Servicios en comunicación Intercultural

Baguazo: la falta de respeto

Foto: La República

- Este juicio no es, de ninguna manera, intercultural.

Por Rocío Silva Santisteban*

20 de mayo, 2014.- “¿Por eso tengo que pedir disculpas?” contestó Alan García este sábado a las preguntas incómodas que una joven entrevistadora de la revista Somos, Marisol Grau, le hiciera sobre el “baguazo”.

“Lo que ocurrió en Bagua fue un asesinato premeditado de policías. Me impresiona que la prensa no informe claramente…” y luego García arremetió contra el padre del Mayor Bazán, les echó la culpa a los “antauristas” y a los “terroristas” de todo lo que sucedió tanto en La Curva del Diablo como en la Estación 6. ¡Para qué vamos a calificarlo de soberbio si eso lo sabemos todos los peruanos!

Emulando a su tantas veces mencionado Lope de Vega y sus enmarañadas tramas ficticias, Alan García hace del limpiarse las manos como deporte político nacional un juego olímpico en el que “perro del hortelano” es un síndrome que sigue utilizando como justificación de lo injustificable. Sin embargo, como la mayoría de la población piensa, tanto Cabanillas como Aráoz, Simon y García Pérez deberían estar también ahí sentados junto con los mestizos e indígenas awajún-wampis para responder a la muerte de treinta y tres peruanos y de un desaparecido. Nosotros no olvidamos los artículos injuriosos que escribió sobre el tema y que, junto con la tozudez del Ejecutivo por mantener los decretos legislativos y un operativo policial totalmente fallido, son el origen de esa matanza.

Pero el juicio por la Curva del Diablo comenzó con estas notorias ausencias el miércoles de la semana pasada ante el tribunal de tres vocales de la Sala Penal Transitoria de Bagua. A las 10 de la mañana ante una sala abigarrada, llena de cámaras y periodistas, en las escasas sillas estuvieron sentados los 52 procesados y una procesada. Entre ellos en primera fila destacaban Santiago Manuin, Alberto Pizango, Merino Trigoso, Dani López, Feliciano Cahuaza, a quienes el fiscal ha pedido cadena perpetua. Hubo 15 abogados, tres de oficio para varios procesados y algunos reos ausentes, no por negarse a participar sino por diversos problemas en el camino. Recordemos que muchos de los indígenas procesados tienen que hacer viajes de horas caminando, luego tomar embarcaciones y trasladarse en bus para finalmente llegar a la ciudad. Este ir y venir que podría prolongarse por años, si el juicio adquiere el ritmo de la “normalidad”, van a constituir el peor ejemplo de administración de justicia para procesados indígenas.

Además, como empeorando una situación que de por sí ya resulta denigrante, no se contaba con intérpretes como lo había incluso expresamente solicitado la Defensoría del Pueblo. Así tuvimos una escena que parecía extraída de El sueño del celta en el que se solicitan las generales de ley “despacito” a un awajún para que pueda entender. El presidente del tribunal, Gonzalo Zabarburú, sostuvo que el 26 de mayo cuando se reanude la audiencia, habrá traductores del awajún, wampis y shawi. Lo mínimo.

Por otro lado, cuando el abogado del IDL, Juan José Quispe, solicitó pericias antropológicas, el procurador del Ministerio del Interior las rechazó bajo el argumento de que “aquí nadie está juzgando a una nación”. Patético. Lamentable. Vergonzoso. Y yo sí creo que aquí estamos juzgando, no legalmente pero sí socialmente, a una nación: a la nación peruana a ver si después de tantos años, tanto sufrimiento, tanta tragedia, tanta matanza, tanto viceministerio de interculturalidad, tanta ley de consulta y reglamento, finalmente entiende que los awajún, wampis y shawis son tan peruanos como Ud. o como yo y por lo tanto merecen respeto.

__

*Rocío Silva Santisteban (Lima, 1963). Estudió literatura en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y Doctora en Literatura por la Universidad de Boston. Ganó el Premio Copé de poesía con su poemario Ese oficio no me gusta (1990). Otras publicaciones: Mariposa negra (1993), Condenado amor y otros poemas (1995) y Turbulencias (2006). En 1994 publica su libro de relatos Me perturbas (1994). Actualmente es periodista y docente universitaria. Además es presidenta de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos.

__

Fuente: La República: http://www.larepublica.pe/columnistas/kolumna-okupa/baguazo-la-falta-de-respeto-20-05-2014

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Confiemos en la Justicia Divina, estos hermanos que lucharon en el Baguazo, por sus familias, sus tierras, su cultura ancestral y su credo; son el vivo ejemplo de fe y optimismo que nosotros los peruanos y los extranjeros debemos de emular, esta raza indigenas jamas se extinguira, estara siempre de pie como el estandarte de la libertad a todas las naciones, confiemos en los buenos colegiados y demas abogados que se sumen a esta noble causa en defender la integridad indigena, su patrimonio ancestral, ellos son sin duda la raza indomable que los españoles, ni las amazonas lograron conquistar, aun ni la maldita corrupcion que esta en los politicos gordos de nuestro amado PERÜ podran abazallar u ocultar. Sabemos que se respetara el grado sociocultural de nuestro codigo penal, el derecho a la defensa de nuestras letras doradas de nuestra sagrada constitucion y las leyes internas e internacionales a las cuales nos acogemos y sobretodo que el Padre Celestial los ayudara a nuestros hermanos. Confio integramente en las leyes de mi pais, en sus connotados juristas, constitucionalista, fiscales y jueces que administran justicia - añadan la justicia indigena nacional y demos un claro ejemplo de doctrina indigena internacional a todo el mundo de hoy, y no seamos como muchos paises occidentales e industrializados que levantaron su patria matando a muchos indigenas, que la historia del medioevo no se repita en el nuevo continente. Que Dios los bendiga mis hermanos.

Como bien sabemos, los que ordenaron Alan García, Cabanillas, Araoz y Yehude Simon deben ser los culpables del asesinato de policías y amazónicos. Estos últimos simplemente defendían su nación, sus familias, sus hijos y la Amazonía, cuando helicópteros de la policía empezó a ametrallar.
¿Para qué diablos sirve la supuesta justicia? Los que están de jueces y fiscales son unos miserables que actúan en complicidad con los gobernantes, con los delincuentes sentados en el palacio.
Hasta este día, continúan los amazónicos acusados como si ellos hayan ametrallado.

El Viceministerio de Interculturalidad a través del oficio Nº 163-2014- VMI/MC, del 28 de abril del 2014 manifestó al Presidente del Poder Judicial Enrique Mendoza Ramírez, al Presidente de la Corte Superior de Justicia de Amazonas Alejandro Espino Méndez, al Presidente de la Comisión de trabajo sobre Justicia Indígenas y justicia de Paz Víctor prado Saldarriaga y al Jefe de la Oficina Nacional de Justicia de Paz y Justicia Indígenas Fernando Meza Farfán, su preocupación ante la posible afectación del derechos a la identidad cultural, los derechos procesales y a la legitima defensa de los indígenas procesados por los lamentables sucesos ocurridos en Bagua el 05 de junio del 2009.

http://www.aidesep.org.pe/vimi-envio-carta-a-presidente-del-poder-judici...

Totalmente de acuerdo con Servindi. Sin embargo, hay un punto que deberíamos analizar y es una verguenza que aidesep pida y reuna dinero entre las ongs extranjeras diciendo que va a defender a todos, cuando eso no es cierto. Todos coincidimos que garcia, cabanillas, simon son responsables de estos hechos; pero tambien debemos preguntarnos donde esta aidesep? donde esta ese dinero que piden en nombre de los 56 hermanos que estan acusados, cuando solo se dedican a la defensa de pizango.

No se supone que aidesep debe defender a todos. porque seguimos asi cuando todos sabemos lo que pasa ahi dentro.

Añadir nuevo comentario