Servicios en comunicación Intercultural

Argentina: Campaña contra "Ley Monsanto" advierte la privatización y monopolio de semillas

Servindi, 28 de agosto, 2014.- Ante la amenaza de un pre proyecto de ley que “privatizará” las semillas en Argentina y haría ilegales prácticas agrícolas ancestrales de los campesinos, un grupo amplio de organizaciones sociales lanzó la campaña "No a la Nueva Ley ‘Monsanto’ de semillas en Argentina”.

En julio pasado, diversas organizaciones ambientalistas, de derechos humanos y campesinas emprendieron la citada campaña contra una proyectada ley que pretende modificar la Ley de Semillas de Argentina, vigente desde 1973.

La iniciativa legal, que viene trabajándose desde 2012 y que es promovida por el Ministerio de Agricultura, significa un paso más hacia la “privatización” y “monopolización” de las semillas, advirtieron los propulsores de la campaña, en un pronunciamiento.

Las organizaciones firmantes denunciaron que de aprobarse la propuesta legislativa, se prohibiría a los agricultores guardar sus semillas de su propia cosecha para ser sembradas posteriormente.

De acuerdo a un borrador de la norma -de circulación restringida- elaborado por funcionarios del referido ministerio y empresarios del “agronegocio transnacional”, sólo podrían intercambiar semillas quienes estén inscritos en el Registro Nacional de Usuarios de Semillas.

De este modo, “se viola el derecho fundamental de los agricultores a seleccionar, mejorar e intercambiar las semillas libremente”, señalaron los promotores de la campaña.

Resaltaron también que con esta ley se estarían haciendo ilegales “prácticas que han estado en vigencia desde los inicios de la agricultura, como es el seleccionar, mejorar, obtener, guardar, multiplicar e intercambiar semillas libremente a partir de la cosecha anterior”.

Asimismo, indicaron que la norma hará que “se profundice la expropiación y privatización de la biodiversidad agrícola y silvestre de Argentina”, porque extenderá sobre todas las especies vegetales los “derechos de obtentor” o derechos de propiedad intelectual de quien “desarrolle” una semilla.

Tales derechos serán extendidos por 20 o 25 años en algunos casos, advirtieron.

Para garantizar el cumplimiento de esta ley, se fortalecerá un “sistema policial” que castigará con decomisos y embargo de los cultivos y cosechas a los infractores. La violación a esta norma será considerada como delito penal, indicaron.

“Consuelo” para agricultores

Si bien el nuevo borrador de la “Ley Monsanto” incluye artículos respecto a las Especies Nativas y Criollas, Agricultura Familiar, así como a pueblos originarios; las organizaciones consideran que talas “excepciones” son una “especie de consuelo“ para que los agricultores “acepten el cercenamiento al uso propio de las semillas”.

La anterior excepción sumada a otra relacionada a “especies frutales, forestales y ornamentales” y “variedades sintéticas, multilíneas e híbridas” constituyen para las organizaciones firmantes un intento de “maquillar el proyecto” para “mostrarlo inclusivo”, afirmaron.

Consideraron que tales excepciones no modifican el “espíritu de la ley” propuesta en 2012 y que atenta contra los derechos consuetudinarios de los pueblos y que limitan procesos sociales favorables “al incremento de la biodiversidad agrícola”.

“Lo fundamental es comprender que la semilla es una sola y no puede dividirse en dos sistemas. Tarde o temprano, el sistema dominante con sus derechos de obtentor y las corporaciones que defiende, terminará aplastando a los sistemas de excepción y controlando las semillas que siempre estuvieron en manos de los pueblos”, advirtieron.

El comunicado firmado por una larga lista de organizaciones que incluyen a la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas (AAdeA), el Frente Popular Darío Santillán, Amigos de la Tierra Argentina, Movimiento 138 - Colectivo de Resistencia Cultural, Asociación de Campesinos del Valle de Conlara, entre otras.

Adhesiones

Finalizando el pronunciamiento, las organizaciones suscritas adjuntaron la dirección de correo electrónico: [email protected] en la cual reciben adhesiones a la campaña.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

En el Perú no estamos muy lejos de esta situación y el Estado ya debe emitir normas, para prohibir que esta transnacional haga lo mismo en nuestro país.

En toda Sudamérica de ninguna manera podemos permitir el asentamiento y atropello de esa EMPRESA SATÁNICA Y ASESINA como es MONSANTO.
Los llamados científicos de esa empresa son tan salvajes e inhumanos que no les interesa la salud de los pueblos en el mundo. Simplemente a fuerza de coimas y lobbyies están ingresando a las naciones para someternos y obligarnos el consumo de productos agrícolas MODIFICADOS EN SU ESENCIA, que traen enfermedades y muerte a los que consumen. Estos tipos SON SATÁNICOS porque nos traen muertes y miseria.
Defendamos los productos naturaleza, los productos sanos, como el maíz, la papá, la kinuwa, y todos los productos andinos.
ESTOS INDIVIDUOS SON LOS QUE ESTÁN MATANDO A LAS ABEJAS, AUTORES DE LA POLINIZACIÓN EN LA AGRICULTURA. EN ARGENTINA DEBEMOS BLOQUEAR E IMPEDIR EL INGRESO DE ESTA EMPRESA SATÁNICA. LOS LEGISLADORES SON UNOS MENDIGOS QUE VENDEN SUS VOTOS A ESTOS SALVAJES DE MONSANTO.

Añadir nuevo comentario