Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Indígenas Hárakmbut sufren efectos del cambio climático

Dirigente Jaime Corisepa. Foto: Fenamad

Servindi, 9 de diciembre, 2010.- Los efectos del calentamiento global como el calor y el frío extremos, amenazan seriamente la vida de los pobladores del pueblo Harákmbut, quienes además han visto diezmada su población debido a las enfermedades y plagas venidas del exterior.

La etnia Harákmbut, de unos 5 mil habitantes, se encuentra localizada en la región peruana de Madre de Dios, en la frontera con el Brasil.

Sus precarias viviendas han sido construidas en las orillas de los ríos Colorado, Madre de Dios e Yshire. Su alimentación se basa principalmente en la actividad pesquera y en la recolección de frutos.

El dirigente de la Federación Nativa del Río Madre de Dios y afluentes (FENAMAD), Jaime Corisepa, dijo que “este año las lluvias fueron escasas y los ríos tuvieron poca agua, por lo que no hay muchos peces y el calor es más fuerte".

“Antes de ser contactados en el año 1940 por los padres dominicos, la población de los Harákmbut llegaba a los 30 mil habitantes, ahora en cambio no pasamos de los 5 mil habitantes” dijo.

El ingeniero agrónomo Emerson Bocanegra, consejero regional de Madre de Dios, indicó que desde hace unos años la temperatura en Puerto Maldonado -la capital regional- ha cambiado de manera sustancial.

“Antes en época de calor se llegaba a los 37 grados y en invierno a los 22 grados, ahora el calor sobrepasa 40 grados y el frío los 10 grados, provocando neumonía y males bronquiales", puntualizó.

"Los más afectados son los niños de las comunidades nativas, agrarias y sectores pobres de la periferia de la ciudad", agregó.

Bocanegra señaló que el incremento de los deslizamientos, sequía y heladas en la Amazonía "nos demuestran que los suelos de nuestras regiones amazónicas son muy frágiles y vulnerables a la presencia del cambio climático".

Minería y Extracción forestal los desplazan

Dos de los más grandes problemas que agravan la situación de los indígenas son la presencia de inmigrantes que vienen de los Andes en busca de tierras, y los mineros ilegales que llegan a esta región rica en oro.

Según el Ministerio del Ambiente, unas 30 mil personas trabajan en la minería informal en la región de Madre de Dios, que produce 16 toneladas de oro al año, con un valor de 1.200 millones de dólares y contamina el medio ambiente con 32 toneladas de mercurio anuales.

Corisepa dice que entre los inmigrantes hay traficantes de madera que devastan los bosques. "Cuando llegan las lluvias hay deslizamientos arrasando nuestras viviendas. Nos están arrinconando, sacándonos de nuestros ríos para quedarse con nuestras tierras".

La Defensora del Pueblo, Beatriz Merino, señaló en julio pasado que el "Perú pierde anualmente un promedio de 150.000 hectáreas de bosques a causa de la deforestación y su posterior degradación".

Aunque Perú es percibido generalmente como un país andino, en realidad es sobre todo amazónico. Cerca de dos tercios de su territorio son selváticos. De los 6 millones de kilómetros cuadrados de la Amazonía, 780.000 se encuentran en Perú.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario