Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Seguridad jurídica de territorios indígenas es clave para adaptación climática

Ibis Fernández (Cumbre de los Pueblos), Plinio Pizango (COICA), Antolín Huáscar (Pacto de Unidad) y Gladis Vila (ONAMIAP)

- Estado debe ser coherente en sus políticas y no debe soslayar participación indígena y de la sociedad civil en la gestión de programas climáticos.

Servindi, 26 de marzo, 2015.- Ningún programa o política sobre cambio climático será real y efectivo si no se garantiza la seguridad jurídica de los territorios de los pueblos indígenas fue el mensaje clave expuesto por líderes indígenas en un evento de balance de las cumbres climáticas.

Se trata del Conversatorio “Balance de la COP20 y desafíos hacia la COP21 desde la visión de los pueblos indígenas” realizado el martes 24 de marzo, promovido por la Organización Nacional de Mujeres Indígenas y Amazónicas del Perú (ONAMIAP) con la asociación Derecho, Ambiente y Recursos Naturales (DAR).

El evento congregó a un nutrido público interesado en conocer la agenda climática luego de la COP 20

El evento contó con la participación de funcionarios públicos, representantes de los pueblos indígenas y movimientos sociales, quienes coincidieron en la necesidad de caminar juntos y juntas hacia la COP21 y contar con una estrategia a largo plazo en el Perú para enfrentar el cambio climático.

Advirtieron que un desafío inmediato es garantizar un proceso participativo y transparente en la construcción de las contribuciones nacionales.

Los representantes de los pueblos indígenas y los movimientos sociales coincidieron en señalar las contradicciones entre el discurso del Estado peruano, que fue anfitrión de la COP20 realizada en diciembre pasado en Lima, y las políticas de fomento de la inversión privada que vulneran el medio ambiente y los derechos colectivos.

Huáscar denunció las incoherencias de la política ambiental del gobierno que da un paso adelante y varios hacia atrás

Antolín Huáscar, presidente de la Confederación Nacional Agraria (CNA) y coordinador del Pacto de Unidad de las Organizaciones Indígenas del Perú, manifestó su rechazo a normas expedidas por el actual gobierno que afectan derechos de los pueblos y el medio ambiente.

Citó la nefasta Ley 30230, el Proyecto de Ley 3941 enviado por el Ejecutivo al Congreso, el DS 001-2015 del Ministerio de Energía y Minas. "Por este tipo de normas se agudiza la crisis alimentaria, el desplazamiento, los problemas y la conflictividad social”, puntualizó.

Plinio Pizango destacó los avances obtenidos en la COP 20 como el Pabellón Indígena y las propuestas de la COICA

Plinio Pizango, quien acudió en representación de Edwin Vásquez, coordinador de la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA), enfatizó que “para reducir la deforestación es necesario garantizar los derechos territoriales de los pueblos indígenas”.

Gladis Vila Pihue, presidenta de ONAMIAP, sostuvo que “no puede haber adaptación sin seguridad jurídica de nuestros territorios, por eso pedimos la titulación de nuestras comunidades al cien por ciento”.

Ibis sostuvo que los gremios sindicales también asumen la agenda ambiental y la Cumbre de los Pueblos es un proceso que enriqueció el movimiento social

Respecto a las contradicciones entre el discurso y la práctica del Estado, Ibis Fernández, representante de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) y vocera de la Cumbre de los Pueblos, cuestionó la autorización del ingreso al país de agroquímicos tóxicos, entre otras medidas contradictorias con la protección ambiental.

El representante de la asociación DAR brindó un panorama articulado a nivel nacional e internacional de lo que sucede en las negociaciones climáticas

César Gamboa, director ejecutivo de la asociación Derecho, Ambiente y Recursos Naturales (DAR), observó que “existen contradicciones entre los discursos y los retrocesos en materia ambiental."

"Se debilitan los asuntos ambientales y sociales para facilitar la inversión, desde las salvaguardas del Banco Mundial y al interior de nuestro país. Todo esto impacta en la construcción de políticas coherentes sobre cambio climático” manifestó.

Balance del Estado

En el conversatorio participaron Rosa Morales, Coordinadora de Negociaciones, y Carlos Loret de Mola, encargado del Frente Público de la COP2O del Ministerio del Ambiente (Minam).

Rosa Morales destacó como resultado de la COP20 el Llamado de Lima para la Acción Climática, cuyo anexo es hoy el borrador del texto de negociación que se discutirá en la COP21 que se realizará a fines de 2015 en París.

Reconoció, sin embargo que “hace un año se pensaba que en París se tendría todo lo requerido para el nuevo régimen climático. Pero hoy tenemos claro que queda mucho por discutir. Lo que estamos viendo es que París no es un punto de llegada sino un punto de partida”.

En cuanto al financiamiento climático, dijo que a inicios de noviembre, se logró que varios países establecieran sus contribuciones al Fondo Verde. En la COP20 hubo nuevos compromisos de financiamiento y estos hoy llegan a los 10 mil millones de dólares. El 50 por ciento del Fondo Verde debe dedicarse a adaptación.

Otros resultados son el programa de trabajo de Lima sobre género. “El aporte de las mujeres en el debate y la acción, que trae su propia visión, es cada vez más relevante y más importante. Su rol es fundamental y debe estar presente en todo”, subrayó.

Loret de Mola patinó al señalar que escasean las propuestas concretas para enfrentar el cambio climático cuando en su carpeta tenía, por ejemplo, la iniciativa de Programa Nacional de Adaptación Comunitaria del Pacto de Unidad y la sociedad civil formuló una propuesta de Ley de Cambio Climático

Por su parte, Carlos Loret de Mola explicó que la agenda hacia la COP21 tiene cinco temas emblemáticos: energía, bosques, montaña y agua, ciudades sostenibles y residuos sólidos.

Agregó que este año se realizará la reunión del Banco Mundial y el FMI en el Perú, “allí queremos seguir viendo el tema en los side-events. El cambio climático ya no es solo un tema ambiental, es político y económico. Hay que poner estos temas en la agenda y quienes toman las decisiones deben internalizarlos”.

Caminar juntos y juntas

Los participantes destacaron los aportes y propuestas de los movimientos sociales y la sociedad civil, en particular el Programa Nacional de Adaptación Comunitaria elaborado por el Pacto de Unidad de las Organizaciones Indígenas.

“No solo hubo una COP20, también hubo una Cumbre de los Pueblos que movilizó a 25 mil personas y ha posicionado el tema de la crisis global, que el cambio climático es causado por el modelo económico, que en nuestro país es un modelo primario exportador”, recordó Ibis Fernández.

Tanto los representantes del Estado como los de la sociedad civil enfatizaron la necesidad de caminar unidos hacia la COP21 y hacia una estrategia integral de largo plazo sobre el cambio climático. Para Gladis Vila, es positivo que en la COP20 se haya decidido incorporar el enfoque de género en las negociaciones, “pero aún falta el enfoque intercultural”.

Suyana Huamaní, del Grupo Perú COP20, manifestó que los movimientos sociales deben ser vistos como aliados por el Estado. “Queremos que se discuta con transparencia y amplia participación. En el tema de las contribuciones nacionales, pedimos incluir el tema de adaptación. Queremos participar activamente de ese proceso. Y en el del Fondo Verde”.

Antolín Huáscar destacó el afán de los pueblos originarios por participar y ser escuchados. Desde que se tomó conocimiento de la agenda de cinco puntos y se dijo que estaba cerrada, se bregó por abrir cauces para la participación.

Recordó que en este proceso se fortaleció la Cumbre de los Pueblos frente al Cambio Climático que logró articular a organizaciones indígenas, sindicales, movimientos sociales y de la sociedad civil.

El dirigente quechua enfatizó la necesidad de que el Estado peruano no soslaye la participación indígena y ciudadana en procesos como la Ley de Cambio Climático, la implementación de la Estrategia Nacional sobre Cambio Climático, entre otros.

Vila se preguntó: ¿dónde está el organismo estatal encargado de atender las emergencias climáticas? No hubo respuesta

Gladis Vila sostuvo que el cambio climático ya golpea la producción agropecuaria y constantemente recibimos los testimonios de nuestras hermanas que nos informan que los manantiales y puquiales se están secando y deben ir más lejos para conseguir leña.

"La Madre Tierra nos está hablando y ahora tenemos la certeza del cambio climático. Hemos perdido las cosechas y ya no tenemos semillas para sembrar. Aparecen nuevas enfermedades para los animales y no encontramos una entidad estatal que atienda estos problemas" dijo.

"Como ONAMIAP queremos visibilizar la afectación diferenciada a las mujeres indígenas. Por eso también exigimos políticas públicas diferenciadas. El gran desafío, es caminar juntos y juntas hacia la COP21. La Madre Tierra nos necesita a todos y todas”, concluyó.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

EL PIZANGO HIJO YA HA APRENDIDO COMO VIVIR DE LAS ONGS Y DISCURSEAR PARA GANARSE MAS DONACIONES, que mas puede aprender si tiene a su PADRE QUE YA NEGOCIA COMO SI FUERA EL DUEÑO DE LA AMAZONIA CON HERNANDO DE LUQUE ode(soto), el hijo tiene ademas a su padrino de E. Vasquez mafioso coordinador de COICA ya desde hace años con complicidad de unos gatos que dicen ser COICA, Vasquez que se pasea en lugosos hoteles de New York junto a un par de P todo pagado por Petroleras no tiene tiempo para asistir a estas pequeñas reunioncitas donde se dice mucho y no se hace nada .. pues ahora al menos mando a entrenarse como fanfarronear a su ahijado Plinio ... estos personajes deberian ser justiciados por las comunidades amazonicas, apesar de que ni en su propio pueblo lo quieren siguen hablando a nombre de los pueblos...ya es el Colmo.

Añadir nuevo comentario