México: La tala ilegal, un negocio que al año genera 4,200 millones de pesos

Por Angélica Enciso L.

El programa Cero Tolerancia no ha dado resultados en Michoacán –primer lugar donde el presidente Felipe Calderón lo puso en marcha en 2007y las denuncias de tala ilegal que se realizan son ignoradas por los gobiernos, lo cual deja en riesgo a los defensores de los bosques, que viven amenazados de muerte por los talamontes, señalaron Manuel Sánchez, del ejido La Mesa, e Isidro Baldenegro, de Chihuahua y premio Goldman.

En el foro Tala ilegal en México, Héctor Magallón, de Greenpeace, informó que este ilícito genera al año entre 5 millones y 7 millones de metros cúbicos de madera, el equivalente a un mercado que va de los 3 mil millones a los 4 mil 200 millones de pesos.

Advirtió que no sólo el medio ambiente es afectado por la tala, sino que, valiéndose de amenazas, corrupción y violencia física, las bandas de talamontes intentan acallar las voces que denuncian y señalan a quienes destruyen el medio ambiente.

Los más vulnerables a esta violencia son justamente los que tratan de retomar el control de los recursos forestales para beneficio de su comunidad, poniendo un alto a los que talan en beneficio personal sin importar el daño al medio ambiente y las comunidades.

En esta situación se han encontrado Rodolfo Montiel, Teodoro Cabrera, Felipe Arriaga, Albertano Peñaloza, Isidro Baldenegro, Ildefonso Zamora y su hijo Aldo Zamora Gómez, este último asesinado.

La madre de Aldo Zamora, Modesta Gómez, ayer pidió justicia ante el crimen cometido contra su hijo el 15 de mayo de 2007: los asesinos siguen libres, por eso pedimos que se persiga a los talamontes y se aplique la ley.

Ahí, también estuvo Isidro Baldenegro, quien entre 2002 y 2003 estuvo preso durante 15 meses luego de defender los bosques de su comunidad, en Chihuahua. Aseguró que a su localidad no ha llegado el programa Cero Tolerancia, y en comunidades como Colorada la Virgen el problema aún continúa, pues la población resiente la inseguridad que deja esa actividad.

Se ha pedido a las autoridades que no den permisos de aprovechamiento forestal, porque los bosques se están acabando, pero el cacique tiene un permiso hasta 2020 y la deforestación sigue. Añadió que ninguno de los tres niveles de gobierno actúa como debe ser. Desde hace 20 años se ha presentado demanda tras demanda y no hay nada, estamos en peligro si se sigue talando.

Manuel Sánchez, del ejido La Mesa, que está dentro de la reserva de la biosfera Mariposa Monarca, del lado de Michoacán, indicó que enfrentan problemas con talamontes, y aunque se han presentado nombres e información sobre ellos al gobierno, éste no actúa. Agregó que por la defensa que ha hecho de los bosques está amenazado de muerte por un talador, Juan Sánchez.

Consideró que Cero Tolerancia no ha existido en la Monarca. Cerca de Angangueo y el Polvorín hay policías federales, pero los talamontes actúan frente a ellos.

Fernando Díaz, asesor de San Juan Atzingo, estado de México –donde asesinaron a Aldo Zamora–, indicó que en 2007 sí se vieron acciones de Cero Tolerancia en la zona, pero este año no ha habido nada.

----

Fuente: La Jornada

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.