Servicios en comunicación Intercultural

Chile: Los nuevos ejes de la política indÃgena del gobierno, por Michelle Bachelet

Michelle BacheletDiscurso de la Presidenta de la República de Chile, Michelle Bachelet, Palacio de La Moneda. Lunes, 30 de Abril de 2007

Mari Mari Pu Lamien ! (lengua mapuche)

Mari Mari kom pu che ! (lengua mapuche)

Iorana Korua ! (lengua pascuense)

Imaynalla Kasanki ! (lengua quechua)

Kamisaraki Jillatanaka Kullanaka! (lengua aymara)

Sensak pichau ! (lengua likan antay)

Amigas y amigos. Yo prefiero saludarlos así, sin gran protocolo:

El último año hemos vivido un intenso ejercicio de participación, de diálogo y de Elaboración de propuestas en el seno de todos los pueblos indígenas.

Miles de hermanos y hermanas, de norte a sur, liderados por sus dirigentes y sus organizaciones, han revisado la situación actual de los pueblos indígenas en Chile, así como comprometimos en el segundo gran encuentro de Nueva Imperial.

Fruto de ello, y tal como lo planteé en un momento, hemos podido hacer un alto en el camino, evaluar todo lo que se había hecho desde el primer encuentro en Nueva Imperial, el Acuerdo de Nueva Imperial, dimensionar aquello que falta y, lo más importante, vislumbrar una nueva agenda para los pueblos indígenas de Chile.

Escuchamos a muchos. Por supuesto, en primer lugar, recibimos las ideas del Congreso Indígena organizado por los consejeros indígenas de Conadi, que dio inicio a este proceso.

Escuchamos también los planteamientos de las mujeres indígenas, que hicieron un encuentro muy fructífero.

Escuchamos a las organizaciones de indígenas urbanos y también a la Coordinadora de Organizaciones Mapuches.

Contribuyeron en este proceso, parlamentarios y dirigentes políticos indígenas, que desde sus propias organizaciones apoyan este proceso.

Por ello, lo primero que yo quiero destacar es mi voluntad para que este enorme esfuerzo de deliberación pública, de participación ciudadana, de fortalecimiento organizacional y de identidad de los pueblos indígenas, no se pierda ni se diluya.

Como dijo el otro día en una reunión, que no sea un cuarto librito de esos que muchas se juntan, se escriben y se avanza, pero no todo lo que se quisiera.

Continuidad del diálogo

Queremos mantener abierto este canal de trabajo y colaboración con las diversas formas de organización de los pueblos indígenas, sea por pueblo, regiones, organizaciones, o temáticas específicas.

Muchas de las cosas que se han propuesto requieren mantener un trabajo conjunto, con el gobierno, pero también en la sociedad.

Por eso me parece muy importante que los liderazgos y las organizaciones de los pueblos se mantengan y fortalezcan.

Valoración de la Ley Indígena

Una de las conclusiones a que hemos arribado es, ciertamente, la valoración y reconocimiento transversal de la importancia de la Ley Indígena en estos años.

A través de la elección de los consejeros de Conadi, esta ley ha abierto un espacio de representación y participación muy importante para los pueblos indígenas.

Incluso más, a fin de este año debemos renovar el Consejo y esperamos que este proceso sea cada vez más amplio y representativo, en donde participe la mayor cantidad de ciudadanos y ciudadanas indígenas de todo Chile.

Queremos apoyar firmemente ese esfuerzo de ciudadanía, de participación y de decisión por parte de todos ustedes, para que ocupen los roles que la Ley Indígena les garantiza.

Tierras: Justicia y reparación

La Ley también ha sido una herramienta para un proceso de restitución de tierras y aguas a las comunidades. Y también para el apoyo productivo, para un desarrollo con identidad de las comunidades, a través del programa Orígenes.

Nosotros queremos reafirmar nuestra voluntad en seguir apoyando esta política. Nada nos desviará de este objetivo de justicia y de reparación.

Y, por lo tanto, sin entrar en detalles, pero quiero explicar esta tarde, brevemente, cuáles son los cinco lineamientos estratégicos de nuestra propuesta:

Los Cinco Lineamientos Estratégicos:

1. Participación politica y social

En primer lugar, nos parece necesario avanzar en fortalecer las formas de participación de los pueblos indígenas, en tanto actores de nuestra sociedad, en el ámbito político y social.

Para ello, sin modificar la ley indígena, vamos a estudiar el establecimiento de nuevos mecanismos y procedimientos para la participación autónoma y representativa de los pueblos indígenas en diversas instancias del Estado, acordes con el desarrollo político y cultural actual del país.

Queremos abrir los espacios de participación para que los dirigentes y dirigentas de los pueblos indígenas construyan su futuro y con ello, el futuro del país.

Dicha propuesta se elaborará en forma participativa, en consulta con las diversas organizaciones de los pueblos y en un proceso sistemático y fluido, que aprovechará la experiencia que hemos logrado este año.

De este proceso surgirán herramientas modernas que fortalezcan el ejercicio de los derechos de los pueblos indígenas y su interlocución con el Estado y la sociedad en su conjunto, tal como lo plantea la declaración de Naciones Unidas sobre los pueblos indígenas.

Nuevo Proyecto de Reforma Constitucional

Además, enviaremos al Congreso un proyecto de reforma constitucional que reconozca el carácter multicultural de la nación chilena; la existencia de los pueblos originarios y el ejercicio de sus derechos; como asimismo, la obligación de proteger las tierras y aguas indígenas. Este es un nuevo proyecto, y esperamos contar con el apoyo de ustedes y de toda la sociedad chilena, y de los parlamentarios de gobierno, pero sobre todo, de la oposición, que no lo han apoyado hasta ahora, para que el Congreso apruebe el reconocimiento constitucional que se merecen nuestros pueblos indígenas, por el cual hace tanto tiempo venimos luchado y, sin embargo, no lo hemos podido concretar.

Chile en este punto está en deuda con los pueblos indígenas y con la comunidad internacional.

2.- Reconocimiento de los Derechos Indígenas

Un segundo lineamiento estratégico es el reconocimiento y profundización de los derechos.

Si Chile aspira a ser un país moderno, debe acercarse a los estándares internacionales del reconocimiento y protección de los pueblos indígenas.

Para ello, daremos urgencia en el Parlamento a la aprobación del Convenio 169 de la OIT, de manera que sea efectivamente discutido y votado por el Senado de la República, a la brevedad.

De la misma forma, estamos impulsando decididamente, con urgencia, dos proyectos de gran importancia para las comunidades indígenas lafkenches y el pueblo Rapanui. Me refiero al proyecto de ley que crea el espacio costero marino de los Pueblos Originarios y la reforma constitucional que establece la creación de los territorios especiales de Isla de Pascua y Juan Fernández.

Junto a estos proyectos, hay otras iniciativas legales que nos interesa promover:

Uno: el reconocimiento del derecho a la transmisión matrilineal de los apellidos. O sea, que se permita mantener el apellido indígena de la madre antes que el apellido no indígena del padre, de manera de proteger nuestros hermosos y simbólicos apellidos indígenas y llevarlos con orgullo por el país.

Dos: queremos que las comunidades indígenas sean reconocidas explícitamente en la Ley de Municipalidades como organizaciones de base, para ejercer los derechos a participar plenamente en su comuna.

Tres: queremos que el proyecto de ley de derechos de los pacientes incluya el derecho a ejercer las prácticas de medicina tradicional y respetar los saberes y la cultura ancestral del paciente.

Hoy día esto se realiza a través de programas, pero no queremos que dependa de la voluntad de quienes dirijan el país, sino que esté establecido en la Ley de Derechos.

Cuatro: queremos incorporar mecanismos que incorporen la visión de las comunidades indígenas y velar por una adecuada protección de sus tierras en el sistema de evaluación de impacto Ambiental; y analizar lo que ocurre en materias sensibles, como aguas, minas o bosques nativos. Estoy segura que podemos arribar a buenos acuerdos, a miradas constructivas, en un debate sin tabúes, pero con visión de país.

3.- Política Indígena Urbana

Un tercer lineamiento estratégico es la política indígena urbana.

Lo hablábamos el viernes pasado con los representantes del mundo urbano. Esta ha sido una política algo ausente en los últimos años, y por eso me preocupé de ello como candidata y ahora como Presidenta.

Crearemos un programa indígena urbano que contará con un financiamiento internacional del Banco Interamericano de Desarrollo, BID.

Este programa desarrollará, a grandes rasgos, acciones en 5 líneas específicas:

- calidad de vida de los habitantes de las ciudades;

- promoción de sus derechos;

- fortalecimiento de la identidad y el rescate cultural;

- visibilización de la diversidad cultural en los espacios públicos;

- promoción de la no discriminación.

Implementaremos programas en materia de emprendimiento productivo; vivienda; crearemos veinte centros ceremoniales en diversas ciudades y, a lo menos, un cementerio indígena en la Región Metropolitana; salud intercultural; deporte indígena; atención municipal y señalética urbana.

4.- Mujeres indígenas

El cuarto lineamiento estratégico se refiere a la mujer indígena.

Para ello, Conadi creará una Unidad de la Mujer, que entre otros aspectos promoverá la representación y participación de la mujer indígena con igualdad de oportunidades, con perspectivas y equidad de género.

5.- Educación y Cultura

El quinto lineamiento estratégico se refiere a educación y cultura.

Promoveremos una indicación en el proyecto de Ley General de Enseñanza, que hemos presentado hace poco al Congreso, para reconocer, respetar y valorar la diversidad étnica y cultural como parte de los objetivos de la enseñanza básica y media.

Pero junto con ello, vamos a fomentar la lengua y la cultura, a través de la inclusión progresiva hacia el 2010, de la enseñaza de lenguas indígenas en la educación básica en regiones de alta concentración indígena y también, de la historia indígena, en el currículo escolar.

También crearemos academias de lenguas indígenas, para cultivar y preservar el idioma.

Crearemos también cuatro institutos de cultura indígena y abriremos 30 jardines infantiles con currículum intercultural a lo largo del país, donde también se abren puestos de trabajo para mujeres u hombres indígenas, como asistentes de parvularia, parvularia, administrativos, etc.

A todo ello se sumará el apoyo que reciben los estudiantes de educación superior, especialmente en lo referido a hogares universitarios, estableciendo un porcentaje de becas para los estudiantes indígenas.

Fortaleceremos la presencia de Conadi en las nuevas regiones, tenemos dos nuevas regiones, y apoyaremos el desarrollo productivo a través de una unidad indígena al interior de INDAP, con un nuevo instrumento de fomento.

Además, seguiremos impulsando las políticas públicas para que se beneficie a las comunidades indígenas en su realidad cotidiana. Y en forma especial, impulsaremos un programa para mejorar la conectividad vial al interior de las comunidades, y nos preocuparemos de adaptar el programa de agua potable rural, para que pueda implementarse de mejor manera en dichas comunidades.

Amigos y amigas, hermanos y hermanas:

Estos son los cinco lineamientos estratégicos de nuestra nueva política indígena. Sin duda que faltan detalles, obviamente, he señalado lo más relevante. Se seguirá trabajando y la ministra lo explicará en su momento.

Pero déjenme decirles que creo que hay avances muy importantes. Porque las distintas medidas que hemos informado y señalado, a lo que nos llevan es a aquello que queremos, a un país que sea un país más integrado. Y ese país más integrado no esté en nuestros sueños, sino que esté al alcance de la mano, de nosotros y de nuestras futuras generaciones.

Pero para que podamos contar esto efectivamente, para que esto sea una realidad, contamos con la fuerza que ustedes han puesto en su proceso de reflexión y contamos con la voluntad y el compromiso de mi gobierno.

Estoy segura que si unimos esta fuerza, si trabajamos juntos, si perseveramos en esta agenda, habremos dado un paso más largo y más fuerte en el camino hacia lo que queremos: el respeto y ejercicio de la multiculturalidad y la diversidad en nuestro país, valores que para mí son esenciales y fundamentales.

Así que, muchas gracias y sin duda que seguiremos trabajando fuertemente para que esta agenda pueda concretarse e implementarse a la brevedad.

Muchas gracias.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Sinceramente un gran trabajo lo que se viene para nuestros vecinos de Chile en favor de los hermanos indigenas, similares politicas deberian adoptarse en nuestro paÃs Peru, que no tiene una politica de pueblos indigenas, si se hace realidad en Chile, seria un gran avance y ojala que no sea solo un simple discurso de la presidenta chilena..Un Abrazo ..Ródil Rojas Ruiz.

Quiero saber si el apellido Puelles es indigena. Me encantaria que si lo fuera

Si bien el apellido Puelles tiene un origen navarro debe usted saber que el apellido no es una condición esencial para determinar una pertenencia indÃgena. El Convenio 169 sobre Pueblos IndÃgenas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) reconoce que un criterio fundamental para la identidad indÃgena es el auto reconocimiento o autoconciencia de su identidad.
Por otro lado, no habrÃa que descartar otro origen u otro derivado de la palabra Puelles que no conocemos.

Añadir nuevo comentario