Servicios en comunicación Intercultural

Honduras: Pueblo GarÃfuna suscribe declaración a los 211 años de su presencia en el país

En conmemoración de los 211 años de la presencia del pueblo Garífuna en Honduras, representantes de 32 comunidades Garifunas de Honduras, nos reunimos los días 11 y 12 del mes del abril del 2008, en la comunidad de Batalla, Municipio de Juan Francisco Bulnes, para reflexionar en torno a los temas de interés social, económico, cultural y ecológico por los cuales nos vemos amenazados.

Reunirnos en esta comunidad para discutir y analizar temas de interés para la vida de nuestro pueblo, se convierte en un hecho histórico y sin precedentes ya que Batalla fue severamente devastada por la Tormenta Tropical Gamma hecho acontecido el 18 de noviembre del 2005, generando perdidas incalculables en su infraestructura, productividad y recursos naturales, así como de vida humana y el consecuente impacto sobre la vida de los miembros de la comunidad.

En el marco de la Conmemoración de los 211 años de nuestra presencia en Honduras reflexionamos, analizamos y concluimos que:

Tierra y Territorio: reafirmamos que la conservación y preservación de nuestro territorio constituye la base fundamental de nuestra sobrevivencia como un pueblo culturalmente diferenciado, por lo que ratificamos nuestra demanda ante el Estado hondureño para mantener el estatus de la propiedad colectiva de nuestras comunidades Garífunas, como salvaguarda para la conservación de los territorios como patrimonio y derecho ancestral, tal como lo especifica el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, OIT y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Medio Ambiente y Calentamiento Global: En el contexto del siglo XXI y ante la erosión genética y cultural, los Garífunas hemos sido testigos de la degradación causada por la imposición de sistemas económicos basados en la acumulación de capital y la destrucción, que muchos de forma errónea llaman progreso y desarrollo. La actual crisis del planeta en materia de biodiversidad, se ha convertido en una encrucijada para el pueblo Garífuna y la humanidad en general.

El calentamiento del planeta y sus graves consecuencias es uno de los múltiples problemas que enfrentamos, siendo cada año más fuertes los embates de la naturaleza. La destrucción de la madre tierra es palpable, estando nuestra sobrevivencia como pueblo diferenciado en grave peligro. Por lo que asumimos el compromiso de fortalecer nuestro accionar en la conservación del recurso natural.

Asimismo exigimos al gobierno de Honduras socializar y poner en marcha La Estrategia Nacional de Adaptación y Mitigacion del Cambio Climático, a fin de que todo el pueblo Hondureño nos preparemos para los próximos embates de la naturaleza, que a todas luces se prevé serán muy severas y devastadoras.

Valores Humanos: Las comunidades Garífunas nos sentimos preocupadas y amenazados constantemente por la degradación de la persona humana, cada día se vuelve mas violenta, y nos tornamos vulnerables a los patrones de conducta contrarios a los principios morales y éticos.

Por lo que los y las participantes en este evento asumimos el compromiso de trabajar mucho mas por la juventud Garifuna, así mismo fortalecer aquellos fundamentos básicos de nuestra identidad, tales como la solidaridad, la ayuda mutua, el respeto a los y las ancianas, el combate a modelos occidentales de relación entre los seres humanos como el machismo, el individualismo, la intolerancia entre otras.

Identidad y Espiritualidad: La cosmovisión del pueblo Garífuna es la esencia de nuestro pueblo, siendo el culto a los ancestros la base de la cultura que hasta la fecha hemos conservado.

El sincretismo religioso que practicamos los garífunas es una de las manifestaciones culturales donde radican las herencias del pueblo kalinagu y de los bantus africanos.

La pérdida de nuestros dioses (las abuelas) implicaría el final de la cultura la que paulatinamente tiende a ser absorbida por los procesos de homogenización que promueve la visión mercantilista de occidente. Por ende la identidad cultural está relacionada directamente con la preservación de nuestra espiritualidad.

Educación Bilingüe Intercultural: Existe una tendencia mundial a la desaparición vertiginosa de idiomas, siendo los pueblos que los pierden absorbidos por las culturas dominantes del planeta. El colonialismo cultural enmarcado a través de los medios de comunicación masivos y la imposición de un sistema educativo que nos obliga a negarnos, ha servido para afianzar el eurocentrismo, además de implementar actitudes de dependencia cultural por parte de nuestros pueblos, por lo que concluimos que uno de los mayores retos es lograr que los maestros Garifunas asuman el compromiso para educar en forma diferenciada al alumnado Garifuna, que realmente rescaten el valor de nuestra cultura como pueblo Garifuna y que eduquen los niños para rescatar nuestra cosmovisión, que los preparen para fortalecer nuestra identidad y mejorar nuestra sistema de vida como Garifunas.

Salud: una de las mayores amenazas sobre el pueblo garifuna es la pandemia del VIH/SIDA, la que está destruyendo el tejido social de nuestro pueblo, abatiendo a la familia extensa con la carga de huérfanos y la desaparición de la generación económicamente productiva.

El reto es enorme: los cambios de comportamiento que se requieren hasta la fecha no han sido interiorizados por nuestro pueblo, dando pie a un incremento al aumento de la incidencia del virus entre nuestra juventud.

Además se ha incrementado la perdida de nuestra dieta tradicional la que ha sido tergiversada y acoplada al consumismo idealizado por la cultura dominante; teniendo como resultado un incremento de la desnutrición infantil y de las enfermedades degenerativas tales como la diabetes, problemas cardiovasculares, las que afectan de forma desmesurada a los Garífunas de la tercera edad.

Estas severas amenazas que se ciernen sobre nuestro pueblo requieren un trabajo de análisis y respuesta para defender la salud que nos ha acompañado durante siglos.

Los y las participantes en este encuentro reafirmamos nuestro compromiso de asumir desde nuestras comunidades y grupos organizados un trabajo permanente más decidido y eficaz para combatir este flagelo que amenaza la sobrevivencia de nuestro pueblo.

Finalmente, hacemos un llamado al Estado de Honduras que de una vez por todas asuma una estrategia sobre mitigación y la adaptación al cambio climático que contemple la reforestación de las cuencas del Rio Sico y Paulaya (zona de amortiguamiento de la Biosfera del Río Plátano) y la laguna de Bacalar y Tocamacho. Además de una evaluación completa sobre situación de las cuencas hidrográficas de la costa atlántica del país que incluya los humedasles de la fraja costera.

Dado en Batalla a los 12 días del mes de abril del 2008

Comité Conmemoración 211 Años de Presencia del Pueblo Garifuna en Honduras-Batalla

Organización Fraternal Negra Hondureña, OFRANEH

Fuente: Ofraneh

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario