Servicios en comunicación Intercultural

Proyecto minero Río Blanco: una bomba de tiempo en la frontera norte

El páramo andino de Piura donde pretende operar el proyecto Río Blanco conserva especies vulnerables como el oso de anteojos y el tapir andino. Imagen: Naturaleza y Cultura Internacional

Servindi, 31 de agosto, 2014.- El proyecto minero Río Blanco de la multinacional china Xiamen Zijin Tongguan es una bomba de tiempo advierte el periodista Óscar Guerrero en un artículo donde advierte sus riesgos sociales y ambientales.

La empresa reabrió este año sus oficinas en Huancabamba, Piura y cuenta con el respaldo del gobierno de Ollanta Humala quién siguiendo las huellas de su antecesor Alan García se niega a derogar el decreto 024 que entrega en concesión 24 mil hectáreas a la empresa.

El proyecto amenaza el ecosistema de páramo andino que irriga las cuencas de la región Piura y alberga especies endémicas vulnerables. Además ya provocó un alto costo social con la muerte y torturas a ronderos y campesinos de la población local que mayoritariamente se opone al proyecto.

A continuación el artículo de Óscar Guerrero:

Proyecto minero Río Blanco: una bomba de tiempo en la frontera norte

Por Óscar Guerrero Bojórquez

Servindi, 31 de agosto, 2014.- Con un amplio prontuario de manejos irregulares, prácticas ilegales y abusos sistemáticos contra las comunidades campesinas, la multinacional china Xiamen Zijin Tongguan mantiene viva sus expectativas de materializar a toda costa el proyecto minero Río Blanco, en el norte del Perú.

Proyecto Río Blanco es la cabeza de playa de la transnacional Zijin Tongguan en el continente americano

Lejos de proteger los derechos de los pobladores de la zona en conflicto y de constituirse en garante de la intangibilidad de zonas fronterizas como establece la Constitución, el Estado peruano ha cerrado filas en torno a los intereses desmedidos de la empresa minera china, la cual a su vez llegó a utilizar las fuerzas del orden para amedrentar a la población local.

Ubicado cerca de la frontera con Ecuador el proyecto Río Blanco (ex Majaz) impactará las principales cuencas que irrigan la región del norte del Perú. Gráfico: Factor Tierra

Una inversión cercana a los 1,500 millones de dólares ha recibido luz verde del ejecutivo para iniciar trabajos de exploración sin tomar en consideración el fuerte rechazo de la gente al proyecto y violando el artículo 71 de la Constitución Política que prohíbe que se otorguen concesiones a empresas extranjeras en un rango de 50 kilómetros de la frontera.

Ubicado en los Distritos Segunda y Cajas en Huancabamba y Yanta en Ayabaca, provincias de Huancabamba y Ayabaca respectivamente, el proyecto Río Blanco (antes llamado Majaz) posee ocho concesiones mineras y abarca 6,473 ha en etapa de exploración de minerales con contenido de cobre como calcopirita Y covelinita. Se prevé una producción anual de 194,000 toneladas de cobre durante veinte años.

Sin embargo, es difícil que estas proyecciones lleguen a materializarse, sobre todo sabiendo que en 2002 y 2007 se realizaron sendas consultas en las provincias de Ayabaca y Huancabamba donde el 97 y 95 por ciento de la población rechazaron el proyecto minero Río Blanco en sus tierras comunales. El repudio al proyecto es de tal magnitud que los propios representantes de la empresa (descubiertos en una incursión sin autorización en Yanta) firmaron en 2013 un acta en la que se comprometieron a no volver jamás a estas tierras.

Pero los desencuentros no han dejado de tener lugar a causa de las maniobras y jugadas bajo la mesa llevadas a cabo por el consorcio Zijin en contubernio con malos funcionarios. En agosto de 2005 una investigación del Gobierno peruano concluyó que más de 20 personas fueron secuestradas y golpeadas tras protestar contra el proyecto minero. Posteriormente se han registrado incursiones de funcionarios y personal de la empresa, resguardados por fuertes contingentes policiales en zonas donde no cuenta con autorización para operar.

El proyecto minero ha dejado una secuela de heridas abiertas... aún impunes. Foto: Cuidadora Our Project

Peor aún resultó el hecho de que miembros de la Dirección Nacional de Operaciones Especiales (DINOES) torturaron a 28 comuneros que se oponían al proyecto en presencia de un fiscal en el campamento minero de la empresa Río Blanco Copper S.A. en agosto de 2005. Solamente después de acudir a las altas cortes británicas los comuneros ganaron el juicio y forzaron con ello a que la justicia peruana tome cartas en el asunto. No obstante los policías que tomaron parte en las torturas aún no han sido condenados En este ejemplo queda graficada una tragedia mayúscula de la sociedad peruana: no se gana nada acudiendo a los tribunales peruanos, más aún si los que reclaman son campesinos y gente humilde.

En el plano técnico el desempeño de la minera ha dejado mucho que desear como se constata en un capítulo del libro de Cynthia Sanborn y Victor Torres alusivo al tema (1). Tan es así que en octubre de 2008 el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (OSINERGMIN) concluyó en un proceso de fiscalización que Río Blanco era responsable de múltiples infracciones, entre las que destacó:

  1. Infracciones al Reglamento ambiental para las actividades de exploración minera.
  2. Inadecuado manejo ambiental. Con relación a las plataformas de perforación, no se construyeron canales de coronación y se generaron taludes mayores de 45º. Con relación a los caminos, falta de implementación de medidas para el control de la erosión. Con relación a las plataformas de aterrizaje, no se construyeron cunetas de coronación. Con relación a los botaderos de desmonte, no se construyeron canales de coronación.
  3. Análisis específicos arrojaron como resultado concentraciones de pH299, cobre y zinc superiores a los niveles máximos permitidos.
  4. Deficiencias en el manejo de los residuos sólidos generados en el proyecto.

La sanción para la empresa china fue una multa de 100 UIT, unos 350 000 soles peruanos. Pero la exigencia mayor, que tiene que ver con la clausura definitiva del proyecto y su inviabilidad no parece estar en la agenda de las autoridades del gobierno.

Movilización de ronderos contra proyecto Río Blanco. Foto: Radio Cutivalú

Ante esta situación, ronderos y comuneros han marchado masivamente en Ayabaca y Huancabamba demandando al gobierno central y regional se declare la inviabilidad del proyecto que cubre la sierra piurana toda vez que los ecosistemas conformados por páramos y bosques de neblinas tienen un valor inigualable para el equilibrio de la vida en estos parajes.

Históricamente, las rondas campesinas de Ayabaca han conservado este importante ecosistema que provee de líquido elemento a todo el departamento de Piura. El Proyecto Río Blanco se ubica justamente en el actual hábitat de los últimos tapires andinos de Perú, osos de anteojos, pudúes, tigrillos, gatos monteses, pavas, quetzales y otros  cientos de especies de flora y fauna que serían irremediablemente destruidos por la actividad minera.

 

Dar clic en la imagen para agrandar un poco mas. Infografía: Infoandina

Es propio de una política vergonzosa que en gran parte del ecosistema de Páramos y Bosques de Neblina de Piura el gobierno haya otorgado vastas áreas a poderosas transnacionales para la explotación de yacimientos a cielo abierto.

La voluntad política del gobierno peruano para que todos los proyectos mineros se concreten, se expresa en las medidas aprobadas en el denominado “paquetazo ambiental” para destrabar la inversión, lo cual implica el recorte de plazos en los procesos de toma de decisiones y flexibilización de las exigencias ambientales. Con estas disposiciones recientes, el actual gobierno no hace más que continuar la política entreguista de Alan García evidenciada en las 15 concesiones a mineras extranjeras dadas por él en zona de frontera, según denunció un reportaje periodístico de un semanario peruano (2).

Este año, la empresa minera de capitales chinos Rio Blanco Copper S.A. reabrió sus oficinas en Huancabamba reviviendo con ello los temores de la población local. Si una cosa está clara es que si el gobierno no maneja adecuadamente el problema que ha originado y no resuelve a la brevedad posible el estatus de los territorios en cuestión, al final puede salir mal parado. Los frentes de lucha de Ayabaca y Huancabamba están muy bien organizados y no existen divisionismos en su interior. Cualquier intento de pasar por encima de los derechos compartidos que les asisten a las comunidades de la región puede desembocar en hechos lamentables. Nadie desea este desenlace, pero tampoco se piense que el poder de la bayoneta se impondrá sin mayores sobresaltos.

En un espectro más amplio, las organizaciones campesinas que luchan por sus tierras necesitan necesariamente del compromiso y solidaridad de los demás sectores de la sociedad peruana para tener éxito. La indiferencia de muchos peruanos juega en favor de los intereses del consorcio chino. Habría que preguntarse en aras de que metas se pretende explotar los recursos naturales de Huancabamba y Ayabaca. ¿Es de verdad urgente generar riqueza? ¿Para qué?

Como en tantos otros lugares bendecidos del planeta, los campesinos peruanos, en realidad, no son pobres, lo somos todos los que aspiramos a satisfacer banalidades superficiales que fabrica la sociedad del consumo. Porque el sentido común siempre nos hará ver que los páramos, los bosques, las montañas, los manantiales, el aire puro y la biodiversidad son las riquezas más preciadas que tiene la humanidad.

Los páramos de Piura no solo son bellos sino que son un ecosistema esencial para la agricultura de la población del norte del Perú. Foto: Piura Web

Seguramente Río Blanco no se irá del país sin antes haber propiciado hechos de sangre que como es previsible nunca serán esclarecidos por los jueces peruanos. A los comuneros no les queda otro camino que continuar resistiendo y a la vez creando conciencia. Una lucha justa debe ser la lucha de todos los peruanos que amen las libertades. En tanto no se articule una idea nacional que arrastre multitudes y sepa defender los intereses del país por sobre todas las cosas, la entrada y enriquecimiento fácil de grupos económicos foráneos están garantizados.

Notas:

(1) La Economía China y las Industrias Extractivas: Desafíos para el Perú. Pag. 2008. Cynthia A. Sanborn y Víctor Torres C.

(2) Semanario “Hildebrandt en sus Trece”. Lima, Agosto 2014. Pag. 5

Bibliografía

- La Economía China y las Industrias Extractivas: Desafíos para el Perú. Universidad del Pacífico. Lima, 2009. Cynthia A. Sanborn y Víctor Torres C.

- El Mundo Indígena 2014. Copenhague, 2014. Grupo Internacional de Trabajo Sobre Asuntos Indígenas IWGIA. Varios autores.

- Selva Vida. De la Destrucción de la Amazonía al Paradigma de la Regeneración. Lima, 2013. Stefano Varese, Frédérique Apffel-Marglin y Roger Rumrrill.

- Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. Nueva York, 2007. Naciones Unidas.

- Observatorio de Conflictos Mineros en el Perú. Reporte Primer Semestre 2013.

- Cartera Estimada de Proyectos Mineros. Ministerio de Energía y Minas. http://www.minem.gob.pe/minem/archivos/file/Mineria/INVERSION/2014/cepm0514.pdf

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

bueno aca en peru no se toman las cosas en serio y este problema no es de solo piura sino tambiem de la region amazonica en iquito y fronteras

Primeramente hay que hablar con la verdad esta cuenca NO irriga valles de piura estas aguas desembocan al oceano atlantico,ni una gota de estas aguas los valles de piura (medio piura, alto piura, bajo piura y el valle del chira)se benefician sino que se desperdician desenbocando en el marañon.yo les pregunto los que dicen cuidar el medio ambiente han gobernado 12 años en la provincia de huancabamba que han hecho por el medio ambiente, los bosques que habian en mi provincia estan desapareciendo, hay minería ilegal, donde ellos mismos practican esta ilicita actividad,estos supuestos defensores del medio ambiente han gobernado la provincia y un distrito donde se encuentra esta yacimiento que an hecho, las aguas productos de los desagues caen en forma directa al rio hbba. ha deforestado los bosques y hoy en la actualudad an permitido que mineros ilegales esten realizando actividades en el mismo rio huancabamba, y una cosa mas estos señores utilizan al campesino engañandolos.
sobre la consulta por que no la hicieron en la cuidad de huancabamba, ñpor que sabian que alli no hiban a tener los resultados que ellos esperaban.
una cosa mas nosotros hemos conosido a estos señores de procedencia humilde como la gran mayoría de los hauncabambinos y hoy son los grandes señores llenos de dinero propiedades carros del añO ¿COMO PROSPERARON TAN RAPIDAMENTE? lo unico que queremos los pobladores de a pie que en nuestra provincia desarrolle con respeto y sobre todo aprovechar los recursos que dios ha dado para en forma racional y cuidadando que nuestro ambiente no sea alterado radicalmente.

Lo que se debe de hacer primero es concientizar a la población y que entiendan que la minería contamina demaciado, no hay mina de ninguna clase que no contamine, vean ejemplos en otros paises y se verán los desórdenes en el ecosistema, una explotación a tajo abierto daña todos los páramos y las consecuencias se ven reflejadas en la costa en poco tiempo, todos aspiramos a tener cosas materiales a cualquier costo, pero pocos los preocupamos por saber si se hacen bien las cosas, las mineras chinas ya tienen antecedente de ser demasiado explatodaras e irresponsables con el impacto ambiental, se debería invertir en agricultura, hacer más caminos de acceso para sacar los productos de los cuales nos alimentamos, de conservar el agua que poco a poco se está agotando, defendamos nuestro ecosistema!

Respeto el artículo, pero debo decir que deberían decir la verdad ya que hay algunos datos errados en este artículo, si bien en cierto se debe hacer los estudios de impacto ambiental, consultar a la población(ojo consultar, no ONGs que manipulen a los campesinos en beneficio económico solo de las mencionadas ONGs). Esto me recuerda a la minera Manhatan que quiso extraer minerales en Tambogrande, hace poco algunos campesinos pedían que regrese dicha minera ya que se arrepentían de no haber aprovechado aquella vez dicha oportunidad.

Para quienes imaginan un proyecto, como Río Blanco, desde Lima o cualquier otra parte del planeta. Queremos decirles con conocimiento de causa que el Proyecto Río Blanco afectaría realmente las cuencas del pacífico y Atlántico.
El proyecto se ubica en los orígenes del río Cabuyal, llamado kilómetros más al oeste, RÍO ARANZA, el cual da orígenes al río Quiroz y por ende al río La Chira. La contaminación no habrá forma de controlar; puesto que, son orígenes de ríos y muestra de ello es la actual situación que tiene dicho origen de esas aguas. El lodo salido de dicho proyecto ya a avanzado kilómetros en dicho afluente.
Para vertir una opinión de esta naturaleza, teniendo en consideración la magnitus de dicho proyecto, se debe tener conocimiento de causa y ser conocedor por entero de la zona. Nosotros hemos visitado en varias ocaciones la zona en cuestión, además, uno de nosotros vivió a pocos kilómetros de ahí.
Otro Río contaminado sería el RÍO CALVAS; así como el Huancabamba, actual provedor de aguas del proyecto Olmos - Piura.
El Proyecto Río Blanco no sería un desarrollo para el país ni la región Piura, al contrario, nos afectaría considerablemente y sin retroceso. Son miles de habitantes los que se asentan a orillas de esos ríos, los cuales les sirven de supervivencia.

Añadir nuevo comentario