Servicios en comunicación Intercultural

Máximo Damián, expresión viva del legado de Arguedas

http://youtu.be/UazKyzoxY2M

Por Jorge Agurto

Servindi, 13 de febrero, 2015.- El fallecimiento del músico Máximo Damián Huamaní es motivo para recordar el legado del otro gran maestro del pueblo José María Arguedas, de quién don Máximo era una suerte de extensión o expresión viva y humana que nos ha venido acompañando hasta muy reciente.

Cuando Arguedas conoce, valora, hace amistad con Máximo Damián y le aconseja: "No cambies nunca tu forma de tocar" está poniendo en práctica una forma de avanzar y construir su ideal de un Perú de Todas las Sangres.

El hermoso documental Kachkaniraqmi (Sigo siendo) de Javier Corcuera rescata para la posteridad el trabajo de Máximo Damián, afirmando su propia identidad andina y enriqueciendo un diálogo y fructífero intercambio cultural con el pueblo afroperuano.

Ese diálogo intercultural es el que impulsó de manera conciente José María Arguedas, quien tuvo un ideal, un sueño, que intentó realizar mientras tuvo fuerzas para hacerlo.

En su discurso La importancia del folklore en la educación destaca el surgimiento de una nueva fe, más política, que se expresa en la necesidad de que los indígenas tomen el poder político en sus comunidades -entonces manejadas por señores o mestizos- y avancen en la conquista de sus derechos sociales.

En su discurso al recibir el premio Inca Garcilaso de la Vega en octubre de 1968 recuerda los principios que alentaron su trabajo: el Socialismo y el Perú como fuente infinita para la creación.

"(...) la teoría socialista no sólo dio un cauce a todo el porvenir sino a lo que había en mí de energía, le dio un destino y lo cargó aún más de fuerza por el mismo hecho de encauzarlo. ¿Hasta dónde entendí el socialismo? No lo sé bien. Pero no mató en mí lo mágico" afirma Arguedas.

"No pretendí jamás ser un político ni me creí con aptitudes para practicar la disciplina de un partido, pero fue la ideologia socialista y el estar cerca de los movimientos socialistas lo que dio dirección y permanencia, un claro destino a la energia que sentí desencadenarse durante la juventud" prosigue Arguedas.

El otro principio fue el de considerar siempre el Perú como una fuente infinita para la creación. "No, no hay país más diverso, más múltiple en variedad terrena y humana; todos los grados de calor y color, de amor y odio, de urdimbres y sutilezas, de símbolos utilizados e inspiradores" expresó en esa ocasión.

"Imitar desde aquí a alguien resulta algo escandaloso. En técnica nos superarán y dominarán, no sabemos hasta qué tiempos, pero en arte podemos ya obligarlos a que aprendan de nosotros y lo podemos hacer incluso sin movernos de aquí mismo" continúa José María.

Arguedas falleció el 28 de noviembre de 1969. Desde entonces, Máximo Damián ha continuado todos estos años manteniendo vivo el legado de Arguedas como lo hacen numerosos artistas y trabajadores, hombres y mujeres humildes, que construyen un Perú real y profundo sin apoyo del Estado y de sus funcionarios que suelen vivir de espaldas a nuestras raíces milenarias.

Máximo Damián ante la tumba de José María Arguedas. Imagen: Blog Tutaykiri

---

En algún lugar

Por Javier Corcuera

Ayer se fue el maestro Máximo Damián, violinista de Ishua, hijo de violinista, que aprendió a tocar a escondidas. Llegó a Lima con 12 años, a trabajar para enviar dinero a su casa. Trabajó en muchas casas, siempre por poco tiempo decía, porque no le gustaban los patrones ni las patronas.

Siendo aún un niño quechuahablante conoció a su amigo y hermano José María Arguedas. Anduvieron juntos en las fiestas y en la vida, tocando y cantando. "No cambies nunca tu forma de tocar" le decía Arguedas, y cuando murió, dejó una carta en la que le pedía a Máximo que tocara el violín en su entierro. Y así fue, Máximo tocó ese día La agonía del Rasu Ñiti para despedir a José María.

Tuve el honor de rodar con Máximo en Sigo Siendo. Cuando lo entrevisté en su casa de Ishua nos dijo: "Mi violín es como mi padre y mi madre, y lo quiero. Cuando toco los recuerdo. Yo, como violinista que soy, en la otra vida también seré violinista. Nunca dejaré de tocar el violín".

Hoy, en algún lugar, está Máximo Damián tocando su violín, para que su hermano José María le cante.

----

Fuente: https://javiercorcuera.lamula.pe/2015/02/13/en-algun-lugar/javiercorcuera/

Información relacionada publicada en Servindi:

Por Pável H. Valer Bellota*

11 de junio, 2013.- El descubrimiento del indígena fue el mayor logro de las ciencias sociales peruanas del siglo XX. Este hallazgo fue una ruptura con la ideología conservadora de los todopoderosos doctores, adueñados de las instituciones hegemónicas de producción de conocimiento, que construían la realidad con un imaginario monocolor: una sociedad de una sola cultura, la criolla-hispana. Seguir leyendo…

Por Rosina Valcárcel*

Mientras los intelectuales “modernos” se afanan en predecir la “paulatina descomposición de las culturas andinas como efecto de los avances de la modernización”, tres décadas antes Arguedas, desconcertado primero y jubiloso después, se dedicó a estudiar el fenómeno inverso: la andinización de Lima, el centro de la cultura criolla y mestiza. Seguir leyendo…

Jose Maria ArguedasNos sumamos al homenaje al nacimiento del maestro José María Arguedas con dos acciones concretas, a las que se sumarán posteriormente otras. La primera es poner al alcance de nuestros visitantes una conferencia titulada: “Importancia del folklore en la educación” que usted podrá escuchar con un cliq en el siguiente enlace electrónico. La segunda es reproducir el texto de su célebre discurso: “No soy un aculturado”, pronunciado en el acto de entrega del premio “Inca Garcilaso de la Vega” en octubre de 1968.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Maximucha, gran violinista, hermano de mi mismo valle, Valle de Sondondo, te has ido a Qurpuna Wasi, descansa hermano. Chaynachu ripukunki maysullay, hinallachu pasakunki wawqillay, amaya llakikuychu, takiykikunata allinta uyarispa ripukuy papallay. Chaypi suyawanki niñucha. Tupananchikkama.

grande maximo, se te extraña, tu musica lo disfruto aun en youtube, gran hermano, noble ishuano que salio adelante sin poses de grandeza, simplemente como eras un tipo unico

Añadir nuevo comentario