Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Comunidad de Cuninico vive una situación insostenible

Para los habitantes de las comunidades del Marañón, en la época de lluvias caminar dentro del río es tan normal como hacerlo por una acera. Foto: Antonio López Díaz

Servindi, 11 de diciembre, 2015.- La comunidad nativa de Cuninico, en Loreto, afronta una situación insostenible que pone en peligro la vida de varios de sus miembros. Esto a raíz del daño ocasionado por un derrame de petróleo ocurrido el año pasado y ante el cual el Estado ha tenido, y sigue teniendo, una actuación bastante cuestionable.

Así se desprende del reportaje publicado por el diario español El País esta semana, en el que se muestra cómo los incumplimientos del Estado empujan al pueblo indígena Kukama, que habita la citada comunidad, a vivir en condiciones extremas.

Cuninico, junto a otras comunidades vecinas, sufrieron a mediados del 2014 la contaminación de sus aguas producto de un derrame de petróleo.

El vertido se dio debido a que las tuberías que transportan petróleo de la selva a la costa y que están bajo la responsabilidad de la empresa estatal Petroperú, se encontraban en mal estado. Hecho que fue constatado por el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin).

En total se derramaron más de 47 mil litros de crudo. Desde entonces la población ha visto cambiar su vida de forma negativa. Lo que pescan no sirve para su propio consumo y menos para la venta. Ni que decir de la salud de hombres, mujeres -algunas gestantes- y niños afectados por los elementos best online casino tóxicos que contiene el petróleo.

"El agua no se puede beber, no sirve para cocinar, la pesca está contaminada, cada vez aparecen más casos de enfermos con alergias, cólicos, diarreas. Se encuentran desatendidos y sin apoyos", se lee en el reportaje.

Una de las razones de por qué habiendo pasado tanto tiempo el daño persiste, tendría que ver con el método usado para la limpieza. La empresa encargada de esta tarea uso sustancias que, básicamente, hacen que los elementos tóxicos del crudo se asienten en el fondo del agua.

Otra razón, según se lee en el reportaje, se sustenta en la actuación del Estado, bastante cuestionable en su momento, que no abordó con seriedad el tema de la limpieza inmediata y completa de la zona. El nivel de negligencia fue tal,  que se usaron a menores de edad para realizar esta tarea.

No obstante, un hecho grave que no se puede dejar pasar es que se han hecho estudios al agua y a la población, cuyos resultados, en algunos casos, no se conocen.

Petroperú dio por concluida la limpieza de la zona en diciembre de 2014. Sin embargo, hasta hoy se siguen registrando casos de comuneros enfermos y de vegetación dañada. Muy pronto con el inicio de la época de lluvia los remanentes de petróleo resurgirán. Eso es lo que hoy teme más la población.

Según información recogida por el medio español, todas las mañanas aparecen manchas de crudo en las puertas de las casas de los kukamas. Increiblemente la empresa justifica diciendo que se trataría de aceite vegetal.

Puede leer el reportaje completo de El País haciendo clic en el siguiente enlace:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario