Servicios en comunicación Intercultural

Internacional: Convocan a jornada de protesta en DÃa Mundial contra la MinerÃa a Cielo Abierto

Servindi, 14 de julio, 2009.- En el marco del Día Mundial contra la Minería a Cielo Abierto, el Frente Amplio Opositor a la Minera San Xavier -New Gold-, de San Luis de Potosí, convocó a una jornada de acción en contra de esta actividad el día 22 de julio, para mostrar el "repudio a este tipo de minería que sólo deja desolación, pobreza y muerte". (Imagen: saltaaldia)

"Toda minería a cielo abierto utiliza una técnica que conlleva a la destrucción y agotamiento de los ecosistemas del planeta", afirmaron los representantes del FAO.

"La eliminación de la capa boscosa, la destrucción de los suelos, la contaminación de las aguas superficiales y freáticas, la división en las comunidades, el soborno a funcionarios, la amenaza, el chantaje y la violación de leyes y derechos forman parte de las acciones rutinarias con las que se desenvuelve la minería a cielo abierto en muchas partes del mundo", argumentaron los convocantes.

Hacia embajadas de Canadá

"Canadá en contraste con su "consciencia ecológica" es el país puntero de la minería a cielo abierto en el mundo. Las transnacionales canadienses poseen el 51% de todo el capital minero en el mundo", explicaron.

Por este motivo, se busca que las movilizaciones sean dirigidas dirigidas a las embajadas de Canadá de todo el mundo.

Según los convocantes a esta jornada de protesta pacífica a nivel mundial, la mayor parte de las concesiones mineras otorgadas en México a empresas extranjeras pertenecen a Canadá y el resto del mundo va por el mismo camino.

"Para América Latina el mismo destino, proyectos de minas canadienses en Perú, Chile, Argentina, Bolivia, Guatemala, Brasil, Panamá, Honduras, Colombia, Ecuador, El Salvador, Filipinas, Surinam. En África: Ghana, Congo, Tanzania, Sudán, Zambia. En Asia India, Indonesia, Papua... En Norteamérica: Estados Unidos, Canadá. Todo el mundo", expresaron.

--

CONVOCATORIA

Día Mundial contra la minería a cielo abierto

Toda minería a cielo abierto utiliz una técnica que conlleva a la destrucción y agotamiento de los ecosistemas del planeta.

La eliminación de la capa boscosa, la destrucción de los suelos, la contaminación de las aguas superficiales y freáticas, la división en las comunidades, el soborno a funcionarios, la amenaza, el chantaje y la violación de leyes y derechos forman parte de las acciones rutinarias con las que se desenvuelve la minería a cielo abierto en muchas partes del mundo.

La minería en México tiene una larga historia.

La riqueza del subsuelo mexicano fue uno de los principales motivos de la conquista del siglo XVI. Al igual que en tierras indígenas en otras zonas del mundo, la minería revestía una enorme importancia para las fuerzas colonizadoras, pero para las comunidades indígenas significó lesiones, muerte, destrucción ambiental y empobrecimiento.

A pesar de la lucha por la tierra y el triunfo de la Revolución Mexicana en 1910, persiste hasta hoy esta injusticia histórica.

Hoy son las empresas mineras principalmente canadienses las fuerzas colonizadoras en los países de tercer mundo e incluso también las que se siguen apoderando de las riquezas de los pueblos indígenas en Canadá.

Canadá en contraste con su "consciencia ecológica" es el país puntero de la minería a cielo abierto en el mundo.

Las transnacionales canadienses poseen el 51% de todo el capital minero en el mundo. México es uno de los instrumentos que le permiten a Canadá ser el "campeón minero".

Las políticas neoliberales instrumentadas en México desde mediados de los años 80 e impulsados con la entrada del TLCAN han tenido una enorme importancia para las actividades mineras canadienses.

Además del debilitamiento de los derechos laborales, el amordazamiento de los movimientos sociales, la mano dura, la militarización y el desplazamiento de comunidades permiten la implementación y la protección de estas corporaciones.

La mayor parte de las concesiones mineras otorgadas en México a empresas extranjeras pertenecen a Canadá. Hasta 2007 el gobierno de México ha otorgado 438 concesiones mineras en todo el país, la mayoría a empresas canadienses, sólo en el estado de Chiapas, 72, que abarcan 727, 435 hectáreas, mas de la mitad de estas tierras están en manos de las canadienses Linear Gold y Frontier Development Group pero las comunidades no lo saben, no hubo información ni consultas.

Lo mismo sucede en las provincias de Zacatecas, Chihuahua, Sonora, Oaxaca, Coahuila, la mayoría de estos proyectos se desarrollarán en comunidades indígenas y campesinas .

Para América Latina el mismo destino, proyectos de minas canadienses en Perú, Chile, Argentina, Bolivia, Guatemala, Brasil, Panamá, Honduras, Colombia, Ecuador, El Salvador, Filipinas, Surinam. En África: Ghana, Congo, Tanzania, Sudán, Zambia.

En Asia India, Indonesia, Papua... En Norteamérica: Estados Unidos, Canadá. Todo el mundo.

Es por esto que convocamos a una jornada de acción en contra de la minería a cielo abierto el día 22 de julio, realizando movilizaciones pacíficas en las embajadas canadienses de todo el mundo, mostrando el repudio a este tipo de minería que sólo deja desolación, pobreza y muerte para nuestros pueblos a cambio de enriquecer a unos pocos, siendo Canadá el principal promotor de esta actividad depredadora.

Convoca:

Frente Amplio Opositor a la Minera San Xavier (New Gold), Cerro de San Pedro, S.L.P., México.

(Cuya resistencia ha logrado el triunfo jurídico en contra de dicha empresa, sin embargo el gobierno neoliberal de Felipe Calderón, violando la ley sigue obedeciendo a los intereses transnacionales y la empresa sigue en operaciones.)

--

ENGLISH VERSION

CALL-OUT

Global Day of Action Against Open-Pit Mining

The methods and technology used in open-pit mining operations causes the destruction and exhaustion of the planet's ecosystems. Removing forest cover, destroying soils, contaminating both running water and underground reservoirs, dividing communities, bribing officials, threatening, blackmailing, and violating human rights are all common practice for open-pit mining projects around the world.

The mining industry has a long history in Mexico. The region's mineral wealth was one of the main motives behind European conquest in the 16th century. As in other indigenous lands around the world, mining was of utmost importance for the colonial powers but for the indigenous communities themselves, it meant injury, death, environmental destruction, and impoverishment. Despite a long struggle for land and the eventual victory of the Mexican Revolution of 1910, this historical injustice persists to this day. Today's colonial powers are the mostly Canadian mining companies who continue to extract resources from the Global South as well as from Canada's own indigenous peoples.

In contrast with its self-proclaimed "environmental awareness", Canada is the global leader in open-pit mining. Canadian-based transnational corporations (TNCs) control 51% of global mining capital and Mexico in particular had a big role to play in Canada's rise to become the world mining champion.

The neoliberal policies implemented in Mexico since the mid-1980s, codified and consolidated by the creation of NAFTA, were of great importance for Canadian mining companies. The erosion of labour rights aside, it is the repression of environmental movements, increasing militarization and autocracy, and the forced eviction of entire communities that have allowed for the establishment and survival of mining projects.

As of 2007, the Mexican government has granted 438 mining concessions, most of them going to Canadian companies. In the state of Chiapas alone, 72 projects cover 727,435ha of land (slightly larger than the Palestinian Occupied Territories). Half of this territory is now owned by two Canadian companies: Linear Gold and the Frontier Development Group. The territory passed into private ownership without the knowledge, let alone consent, of the communities located there, most of whom are peasants and indigenous people. The same is happening in the states of Zacatecas, Chihuahua, Sonora, Oaxaca, and Coahuila.

A similar fate awaits much of the world. Canadian mining companies are at work in Peru, Chile, Argentina, Bolivia, Guatemala, Brasil, Panama, Honduras, Colombia, Ecuador, El Salvador, the Philippines, Surinam, Ghana, Congo, Tanzania, Sudan, Zambia, Indonesia, Papua New Guinea, the United States, and Canada itself.

It is for these reasons that we call for a Global Day of Action against Open-pit Mining on July 22nd. Given Canada's leading role in the global mining industry, we call for peaceful demonstrations in front of Canadian embassies across the world in order to show our condemnation of these mining projects that only leave behind desolation, poverty, and death for our people while enriching the few.

FAO Frente Amplio Opositor a la Minera San Xavier (FAO)

Cerro de San Pedro, San Luís de Potosí, México

(FAO's resistance to New Gold and its subsidiary Minera San Xavier resulted in a legal ruling against said company. However, the Calderón government, in contravention of the law, has allowed the company to continue with its mining operation.)

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario