¿Será éste el último Tinkuy?

Foto: Andina

Por Wilfredo Ardito Vega

16 de setiembre, 2015.- En estos días, 148 niños de sexto grado de primaria están viviendo una experiencia que marcará sus vidas. Ellos pertenecen a diecisiete pueblos indígenas y juntos con tres delegaciones de niños afroperuanos y dos grupos de niños de habla castellana de Piura y La Libertad están participando en el Tinkuy o encuentro de saberes, que organiza el Ministerio de Educación.

Para todos los pequeños participantes, el Tinkuy es una experiencia vital y por momentos abrumadora de conocer otros idiomas y culturas. Los primeros momentos son naturalmente de desconcierto e incertidumbre frente a lo desconocido, pero luego van surgiendo lazos de amistad y compañerismo.

Creo que muchos adultos peruanos necesitaríamos participar en un Tinkuy similar, donde pudiéramos intercambiar ideas y experiencias con aquellos compatriotas que nunca vemos en nuestra vida cotidiana y respecto a los cuales, a veces, solamente existen estereotipos y prejuicios. Ayudaría mucho a comprender mejor el país y a reconocer que nuestra cultura y nuestro idioma son solamente uno en un país tan diverso.

Por ahora, los únicos adultos que tienen esta experiencia privilegiada son los profesores bilingües que acompañan a los escolares. Algunos de ellos, como los que vienen de comunidades secoyas o ikitus han tenido que viajar varios días para llegar hasta Iquitos y tomar un avión hasta Lima.

Como en años anteriores, los niños amazónicos, andinos y afroperuanos participarán en sesiones en Huampaní y compartirán sus experiencias en diferentes colegios nacionales y particulares de Lima. También visitarán la playa, el Palacio de Gobierno y el Parque de las Aguas.

Quizás, ocupados normalmente en dar malas noticias, los medios de comunicación decidan difundir el encuentro y de esta manera más gente conocerá su experiencia.

Sería bueno, también, que difundieran que en los últimos cuatro años, el Ministerio de Educación ha realizado una labor extraordinaria en materia de educación bilingüe intercultural. Se han elaborado millares de materiales educativos en idiomas indígenas.

Hasta el año pasado, eran libros de lectura o matemática destinados a primaria, pero ya se empezaron a elaborar para colegios secundarios. Para todo ello, el Ministerio también promueve la estandarización y oficialización de los alfabetos indígenas en coordinación con los diferentes pueblos. Se ha elaborado también una serie de libros sobre cultura afroperuana.

De la misma forma, en los institutos pedagógicos bilingües, cerrados durante el gobierno de Alan García, centenares de jóvenes se preparan para ser los nuevos profesores bilingües de sus comunidades.

El MINEDU no es lo único sector del Estado que ha venido haciendo esta labor: el Ministerio de Inclusión Social, MIDIS, le da especial énfasis a los materiales en idiomas indígenas dirigidos a los padres de familia cuyos hijos participan en programas como Qali Warma y Cunamás.

Otro programa del MIDIS que aborda esta problemática es Pensión 65, a través del proyecto Saberes Productivos, que incentiva a los adultos mayores para compartir sus conocimientos ancestrales con niños y jóvenes.

Muchos beneficiarios de Pensión 65 ahora difunden idiomas que parecían en peligro de extinción, como el jaqaru y el kukama (cocama). Ayer mismo se realizó una reunión en Sepahua (Ucayali) para promover el uso de los idiomas que se hablan en dicha comunidad: yine, nahua, matsiguenga, asháninka, amahuaca y yaminahua (Sepahua es una comunidad particular, donde se hablan todos esos idiomas).

Por su parte, el Ministerio de Cultura ha organizado ya ocho cursos para intérpretes y traductores de idiomas indígenas. El último, que concluyó hace unos días en Quillabamba (Cusco), estuvo dedicado especialmente a aquellos participantes que podían tener más dificultades para viajar a Lima. Hace un mes, además, el Ministerio creó el Registro Nacional de Intérpretes y Traductores de Lenguas Indígenas u Originarias.

Paralelamente, otras instituciones también se ocupan del tema lingüístico: RENIEC viene emitiendo actas de nacimiento, matrimonio y defunción en jaqaru y awajún y ha publicado tesauros (listados de nombres) en esos idiomas y en quechua. Está pensando también elaborar un manual especial para la atención del público en diferentes idiomas indígenas como los que ya existen para la Policía Nacional y el Poder Judicial.

Pese a todos estos avances, aún estamos lejos de otros países que reconocen ampliamente su diversidad lingüística. En Bolivia, miles de funcionarios han aprendido quechua o aimara en los últimos meses, en cumplimiento de las normas estatales. La televisión privada boliviana tiene noticieros en ambos idiomas, que muestran la problemática nacional e internacional. En el Ecuador, la página oficial de noticias del gobierno está en castellano y quichua.

El lunes 21 podrán ver a los niños del Tinkuy en el Campo de Marte, para la feria abierta al público que se realizará. Les recomiendo asistir, porque no se sabe si estas actividades se realizarán el próximo año, cuando exista un nuevo gobierno y quizás el Ministerio de Educación tenga otra orientación.

Esperemos que sí, y más bien el Estado asuma el reto de buscar más Tinkuy en nuestra sociedad. La mayoría de adultos peruanos lo necesitan.

Además…

  • La reapertura del Museo de Arte de Lima (MALI) es uno de los principales acontecimientos culturales del año. Los jueves, el ingreso es gratuito de 3pm a 7pm.
  • La Casa de la Literatura Peruana logró reparar el centenario reloj de la fachada de Desamparados.
  • RENIEC decidió aceptar que los indígenas amazónicos puedan aparecer en los documentos de identidad con su pintura facial propia de su cultura. Algunos funcionarios en años anteriores habían considerado que esto distorsionaba las fotografías, pero se ha comprendido que se trata de su identidad étnica y cultural.
  • Las Naciones Unidas decidieron asumir los principios andinos de Ama Sua, Ama Llulla y Ama Quella. Aunque surgieron hace siglos en el Perú, quien los presentó fue el gobierno boliviano.
  • Hablando de Bolivia, allí se discute sobre la posible sanción administrativa para las prácticas racistas, dado que hasta el momento el Ministerio Público y el Poder Judicial no han sido eficaces.

Aporte y comentarios:

  • Eso de Chapa tu Choro es la lumpenización de la vida cotidiana. ¿En qué vamos a acabar si esto no se para con entereza? (Una vecina de Miraflores). Curiosamente, con los sicarios, los extorsionadores o los políticos corruptos nadie se mete. Con el que roba un celular en cambio saltan enfurecidos (WA).
  • Debe destacarse dos cosas: la deshumanización de tanto del ajusticiado como del verdugo y en segundo lugar, y la falta de valentía de los que enfrentan a los choros para enfrentar de manera pacífica pero organizada a los delincuentes de cuello y corbata, ¿Por qué no somos capaces de organizar marchas pacíficas llamándoles la atención a nuestros malos gobernantes? (Un comentario en el Facebook).
  • En poco más de una semana ocurrieron en mi entorno cercano diferentes hechos. Primero, asaltaron a mi cuñada y la jalonearon por el piso quedando lastimada, pues es una señora muy mayor. Dos días después, a mi novia le sucedió lo mismo, a unos metros de su casa, aunque esta vez le pusieron un cuchillo en el cuello quedando en shock.

Todo esto en Abancay, Apurímac. Y en Lima, por esos mismos días, asaltaron a mi hermana en una combi, golpeándola porque ella intento resistirse, ya que le habían robado dos veces los meses pasados sus documentos, celulares y dinero. De remate, también en Lima, a un amigo que vive a unas cuadras de mi casa, lo molieron a golpes solo por no tener nada que robarle, enviándolo al hospital.

Todos estos casos obviamente se denunciaron a la PNP pero sin ningún resultado. Entiendo plenamente que la deshumanización está a la base de la "justificación" de la gente que alienta la política de la venganza y la revancha.

No obstante, cuando a uno le ocurren estas experiencias, vivimos una experiencia límite que te mueve entre el ser parte de esta especie de revancha social y la necesidad de la serenidad para conducirte de otra manera.

Eso me pasó a mí y no fue fácil porque incluso parte de mi familia y allegados me acusaban de "idealista". Un mes después, tu reflexión la comparto plenamente, pero estoy casi seguro que hace pocas semanas, quizá solo hubiera dicho: "Como a ti no te pasa, puedes decir lo que quieras".

Ojala el Estado y la sociedad innovemos en formas más creativas y no violentas de frenar y acabar con esta oleada de crimen y violencia. De lo contrario esta deshumanización puede volver con la fuerza que tuvo durante la violencia política y eso nos ahondaría más como sociedad sin valores y sin respeto por la vida (Enver Quinteros).

Entre el optar por el "roba pero hace obra" al aplaudir el "chapa tu choro", hay una lamentable coherencia interior más inconsistencia de la praxis (Un comentario en el Facebook).

Las manos de los otros

Debo confesar que tengo dos madres. Una de ellas es mi mamá biológica, aquella que hacía (y aún hace) largas horas en la oficina por lograr que mis hermanas y yo tuviéramos un futuro.

Desde mi breve experiencia de padre primerizo, sé que no debe ser fácil ni sencillo el dejar a tus hijos y salir a trabajar. Después del fin de semana apapachado con mi hija, los lunes son una tortura. Sólo quiero regresar a casa y estar con ella y mi esposa.

Más cada cual hace los sacrificios que tiene que hacer y busca alternativas.

Así, a mis 20 días de nacido, llegó mi Mamiña. Clara Herminia es su nombre real, pero en nuestra casa el Miña (de Herminia) se fusionó con el Mamá y nació mi Mamiña. Sí, mía. Mis hermanas dicen que de ellas también, pero yo reclamo prioridad y preeminencia.

Ella es quién me enseñó el amor del día a día. Ese que entra por el estómago con el lonche a las 4pm. El de los botones remendados. El de los abrazos largos cuando llegaba triste del colegio. Ella es y fue mi mamá, pues me nutrí de su forma gentil y devota de ser. Su bondad natural se volvió parte de mí, un norte que casi por instinto he seguido siempre.

Ahora que mi propia hija va creciendo, esas escenas se repiten. Nos acompaña Carmen, la querida y buenísima Carmencita. Yo recién la conocí hace un par de años, a través de mi esposa, pues apoya en la casa de sus papás algunos días de la semana. Entonces empezó a apoyarnos a nosotros también. Primero un día. Después dos. Ahora tres a la semana.

Cuando coincidimos en casa me quedo mirando cómo es ella con mi hija. Le canta. La toca muy suavemente. Le sonríe. Carmen es una persona cariñosa con todos, desde mi esposa, pasando por las mascotas y ahora la bebe.

Pienso en cuántas Carmencitas y Mamiñas hay en nuestra Lima. Algunas que trabajan 6 días a la semana cama adentro, sin horario establecido (porque cama adentro no es servicio 24 horas al día), sin horas extras, sin seguro ni vacaciones ni CTS, sin ver a sus hijos (quienes las resentirán siempre, aunque ellas se hayan roto el lomo por ellos...lo sé de primera mano).

Son personas tan valiosas que me arde ver cómo muchas veces las deshumanizamos. No sólo no les reconocemos sus derechos laborales, si no que en nuestro imaginario social son personas de segundo nivel. ¿Cuántas veces has visto que alguien postea en Facebook que busca "chica"?. No buscamos persona.

No buscamos señora. No buscamos siquiera mujer. Buscamos "chica" y no porque necesariamente estemos pretendiendo que sea una persona joven. Usamos ese término porque es diminutivo, peyorativo y lo hemos interiorizado así cómo sociedad. Una sociedad que cuando no es racista, es clasista.

¿Alguna vez han visto la película Ray, sobre el músico ciego Ray Charles? Hay una escena que explica todo claramente. Están Ray y Quincy Jones (el gran productor de Michael Jackson) hablando sobre la segregación racial en el sur de Estados Unidos.

Entonces Quincy le dice: "En el sur un hombre negro siempre será un "chico" (boy) aunque sea un viejo." Lo mismo es acá: “chica” o “muchacha” son las palabras deshumanizantes que ubican a la otra persona en nuestra forma de ver el mundo. No es uno igual a nosotros, es un otro inferior que puede seguir siendo "la chica" a los 50 o 60 años de edad.

Cuando me presentaron a Carmencita, no fue como "la Sra. Carmen Trujillo". Fue sólo como "ella es Carmencita". Yo, que tengo estas cosas muy claras, empecé a llamarla señora Carmen. Ella misma se sentía extrañada. "No, en la cocina no se come, siéntese aquí a mi lado en la mesa. ¿Cómo está su nieta Zoe? ¿Le cuesta llegar ahora que han arruinado Barranco?"

Poco a poco nos fuimos conociendo y ahora ya es Carmencita, con cariño. Son sus manos la extensión de las mías. Tres veces a la semana mi hija aprenderá de ella la dulzura y el cariño. También el respeto, el orden y a obedecer. Ella la adorará y quién sabe hasta mamá Carmencita le dirá. Eso hablará bien no sólo de ambas sino también de nosotros, que como padres haremos hasta lo imposible para que nuestra familia sea feliz. Nuestra familia que incluye a Carmencita, sin lugar a dudas.

Las manos de otros son las nuestras en ausencia. Tus hijos aprenden respeto y humanidad de cómo tratas tú a los que se dan a tu servicio. La clase de persona que tus hijos serán está determinada por la clase de persona que hoy eres. (Moisés Góldez).

La frase W:

Conocer el Perú es todavía uno de los principales retos para los peruanos.

Escucha nuestro podcast


Comentarios (2)
Rufino Chuquimamani (no verificado) Jue, 17/09/2015 - 12:19
"Eso que michi importa" ¿ninkichikchu? ¿Imaraykutaq kay qillqasqakunatari mana kutichimunkichikchu? "Sapanka 5mantaqa 1 yachachiqmi, Iskay simipi, iskay kawsaypi yachachin" nispataq kay kikin willakuqpi nimurqankichikqa" ¿Maytaq chay yachachiqkunapas, especialistakunapas? ¿Imaraykutaq mana runa siminkupichu qillqamunku? ¿P'inqakunkucha í? Icha manachu ¿yachankupas? Arí. chay "tinkuykunaqa" manam 4 watallaraqchu rurakuchkan, may ñawpaq watakunañam rurakun, yaqachus 2005 watakunamantaraq, ichaqa, ¿imaraykutaq 6 ñiqin wawakunallapaqri? Chayllapichu Fiesta de promociontapas, runa simimanta, runap kawsayninmanta t'aqanakuyta rurapunku? Secundariapi kaspari, ¿imaraykutaq manaña Iskay simipi, iskay kawsaypi yachachinakuy kapunñachu? ¿P'inqakuymantach i? Icha, ¿manañachu atikapunpas? Icha, ¿Ministeriochu manaña atipunpas? Yachananchikpaq, mayqan simipipas, imamantaña rimaypas atikullanmi; chaymi runa simikunap kallpanqa. Chay tinkuykunapiqa sapanka wawapas rikuchinanmi kaykunata allin yachasqanta; - Runa siminpipas, kastilla simipipas allin rimasqanta, allin uyarisqanta, allin qillqasqanta, allin ñawinchasqanta; kaqtaq allin yuyaychakusqantapas. - Rikuchinallantaqmi tayta mamanpa kawsaynin yachasqantapas, huk llaqta runakunap yachaynintapas; kaqtaq llaqtanpa yachachiynintapas, huk llaqtakunap yachachiynintapas; chaymi allinqa kanman, chaypim qullqinchik allin tukusqanchiktaqa yachasunchikman, hukkuna ruayqa yanqam, yukakuyllam, llullakuyllam. Chay uma qillqasqapi rimachkanhinapas, qillqasqakunaqa yapapas achka rurakamun, ichaqa ¿yachachiqkuna chay qillqasqakunawan llamk'ayta yachankuchu? ¿Chay qillqasqakunawanchu llamk'achkanku? ¿Maypi? Wakin yachay wasimanqa yaqapas chay qillqasqakuna chayan, ichaqa ¿wawakuna chay qillqasqakunawanchu llamk'achkanku? Achka wataña kaqllata uyarini, chayri, ¿maytaq chay wawakunap qillqasqanpas, rimasqanpas? Rikuchiwaychik, ¿maypitaq, hayk'aptaq imallatapas qillqarqanku? Icha, ¿qammanchus sapa kuti qillqasqankuta apachimusunkiku? Ñuqaqa kayhina qillqasqakunallatam rikuni:
en el espacio (no verificado) Vie, 18/09/2015 - 20:12
cuando surgieron esos principios no existian Perú ni Bolivia, ¿que falta mencionar?
AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.