Servicios en comunicación Intercultural

La caza indiscriminada disminuye la capacidad de los bosques para almacenar carbono

Mono aullador, frecuente blanco de cazadores. (Foto: Rhett A. Butler)

Servindi, 8 de enero, 2015.- La caza indiscriminada de grandes especies frugívoras, es decir que se alimentan parcial o totalmente de frutos, disminuye la capacidad de los bosques amazónicos para almacenar carbono, advirtió un estudio científico.

La investigación difundida en la revista AAAS Journal Science Advances a mediados de diciembre 2015 analizó el rol que cumplen las grandes especies de animales frugívoros en la propagación de las semillas de los árboles de mayor tamaño y densidad en el bosque atlántico de la costa sureste de Brasil.

Luego de procesar datos de 31 lugares diferentes en el referido bosque, el equipo verificó que las semillas dispersadas por los animales frugívoros más grandes son también las de mayor tamaño, y tienen más potencial de almacenamiento de carbono porque corresponden a árboles de mayor altura y densidad.

Considerando que los grandes frugívoros son cazados indiscriminadamente en la zona del estudio, los científicos crearon modelos de protección sobre lo que pasaría si éstos desaparecieran.

De este modo concluyeron que la ausencia de esta clase de animales crearía dificultades para la reproducción de los árboles de mayor altura y densidad, cuya población se reduciría de 10 a 100 por ciento.

Posteriormente, estas especies de árboles serían remplazadas por otras cada vez más pequeñas y de menor densidad, reduciendo así la capacidad total de almacenamiento de carbono de los bosques.

Los científicos advirtieron también que tal disminución ocurriría aún si solo una pequeña proporción de árboles de grandes semillas desapareciera.

Simulación del impacto de la desaparición de grandes frugívoros en la capacidad de almacenamiento de carbono de los bosques. (Imagen comprendida en el estudio).

REDD+

El equipo señaló que los esfuerzos en la reducción de emisiones de carbono –centrados principalmente en la deforestación- deberían considerar el riesgo que representa la pérdida de las interacciones ecológicas claves que mantienen el almacenamiento de carbono de los bosques tropicales.

Indicaron también que los programas REDD+ deberían desarrollar una visión completa de las interacciones y procesos bióticos que garanticen la capacidad de almacenamiento de carbono y todos los beneficios que ésta brinda.

Asimismo, sostuvieron que sus resultados ponen en relieve la fragilidad del almacenamiento de carbono en los bosques tropicales sometidos a las condiciones de cambio global actual.

Procesos como la fragmentación de bosques, el cambio climático, la sobreabundancia de lianas y los incendios producidos por humanos intensificarán los efectos de la pérdida de carbono en los ecosistemas afectados por la defaunación, señalaron.

Bosques amazónicos

Si bien el estudio fue realizado en los bosques de la costa atlántica de Brasil, los autores aseguran que el mismo efecto ocurriría en cualquier bosque donde las semillas de los árboles dominantes dependan de los grandes mamíferos para su dispersión, como ocurre en los bosques amazónicos.

“Nuestros descubrimientos también podrían ser relevantes para los bosques amazónicos, donde la mayoría de las especies de árboles que almacenan el 50 por ciento del carbono también son dispersados a través de los grandes frugívoros”, explicaron.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario