México: AutonomÃas indígenas, bastión de resistencia

Gilberto Lopes y RivasPor Ericka Montaño Garfias

La Jornada.- Las autonomías indígenas son uno de los principales bastiones de resistencia contra el capitalismo neoliberal, y no sólo eso: también hacen propuestas al resto de las sociedades actuales, subraya el investigador Gilberto López y Rivas (*), quien con Leo Gabriel coordinó El universo autonómico: propuesta para una nueva democracia.

Ese volumen y su antecesor Las autonomías indígenas en América Latina: nuevas formas de convivencia política son el resultado de un proyecto de investigación denominado Latautonomy, en el que participaron investigadores e instituciones internacionales.

En este nuevo título, publicado por la UAM y Plaza y Valdés Editores, se analizan las experiencias autonómicas en seis países latinoamericanos (México, Panamá, Nicaragua, Bolivia, Brasil y Ecuador), así como los casos de Cataluña y Chechenia.

Si analizamos el movimiento obrero o muchos procesos de la sociedad civil, señala López y Rivas, colaborador de La Jornada, nos damos cuenta de que a lo largo de todo el continente quienes han resistido durante centenares de años, y siguen haciéndolo, son los pueblos indígenas. Así que las autonomías son una demostración viviente, palpable, de que existe una resistencia secular que se mantiene viva, en desarrollo, y que además hace propuestas al resto de las sociedades actuales.

El universo autonómico, añade, es un trabajo de índole comparativa, pero ambos libros buscan encontrar los mecanismos que sostienen estas autonomías, las formas en las que se desarrollan y cómo, a pesar de todos los factores adversos y contrarios a estos procesos, constituyen de forma paradójica una propuesta para una nueva democracia y una nueva forma de convivencia política.

El punto de partida es la idea de que las actuales circunstancias dentro del neoliberalismo, del capitalismo, constituyen una amenaza para la sobrevivencia misma de la especie humana, y eso lo vemos en aspectos ecológicos, sociales, en la profunda crisis de las instituciones de otro tipo, manifiesta el antropólogo.

Así esta investigación plantea el estudio de las formas de gobierno indígenas y de cómo estas pueden ser una enseñanza para la solución de conflictos incluso armados, para ver el desarrollo de los procesos democráticos desde una perspectiva distinta, para proponer formas de organización de la propia sociedad en su conjunto que restituyan la legitimidad de un gobierno que viene desde abajo; un gobierno que tiene procesos como mandar obedeciendo, la revocación del mandato, que no estimula la producción de burocracias.

Se aplica una combinación de ciencias sociales con naturales para comparar lo que aparentemente es incomparable; así es como se busca distinguir las peculiaridades de cada región y de cómo se sostienen los procesos autonómicos.

Para ese análisis se parte de la pregunta: ¿la humanidad puede sobrevivir en esta irracionalidad cotidiana y permanente que lleva a un precipicio ineludible?, en lugar de cuestionarnos ¿son posibles las autonomías?

El propósito fundamental de estos dos libros es buscar en las autonomías indígenas la respuesta a esta interrogante y darnos cuenta de que, paradójicamente, las poblaciones indígenas, no obstante que son las que tienen una gran precariedad económica, pueden dar una respuesta de futuro, dar solución a problemáticas insolubles en la actual situación del capitalismo neoliberal.

Autonomía es definida aquí no como un arreglo administrativo o una descentralización del Estado-nación, sino como un proceso de resistencia ante el capitalismo neoliberal, que busca una relación favorable con la naturaleza y que se inserta en los procesos democráticos a partir de una propuesta de un tipo de democracia totalmente distinto; no es una fórmula como se puede ver, en contraste con las propuestas con las autonomías oligárquicas de Bolivia o Venezuela, sino que es una forma de dinámica, de poner en marcha a ese sujeto autonómico para enfrentarse al capitalismo con éxito.

Es decir, subraya, las autonomías son una propuesta universal no sólo para el mundo rural o el indígena, pueden ser aplicadas a la crisis actual de los sindicatos o de las propias organizaciones de la sociedad civil. Cualquier tipo de organización que no es autónoma y depende de otras, está condenada al fracaso.

----

Fuente: La Jornada, agradecemos el envío de la información a Genaro Bautista, Boletín Regiones Indias, 8 de abril de 2008, una producción de la Agencia Internacional de Prensa India (AIPIN)

(*) Gilberto López y Rivas es un Político y antropólogo mexicano, miembro del Partido de la Revolución Democrática hasta el año 2003, cuando renunció en protesta por la falta de ética y pragmatismo ante el poder. Participó en el movimiento estudiantil de 1968. Se ha desempeñado como diputado en la 54 y en la 57 Legislaturas del Congreso de la Unión de México. Fue el primer jefe delegacional electo de Tlalpan, Delegación del Distrito Federal, en el periodo 2000-2003. Es articulista del periódico La Jornada y además ha sido asesor del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (Fuente: Wikipedia).

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.