (2)
Abrahám R. Arag... (no verificado) Sáb, 02/08/2008 - 19:36
Es trascendental que denunciemos a los grandes causantes de este gravÃsimo problema, los paÃses industrializados, básicamente EEUU, es una pena que se siga destruyendo nuestro planeta solamente porque los grandes transnacionales quieran seguir acumunlando mas riqueza. Queda elocuente que al capitalismo no le interesa un comino tanta desgracia, cuantos nillones de años necesitarán para gastar tanto dinero.
msk (no verificado) Mar, 26/08/2008 - 18:22
interesante
AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.