Servicios en comunicación Intercultural

Argentina: Indígenas wichí levantan toma de comisaría y liberan policías

Servindi, 2 de agosto, 2014.- Indígenas wichís de la provincia de Formosa, en Argentina, levantaron ayer pacíficamente la toma de la comisaría de la localidad El Potrillo. La dependencia fue ocupada en protesta por la violenta detención de cinco indígenas en un conflicto de tierras con foráneos.

Los doscientos indígenas wichís que tomaron la comisaría exigiendo la liberación de cinco nativos detenidos en un violento allanamiento el 28 de julio, depusieron su medida tras dialogar con las autoridades.

Los wichís exigían también que sus viviendas afectadas en el operativo volvieran a ser construidas y que los “intrusos del territorio Wichí” –por quienes se inició el conflicto- sean retirados y procesados.

Finalmente, tras más de 24 horas de encierro y la mediación de funcionarios del Gobierno, los cerca de veinticinco efectivos fueron liberados en buenas condiciones de salud, informó la policía.

Según Daniel Cabrera, abogado de los nativos detenidos, los delitos que se les imputan son “muy graves” y no corresponden con lo ocurrido.

Estos serían: “Robo a mano armada con uso de arma de fuego en poblado y en banda”, así como “atentado y resistencia a la autoridad y entorpecimiento de un acto judicial”.

Los hechos

La mañana del jueves 28 de julio, indígenas de la comunidad El Colorado del departamento Ramón Lista, en Formosa, fueron violentamente intervenidos, golpeados, maniatados y heridos por proyectiles por parte de unos setenta efectivos policiales en un sorpresivo operativo.

La Vicaria de Pueblos Originarios denunció el actuar violento de los efectivos ocurrido un día después que los nativos intervinieran a un “criollo” de nombre Pila Tedin, quien con su familia estuvo colocando cercos de alambre dentro del territorio indígena.

Según la Vicaría, el foráneo fue advertido en repetidas ocasiones por los nativos para que detuviera la puesta del cerco. Asimismo, los nativos denunciaron el hecho a la policía sin obtener respuesta.

Ante la inacción de las autoridades, el 27 de julio los indígenas quitaron a Tedin y su familia una motosierra y procedieron a retirar el alambrado, reportó la organización eclesiástica.

A la mañana siguiente, los nativos fueron allanados en su comunidad por unos cien policías que se trasladaron en once vehículos, bajo el mando del oficial Genes de la comisaría de El Potrillo.

"Los indígenas wichí fueron detenidos, maniatados y brutalmente agredidos y baleados, sus casas y pertenencias destruidas y las mujeres y niños golpeados”, denunció la Vicaría.

En el operativo fueron detenidos los indígenas hermanos Avelino, Esteban, Manuel y Ricardo Tejada, el último de los cuales fue llevado de urgencia a la ciudad de Formosa, por una fractura en el brazo a causa de un balazo. Ricardo también sufrió cortes y lesiones por balas de goma. Junto a ellos fue detendido otro nativo de apellido Nelgado.

El “despiadado” y “violento” operativo se dio bajo las órdenes de “detención y allanamiento” del juez de Las Lomitas, Francisco Orella, y -según dijeron los policías-  bajo instrucciones del Ministro de Gobierno, Jorge González, indicó en el comunicado.

La Vicaría subraya que el allanamiento tuvo lugar a pesar de encontrarse vigente la Ley Nacional de Emergencia 26.160 que “suspende los desalojos de las tierras ocupadas tradicionalmente por las comunidades indígenas”.

La citada ley también obliga a la provincia y al Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) a la realización del relevamiento de las tierras indígenas, explicó.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario