Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Pueblo Kukama saca los colores al Estado peruano y a Pluspetrol (dibujos)

Por Miguel Angel Cadenas y Manolo Berjón*

14 de marzo, 2011.- Más niños que adultos del Marañón dibujan las consecuencias del derrame de petróleo del 19 de junio de 2010. Deslizadores potentes y helicópteros fueron ampliamente dibujados. En los relatos de Santa Rita de Castilla varar el transtur ha sido un elemento fundamental. Hay que explorar estas narrativas si queremos entender las dinámicas que genera.

© Parroquia Santa Rita de Castilla

© Parroquia Santa Rita de Castilla

Ministro de Energía y Minas: “Es un monto muy pequeño [400 barriles de petróleo, siempre cifras de la Pluspetrol, ¿se lo creen?]. En realidad, comparado con lo ocurrido en el Golfo de México, es una cosa muy pequeña que no debe ser motivo de alarma”, afirmó Pedro Sánchez en diálogo con Canal N.

Dedicado al Ministro de Energía y Minas

© Parroquia Santa Rita de Castilla

Los niños quieren dibujar cosas bonitas, pero solo pueden hacerlo con un río contaminado.

© Parroquia Santa Rita de Castilla

Dedicado al encargado de turismo de Loreto. Para que los gringos vengan a ver “bufeos”: delfines que son reflejo de los propios gringos en el espejo kukama.

© Parroquia Santa Rita de Castilla

Esos polvos “biodegradables” que echan al río, dicen que eran “absorbentes”. La duda, más que razonable, que eran precipipantes para fondear el petróleo en el río. “Polvos” más dañinos que el propio petróleo.

© Parroquia Santa Rita de Castilla

© Parroquia Santa Rita de Castilla

Las aguas de los ríos de la Amazonía son de “uso industrial”, pero la gente toma agua del río, lava, se baña… en el río. ¿De dónde, si no?

© Parroquia Santa Rita de Castilla

© Parroquia Santa Rita de Castilla

Esperando lluvia

Puede parecer surrealista, pero en mitad de la Amazonía la gente espera la lluvia para poder recoger agua en baldes para tomar. Eso, que pudiera ser visto como algo normal, genera un choque cultural grave.

Para los kukama el agua de lluvia genera reumatismo, coto (bocio) y comezón. A sabiendas de estas consecuencias el pueblo kukama ha preferido tomar esta agua de lluvia al agua del río, al cual están acostumbrados por miles de años.

No toda la lluvia es peligrosa, pero cuando llueve despacio, con sol y el arco iris, los kukama consideran que es la “orina de la boa”, la más peligrosa de todas las aguas de lluvia.

Es fácilmente deducible que esto provoca malestar, desazón, ansiedad, angustia… que destruye la buena vida y es fuente de patologías mentales. Sin embargo ni el Ministerio de Salud es capaz a ver esta desazón cultural.

Agradecemos a las personas que han colaborado con los dibujos. Tenemos muchos más. Si alguien desea verlos u organizar alguna exposición puede ponerse en contacto con nosotros. Saludos a todos.

Padre Miguel Angel Cadenas, Parroquia Santa Rita de Castilla

Padre Manolo Berjón,  Parroquia Santa Rita de Castilla

---

Agradecemos el envío a Leonardo Tello Imaina.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario