Servicios en comunicación Intercultural

¿Quién responde por la epidemia en el pueblo Nanti?

- Gobierno desplegó plan para ampliar la explotación del lote 88 sobre reserva para pueblos en aislamiento y contacto inicial a pesar de incrementar los riesgos para la salud de población Nanti. ¿Quién responde por este genocidio?

Por Jorge Agurto

Servindi, 29 de abril, 2015.- Una epidemia de tos ferina o tos convulsiva viene causando la muerte de numerosos niños de la población indígena Nanti, en situación de contacto inicial, que habita dentro de una reserva territorial para pueblos en aislamiento.

La epidemia estaría afectando al cien por ciento de los nanti que habitan en los pobladores de Sagondoari, Marankeato y Montetoni.

Por lo menos la epidemia habría cobrado la vida de diez niños y algunos adultos, informó la organización amazónica Aidesep. Asimismo se registran decenas de bebes contagiados en una creciente expansión que amenaza con dejar sin niños a esta etnia indígena.

Tres madres y tres bebes nanti -dos mujeres y un varón- fueron trasladados de emergencia a Lima. Ellos se encuentran en los hospitales Dos de Mayo e Hipólito Unanue. Se supo que otros enfermos graves no aceptaron salir de su zona al ver que sus demás familiares están muriendo.

El sábado 25 de abril una delegación de doctores viajó a las comunidades de Montetoni y Marankeato y estaba pendiente llegar a la comunidad de Sagondoari.

Descubrimiento de la situación

La situación devastadora fue descubierta casualmente por funcionarios del Ministerio de Educación que visitaron al pueblo Nanti para realizar un Diagnóstico Socioeducativo y Sociolingüístico y se hallaron con la macabra realidad.

Durante su estadía en la comunidad de Montetoni murieron dos niños, uno llamado Isaías de 4 años y un bebé de 9 meses.

La situación es tan grave que siete infantes fueron trasladados por emergencia en helicóptero al Centro de Salud de la Comunidad de Camisea y además tres bebés viajaron a Lima acompañados de sus jóvenes madres.

Antecedentes

Cabe destacar que el Análisis de Situación de Salud (ASIS) del Pueblo Nanti del Alto Camisea destacó con enfasis la extrema vulnerabilidad biológica de la población Nanti y el riesgo latente de transmisión de enfermedades "que pueden adquirir carácter epidémico con consecuencias imprevisibles entre la población en aislamiento." (pag. 161)

A pesar de ello el gobierno y la empresa desplegó una estrategia creando una serie de condiciones de hecho favorables a la expansión de la actividad extrativa de hidrocarburos dentro del área de la Reserva Territorial Kugapakori Nahua Nanti y Otros.

Parte de las acciones fue "poner en boca de aquellos segmentos que se encuentran en situación de contacto inicial (...) una serie de demandas que son interpretadas a la conveniencia de los gestores".

Así lo advierte el informe La batalla por los Nanti. Intereses y discursos superpuestos a favor de la extinción de la Reserva Territorial Kugapakori Nahua Nanti y Otros, publicada en abril de 2014 por el Centro de Políticas Públicas y Derechos Humanos Perú Equidad.

Entre las supuestas demandas prioritarias de la población Nanti estaba la solicitud de documentos nacionales de identidad (DNI) lo que les facilitaría acceder al Sistema Integral de Salud (SIS).

Ello ocasionó que el Viceministerio de Interculturalidad autorizara el ingreso de personal del sector Cultura y del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC) para proporcionar DNI, que como ahora se puede comprobar no les ha servido para brindarles una adecuada cobertura de salud.

Ollanta Humala en Montetoni, localidad Nanti. Foto: Andina

El afán de mostrar a los Nanti como población cada vez menos aislada o más contactada llevó a que el propio Ollanta Humala, presidente de la República, acompañado de ministras de Estado y de la viceministra de Interculturalidad visitaran Montetoni, llevando regalos como cunas plásticas, frazadas y otros enseres como un gesto de contacto directo y atención pública.

Tos ferina o tos convulsiva

Es una enfermedad bacteriana altamente contagiosa que ocasiona una tos violenta e incontrolable que puede dificultar la respiración. A menudo se escucha un sonido "convulsivo" profundo cuando el paciente trata de inspirar.

Se trata de una infección de las vías respiratoria altas, causada por las bacterias Bordetella pertussis. Es una enfermedad grave que puede afectar a personas de cualquier edad y causar discapacidad permanente en los bebés e incluso la muerte.

Cuando una persona infectada estornuda o tose, pequeñas gotitas que contienen la bacteria se mueven a través del aire, y la enfermedad se propaga fácilmente de una persona a otra. La infección generalmente dura 6 semanas, pero puede durar hasta 10 semanas.

Síntomas

Los síntomas iniciales, similares a los del resfriado común, en general se presentan aproximadamente una semana después de la exposición a la bacteria.

Los episodios graves de tos comienzan alrededor de 10 a 12 días más tarde. En los niños, la tos a menudo termina con un "estertor", sonido que se produce cuando el paciente trata de tomar aire. Este estertor es raro en pacientes menores de 6 meses de edad y en adultos.

Los episodios de tos pueden llevar al vómito o a una breve pérdida del conocimiento. Siempre se debe pensar en la posibilidad de tos ferina cuando se presenta vómito con tos. En los bebés, los episodios de asfixia y de pausas largas en la respiración son comunes.

Pruebas y exámenes

El diagnóstico inicial generalmente se basa en los síntomas. Sin embargo, cuando los síntomas no son obvios, la tos ferina puede ser difícil de diagnosticar. En bebés muy pequeños, los síntomas en cambio pueden ser causados por neumonía.

Para estar seguro, el médico puede tomar una muestra del moco proveniente de las secreciones nasales y enviarla al laboratorio, en donde es examinada en búsqueda de tos ferina. Aunque esto puede ofrecer un diagnóstico preciso, el examen, algunas veces, y el tratamiento usualmente se inician antes de que los resultados estén listos.

A algunos pacientes se les puede hacer un conteo sanguíneo completo que muestra grandes cantidades de linfocitos.

Tratamiento

Los antibióticos, como eritromicina, pueden hacer desaparecer los síntomas más rápidamente si se inician bien temprano. Infortunadamente, la mayoría de los pacientes reciben el diagnóstico demasiado tarde cuando los antibióticos no son muy efectivos. Sin embargo, los medicamentos pueden ayudar a reducir la capacidad del paciente para diseminar la enfermedad a otros.

Los bebés menores de 18 meses requieren constante supervisión, ya que la respiración puede detenerse temporalmente durante los ataques de tos. Los bebés con casos graves se deben hospitalizar.

Los jarabes para la tos, los expectorantes y los antitusígenos por lo general no sirven y NO se deben utilizar.

Expectativas (pronóstico)

En los niños mayores, el pronóstico generalmente es muy bueno. Los bebés tienen el mayor riesgo de muerte y requieren un control cuidadoso.

Fuente: Medline Plus: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001561.htm

---

Información relacionada publicada en Servindi:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario