Servicios en comunicación Intercultural

¿Quiénes son los actores forestales y en qué consiste el liderazgo forestal?

Imagen que ilustra el célebre libro "la sociedad bosquesina" de Jürg Gasché

- Apuntes de antropología forestal.

Servindi, 27 de enero, 2015.- ¿Quiénes son los actores forestales? ¿Cuáles sus cosmovisiones, miradas e intereses? Estas y otras preguntas sobre los diversos actores sociales que intervienen en los bosques amazónicos son analizados en los apuntes de antropología forestal que nos entrega Rodrigo Arce Rojas.

La preocupación del autor es entender el liderazgo forestal como aquel que se manifiesta positivamente en la conservación, buen manejo o convivencia armónica con los bosques. Esto incluye la reposición forestal, la restauración de bosques y la rehabilitación de áreas degradadas.

El analista concluye en que el liderazgo forestal "puede ejercerse desde el bosque o fuera del bosque" y sus campos de acción son muy diversos. Pueden darse a partir de dos tipos de tomadores de decisión, los decisores de campo y los decisores políticos.

La clave está que desde sus diferentes campos "incidan positivamente en la sociedad para que más personas se sumen proactiva y comprometidamente al gran objetivo de la conservación y uso sustentable del patrimonio forestal".

A continuación el artículo de Rodrigo Arce:

Actores que intervienen en los bosques de la Amazonia, sus (cosmo)visiones, miradas e intereses. Apuntes de antropología forestal

Por Rodrigo Arce Rojas*

Actores forestales

Al querer poner el título de este artículo primero pensé en hablar de actores forestales pero inmediatamente me surgió la inquietud de precisar quiénes son los actores forestales y me vinieron varias preguntas a la mente. Para poder hacer una mejor delimitación sería mejor remontarse a la fuente pues estamos pensando de los actores forestales como actores sociales.

De acuerdo con Portilla (2003) los actores sociales se conciben como grupos de población con intereses, condiciones y características particulares que los identifican como tales. El carácter social del concepto tiene un trasfondo político, ya que alude a la construcción social de un proyecto colectivo y a su posterior ejecución. Pero tiene, además, un nivel subjetivo, pues el ciudadano-actor social también persigue proyectos subjetivos.

Con un marco teórico en mente comparto las preguntas que me surgieron respecto a la identificación de los actores forestales:

(1.-) ¿Son aquellos que viven en los bosques y de los productos de los bosques?

(2.-) ¿Son aquellos que no viven en los bosques pero viven total o parcialmente de los productos de los bosques?

(3.-) ¿Son aquellos que no viviendo en los bosques sus decisiones inciden sobre el destino de los bosques?

Revisemos cada una de las preguntas:

(1.-) ¿Son aquellos que viven en los bosques y de los productos de los bosques?

Aquí podríamos ubicar por ejemplo a los cazadores, recolectores, pescadores y artesanos. Incluso tendríamos que considerar a los agricultores y ganaderos que han transformado bosques y que se sirven de los suelos forestales. Además habría que considerar una figura que cada vez se hace más presente y se refiere a indígenas que se dedican directa o indirectamente a la extracción de minerales en áreas ribereñas o boscosas.

Según la tipología de actores podríamos hablar de indígenas, ribereños (de raigambre indígena aunque no siempre auto reconocida) y colonos de larga data incluyendo las segundas y terceras generaciones que ahora se reivindican como amazónicos. En esta categoría estaríamos hablando fundamentalmente de pobladores rurales aunque cada vez es más difícil hablar de pobladores rurales a secas pues muchos intercambian roles como pobladores urbanos. Etien Durt ha acuñado genialmente el término de pobladores “rurbanos” para referirse a aquellas personas que mantienen esta doble condición. Hay que tener en cuenta el carácter oportunista (con actividades económicas diversificadas) de estos pobladores para procurarse el sustento.

En esta categoría entra el concepto de Gashé sobre el bosquesino:

“El bosquesino es el habitante rural de la selva amazónica que vive en el bosque y del bosque y sus aguas. El bosquesino caza, pesca, recolecta materias primas vegetales y minerales, frutos silvestres, miel, insectos y ciertos animales acuáticos (churos, cangrejos, camarones). Además, practica la horticultura, o, para usar un término corriente en la antropología, el cultivo de corte y quema o roza y quema. Con los productos cultivados o recolectados confecciona artesanías, construye viviendas, cocina comidas y practica sus “fiestas” o “rituales”, que son parte de la expresión de sus valores sociales. Hoy en día, una parte de su producción – de toda índole – es comercializada (a veces al interior de la comunidad, por medio de regatones, en visitas de turistas o en los mercados de ciudades cercanas o más lejanas) y el dinero está en uso – en distintas cantidades – en todas las comunidades bosquesinas” (Gashé y Vela, 2012).

A nivel de pueblos indígenas estamos hablando según la base de datos del Viceministerio de Interculturalidad de 52 pueblos indígenas amazónicos agrupados en 12 familias lingüísticas. A nivel de colonos de larga data estamos hablando de personas de origen nacional o extranjero. Los departamentos de procedencia son: Cuzco, Puno, Apurimac, Cajamarca, entre otros. Los países de procedencia son alemanes, italianos, yugoslavos, japoneses, brasileros, bolivianos, entre otros.

Aquí hay que tener presente que la tenencia de la tierra puede ser formal o precaria.

(2.-) ¿Son aquellos que no viven en los bosques pero viven total o parcialmente de los productos de los bosques?

Aquí se repite los contenidos de la respuesta anterior pero estamos hablando de pobladores que viven fundamentalmente en el medio urbano amazónico. Además ingresan otras categorías en las que las personas son mucho más periféricas o incluso totalmente lejanas como productores, inversionistas (en explotación de recursos naturales no renovables y/o en aprovechamiento/explotación de recursos naturales renovables).

(3.-) ¿Son aquellos que no viviendo en los bosques sus decisiones inciden sobre el destino de los bosques?

Aquí estamos hablando funcionarios, investigadores, profesores y estudiantes universitarios, activistas por la Amazonía, políticos con intereses sobre la Amazonia. Entre los funcionarios podemos distinguir planificadores, gestores, reguladores, administradores de justicia, sancionadores, entre otros. Podemos también agruparlos como procedentes de entidades públicas (nacionales o extranjeras; interestatales) o privadas (empresas, bancos y financieras, ONG, iglesias, entre otros).

Aquí también tendríamos que incluir a las organizaciones indígenas de segundo y tercer grado que tienen sedes administrativas en las ciudades pero que claramente enarbolan agendas políticas a favor de los derechos de los pueblos indígenas.

Noten que en las preguntas para la clasificación hemos privilegiado los productos o bienes que ofrecen los bosques. Si incluimos la dimensión de los servicios ecosistémicos de los bosques el espectro de actores con intereses se incrementa significativamente y transitan desde el nivel local y llegan hasta el nivel global.  Otro elemento que entra en consideración es el hecho del rol que desempeñamos como demandantes y consumidores de los bienes y servicios ecosistémicos de los bosques que consciente o inconscientemente estamos influyendo en la conversión de bosques. Una consideración adicional refiere al hecho de la influencia de los ciclos hidrológicos en la Amazonía en los patrones climáticos de las ciudades, aspecto del cual no todos estamos conscientes.

De acuerdo a la definición de actor social se refiere a todos los actores forestales que plantean la construcción e implementación de un proyecto colectivo y por tanto tienen intereses explícitos. Estos intereses pueden estar a favor de la conservación o buen manejo de los bosques o a favor de su conversión. Estas son las consideraciones básicas para reconocer el carácter de actores forestal propiamente dicho. Como podemos apreciar la tarea inicial había sido más compleja de lo inicialmente imaginado.

Delimitando el ámbito:

Resuelto parcialmente el tema de los actores pasemos ahora a delimitar el ámbito del que estamos hablando. Vamos a encontrar aquí que también la tarea no es sencilla. Resulta que no hay una sino varias Amazonías: Amazonía ecológica, Amazonía política, Amazonía geográfica. Incluso se habla de Amazonía-Andina por la estrecha interrelación geográfica, cultural y económica entre ambas regiones. Estas clasificaciones tienen repercusión sobre la superficie de la que estamos hablando.

Más allá de estas diferencias la Amazonia peruana se encuentra en la gran cuenca amazónica (hoya amazónica) ubicada en la zona de los trópicos. Como bioma global se clasifica como Selva Tropical.

En el lenguaje popular hablamos de selva (selva baja, selva alta) y de la montaña (aplicable a toda la selva aunque con tendencia actual de asociarlo más a la selva alta). Los locales hablan de bosque, monte alto o monte real. Por el grado de conservación (o intervención) se habla de monte virgen (bosques primarios), bosques intervenidos (por saca selectiva de productos del bosque) o purmas (bosques secundarios).

Otra clasificación del bosque refiere a los pueblos indígenas que en mis palabras puedo denominar como el bosque amigo (en el que puedes convivir y extraer recursos del bosque), el bosque sagrado (aquel que está reservado solo para iniciados e iluminados, los llamados shamanes o curanderos), y el bosque hostil (aquel donde viven los demonios del bosque y las fieras salvajes). Si estamos hablando de una gran sociodiversidad entonces qué riqueza de significados, sentidos, sentires, percepciones están por descubrir. No hay que subestimar los procesos de aculturación que desde los valores de la sociedad hegemónica, los medios de comunicación masiva, los movimientos y partidos políticos, las escuelas, las iglesias, la presencia de industrias extractivas modifican las cosmovisiones originales. Qué gran reto para nuestros colegas de la antropología forestal y de la psicología para que develen los misterios de los paradigmas, creencias y valores actuales que los diversos pobladores amazónicos tienen sobre los bosques. Estas investigaciones tendrían un gran valor para afinar los proyectos forestales y los programas de educación ambiental y forestal.

Los expertos por su parte tienen complejos sistemas de clasificación de los bosques. Mencionemos por ejemplo los de Holdridge (1971), Malleux (1982) y Encarnación (1985). Tuomisto (1993) ha simplificado la clasificación en tres categorías básicas: pantanos, bosques temporalmente inundados y tierra firma, cada categoría con sus propias subcategorías. A nivel de la selva alta tenemos bosques de las yungas y bosques de montaña (Minam & Minagri, 2011).

Nos encontramos pues frente a una situación de alta diversidad biológica asociada a una alta sociodiversidad. Esta sociodiversidad tampoco se inscribe en categorías estanco aún dentro de cada grupo. Por ejemplo en Madre de Dios me comentaron que los urbanos llaman genéricamente guarayos a los indígenas pero cuando ellos o ellas salen de Madre de Dios se reivindican como guarayos. Ello nos obliga a reconocer estas diferentes realidades y no pecar por excesiva simplificación pues como podemos apreciar hay muchas particularidades. De otro lado, ya se superó el determinismo ambiental que postulaba que el ambiente determina la cultura, actualmente se reconoce que el ambiente influye pero no determina.

Cosmo(visiones) y miradas:

Pasemos ahora a pasar revista a algunos de los principales elementos de las cosmo(visiones) y miradas de los diferentes actores. Habría que hacer la advertencia que las categorías podría hacer las veces de camisas de fuerza o estereotipos y en la práctica se producen sumas, restas, traslapes e incluso pueden cambiar en un mismo actor en diferentes tiempos y circunstancias. De todas maneras, con su permiso, nos aventuramos a señalar nuestros hallazgos.

Relaciones entre los seres humanos y la naturaleza:

Encontramos las siguientes afirmaciones:

  • El ser humano como parte de la naturaleza/del bosque.
  • El ser humano separado de la naturaleza/ de los bosques.
  • El bosque para ser dominado por el ser humano.
  • El bosque para conservarlo y contemplarlo (no tocarlo).

Intereses de los actores

Encontramos las siguientes afirmaciones:

  • El bosque como ampliación de la frontera agrícola.
  • El bosque como despensa (tanto para locales como para foráneos).
  • El bosque como producto o servicio único o central (madera valiosa, castaña; o servicios como el carbono, el agua, cultura, germoplasma [semillas, genes,  productos nutracéuticos, productos farmacéuticos).
  • El bosque visto como ecosistema forestal/biodiversidad forestal (gestión integral de territorios indígenas, inspiración, recreación).
  • Interés por el vuelo forestal (considerando los diferentes estratos o doseles del bosque).
  • Interés por la riqueza del suelo (agricultura, ganadería, materiales de construcción).
  • Interés por la riqueza del subsuelo (minería, petróleo, gas).
  • Interés por los servicios del bosque (toda la humanidad, ciudadanos y ciudadanas,  turistas, mercaderes de carbono, inversionistas, centrales hidroeléctricas, entre otros).

Articulando cosmo(visiones), miradas e intereses:

De la articulación de cosmo(visiones), miradas e intereses podemos encontrar lo siguiente:

  • La existencia de conservacionistas en el discurso y  la práctica.
  • Conservacionistas solo en el discurso (lo que no se condice con la práctica).
  • Conservacionistas explícitos (se auto reconocen como tales).
  • Conservacionistas implícitos (no lo dicen o incluso no están conscientes que desempeñan tal rol pero entiende y aplican los principios de conservación).

El liderazgo forestal:

En este contexto entendemos el liderazgo forestal de los actores forestales como aquel que se manifiesta positivamente en la conservación, buen manejo o convivencia armónica con los bosques incluyendo la reposición forestal, la restauración de bosques y la rehabilitación de áreas degradadas. Esto nos lleva a una realidad contundente: el liderazgo forestal puede ejercerse desde el bosque o fuera del bosque. Ninguno es más importante que el otro, ambos son importantes y necesarios.

Los campos de acción para el liderazgo forestal son muy diversos y pueden darse a partir de dos tipos de tomadores de decisión, los decisores de campo y los decisores políticos. Aquí entran  a tallar las políticas públicas, la incidencia política, las buenas prácticas en el bosque, la investigación, la docencia universitaria, la comunicación social, la pintura, la poesía, la narrativa, la música, entre otras manifestaciones humanas. La clave está que desde sus diferentes campos (a veces con dos o más manifestaciones) incidan positivamente en la sociedad para que más personas se sumen proactiva y comprometidamente al gran objetivo de la conservación y uso sustentable del patrimonio forestal. Todas y todos están invitados, aunque esperamos un rol de mayor protagonismo de los profesionales forestales.

Bibliografía revisada:

- Gasché, Jorge y Vela, Napoleón. Con la colaboración de Wil de Jong. 2012. Sociedad Bosquesina. Tomo I. Ensayo de antropología rural amazónica, acompañado de una crítica y propuesta alternativa de proyectos de desarrollo. Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana (IIAP), Iquitos;  Consorcio de Investigaciones Económicas y Sociales (CIES), Lima; Center for Integrated Area Studies, Kyoto University (CIAS), Japón. 304 p.

- Minam & Minagri, 2011. El Perú de los bosques. Lima, 140 p.

- Portilla, Melania. 2003. Actores sociales en el desarrollo rural territorial. Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura – IICA. Coronado, Costa Rica. 8 p. Disponible en: http://goo.gl/mBCQuf Acceso el 25 de enero de 2015.

- Tuomisto, Hanna. 1993. Clasificación de vegetación en la selva baja peruana. En Amazonía Peruana. Vegetación húmeda tropical en el llano subandino. Risto Kalliola, Maarit Puhakka, Walter Danjoy. Proyecto Amazonía- Universidad de Turku. Oficina Nacional de Recursos Naturales. Lima, 265 p.

---

*Rodrigo Arce Rojas es ingeniero forestal. Su correo es: [email protected]

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Arce, incluyamos liderazgo forestal indígena, en Nueva Constitución.

Añadir nuevo comentario