Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Los planes de Alan GarcÃa, por César Hildebrandt

La derecha que perdió todas las guerras, todas las oportunidades de crear justicia y viabilidad social, la derecha que gobernó siempre –con la sola excepción del suspiro de Billinghurst y los siete años de Velasco–, la derecha cuyos ancestros pelearon en contra de la independencia y cuyos abuelos entregaron Lima a la soldadesca chilena, la derecha que se robó el dinero para comprar barcos en plena guerra del Pacífico y remató Arica a precio vil, Leticia por nada, Sucumbios por poquísimo, la derecha que festejó todas las masacres de campesinos y hundió en el oprobio a todos los reformistas que en su tiempo fueron, la derecha que persiguió a los mejores –desde Vallejo a Alegría, pasando por Arguedas y Gustavo Valcárcely se unió a los peores o hizo peores a los que ya eran cavernarios –desde Sánchez Cerro a Odría, pasando por el panzón rosáceo de Benavides–, la derecha que tiene el bolsillo chorreando sangre y, hoy, la labia de Alan García a su servicio, la derecha del contrabando, la evasión fiscal, las conversas con Montesinos para ganar juicios, la derecha prochilena de estos días, en suma, quiere erguirse en patrona del pensamiento correcto y llama caviares a quienes no se doblegan ni ante su dinero ni ante su poder mediático.

Es el colmo. La derecha cree que con lo que evacúan algunos columnistas a su servicio ya ejerce el poder de las ideas y el monopolio de la verdad. La derecha analfabeta está segura de que le basta y sobra con el jarabe de lengua de García, el sancochado delirante de algunos comentaristas y la agresividad de los voceros fujimoristas, para ganar en el campo de las ideas.

¿Y qué aporta la derecha de novedad? Absolutamente nada nuevo. Sus ideas las ha huaqueado del latifundismo occiso y son estas: el Estado no debe meterse con la inversión privada excepto para defenderla con las armas, si es necesario; los trabajadores son mano de obra prescindible y no juegan ningún papel decisivo en el proceso de acumulación capitalista; la política exterior debe estar uncida a la de los Estados Unidos; todos los que no opinen así son potencialmente subversivos.

Y eso es todo el libreto, que es el mismo que recitaba, en los años 30 y 40, Víctor Andrés Belaunde.

Maquillan este librero con un vocabulario flamante y estandarizado por los cuatro vientos: le dicen globalización a lo que antes llamaron panamericanismo (o Alianza para el Progreso); le llaman mundo unipolar al libreto autoritario de la única potencia criminalmente expansionista de nuestros tiempos; le dicen mercado laboral flexible a lo que en tiempos más sinceros se llamaba colchón de desempleados (que sirve para abaratar el salario) y derecho libre de despido; le dicen contratos de estabilidad al saqueo que un ciudadano notoriamente japonés concertó con un puñado de extranjeros avezados (pero no quieren ninguna estabilidad en el empleo); y llaman tasa de crecimiento al promedio de lo que ganan los grandotes, que se encargan luego de que sean las sobras las que "chorreen" (si es que hay sobras).

Todo lo que no está entre estos parámetros es odioso, insurreccional, jurásico, socialistón, caviarón e indeseable.

Y la izquierda no responde. No sé ni me importa saber por qué la izquierda no responde. No sé qué hace la izquierda ni dónde está o yace o hiberna. Debe estar pagando culpas, supongo. O viendo, con vergüenza, cómo algunos de sus ayer voceros (ex comunistas, ex vanguardistas, ex trotskistas) se instalan en el sistema de la banalización mundial y reniegan de su pasado al lado de un dry martini en alguna universidad norteamericana de segunda.

Lo único que sé es que esta dictadura mediática que quiere pintarnos a García como el supremo hacedor y a Correa como a un dinosaurio (y a Chávez como a un mafioso y a Evo como un indio tonto) debe ser combatida. Combatida por toda la gente decente con acceso a la prensa. No es posible que el país que produjo a José Carlos Mariátegui acepte hoy que las ideas de Marianito Prado se han vuelto indiscutibles.

Hoy la derecha gobierna con García, reencarnación del Haya del crepúsculo. Eso está bien, así cada uno asume su papel. Pero quienes nos sentimos de centro, quienes creemos que la injusticia produce hambre y senderismos, no debemos seguir callando en nombre de la prudencia o el desarrollo. El plan de García es crear un frente Fuerza Armada-empresarios-engatusados. Es un plan de largo plazo, un sueño de Huaitita que ahora, con el control de los medios de comunicación, parece posible. ¿Cuántos peruanos nos resistiremos a esta monotonía impuesta por el dinero y sus fabricantes de coartadas? Lo sabremos pronto.

Dicen que Hugo Chávez tomará pronto un canal de TV. Aquí García los tiene todos y nadie dice nada. Aquí el debate sólo puede darse sobre lo secundario. Lo importante ya está resuelto de acuerdo a los intereses de Lan-Perú. ¿Hasta cuándo?

Fuente: Diario La Primera, 25 de enero de 2007

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Exelente descripción de lo que realmente esta ocurriendo no solamente en el pais sino en todo el globo. Hacen creer que todo lo que vivimos esta dentro de la realidad, pero en realidad es una simple y burda manipulacion mental,que pena da que la población en especial la peruana no reaccione ante tanta manipulación y cojudeo que nos esta haciendo el gobierno.¿será por miedo? o ¿por que ya les quemaron las pocas neuronas que les quedavan?soy ateo pero por dios la gente ya debe reaccionar a tanta injusticia.

Esa es la burda actitud autoritaria de la derecha con el maquiavélico profano y mentiroso Alan GarcÃa y Cia. en matrimonio contranatua con un periodismo y fujimorismo hipócrita, vergonzante y prenedatario que enurgullece el fetichismo de la vida social, politica e incluso cotidiana. Hacen todo el esfuerzo por hacernos ver al revez las cosas. insisten en que lo negro es blanco, lo alto es bajo, lo sucio es limpio, lo inmoral es moral, lo deshonesto es honesto, que el feminismo y la mariconada es lo machaso del Perú.
En fin todo ello se sublima con un totemismo esquizofrenico alanista y su collera secundada por Del Castillo y Mulder, que faldera y petulentamente dicen que son la "nueva peruanidad"
Inmáginense
Inidgna¡ claro que sÃ
Arequipa, 31 enero e007
Eliseo Zeballos

uNA VEZ MAS ESTAMOS FRENTE A FRENTE ANTE ESTOS POLITICOS MEDROSOS E INOPERANTES, LIDERES DE PACOTILLA QUE NO LE HAN GANADO A NADIE, INTELECTUALOIDES QUE NO APORTAN MAS QUE UNA RECETA DE SANDWICH EN EN LA SORBONA O EN STANFORD, ¿qUÉ SE PUEDE ESPERAR DE ESTOS "ANIMALES" QUE DE SEGURO NUNCA SE QUEMARON NI LAS HEBRA DE UNA PESTAÑA PARA ESTUDIAR LO QUE DEBIERON ESTUDIAR? , NO PUES, ESTOS SEÑORES NO LES LLEGAN NI ALOS HONGOS DE LOS GRANDES LIDERES DE OTRORAS NACIONES , QUE AL MENOS NO SE HAN DEJADO NINGUNEAR POR ESTA DERECHA RAPAZ Y EXTRANJERIZANTE.

Añadir nuevo comentario