Servicios en comunicación Intercultural

Colombia: Continúa masacre de indígenas Awá. Las FARC serÃan los responsables

Niños del pueblo Awá. Foto: UNIPA

Servindi, 12 de febrero, 2009.- A 17 personas se incrementó el asesinato de indígenas Awá en el resguardo Tortugal Telembí, en la localidad selvática de Nariño. Entre las víctimas se hallan hombres, mujeres y tres menores de edad quienes fueron ultimados con armas de fuego y machete.

Todo indica que la responsabilidad recae en las Fuerzas Armadas Recolucionarias de Colombia (FARC) quienes habrían actuado en represalia por que los indígenas habrían colaborado con el Ejército nacional brindado sus casas a los soldados.

La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) indicó que la masacre sucedió entre el 4 y el 6 de febrero, luego de la desaparición de 18 miembros del resguardo indígena Tortugal Telembí, ubicado entre los municipios de Barbacoas y Samaniego.

Por lo apartado del lugar la masacre se conoció recién el domingo último. Asimismo, se teme que otros seis miembros del resguardo están desaparecidos desde que salieron de la comunidad para tratar de recuperar a las víctimas.

La Unidad Indígena del Pueblo Awá (UNIPA) señala que desde 2008 se reactivó la presencia de grupos paramilitares en la región, se radicalizó el accionar de la insurgencia, y se incrementó la militarización del Estado.

Toda esta situación ha generado el incremento de la violación de los derechos humanos y la profundización de la crisis humanitaria en todo el territorio Awá.

Pueblo amenazado

La comunidad Awá ha denunciado contínuas amenazas de muerte por parte de las Farc, que los acusa de solicitar la presencia del Ejército en la zona, donde se mueven grupos de las Farc, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y la banda Los Rastrojos.

La ONIC y la UNIPA en un comunicado denunciaron que a consecuencia del conflicto armado en los últimos 10 años se han cometido "cuatro masacres, aproximadamente 200 asesinatos y 50 afectados por minas antipersonales"

Además, hubo cinco desplazamientos masivos, migración transfronteriza, secuestros, detenciones arbitrarias, reclutamiento forzado, bloqueo de alimentos y medicamentos, utilización de bienes civiles, presión a la población para que sirvan de informantes entre otras formas de agresión.

A pesar de la permanente denuncia indígena que obligó a la Defensoría del Pueblo emitir la Resolución 53 reconociendo la grave situación del pueblo Awá y formular recomendaciones al Estado hasta ahora no se han tomado medidas efectivas.

Antonio Navarro Wolff, gobernador de Nariño, condenó la masacre y aseguró que "hay una situación de violencia muy grave generalizada en esta zona".

La ONIC afirma que más de 1.300 indígenas permanecen confinados en sus resguardos debido a los enfrentamientos entre el Ejército, la guerrilla y los paramilitares.

Una comisión conformada por la Defensoría del Pueblo, la Fiscalía, la Procuraduría, la Personería, la Policía y la Gobernación se ha desplazado a la zona.

Exigencias inmediatas

La ONIC y la UNIPA demandaron al Gobierno Nacional cumplir a cabalidad cada una de las recomendaciones que efectuó la Defensoría del Pueblo en la Resolución 53 del 5 de junio de 2008.

Del mismo modo pidieron a Acción Social y al Ministerio del Interior implementar el plan de salvaguarda étnica para el pueblo indígena Awá, respetando el derecho de consulta previa de acuerdo al auto 004 de 2009 de la Corte Constitucional.

Al Ejército Nacional piden que en el desarrollo de sus operaciones "observe el estricto cumplimiento de los derechos humanos así como las directrices emanadas por el Ministerio de Defensa en lo referente a su intervención en los territorios indígenas".

---

Comunicado de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) y la Unidad Indígena del Pueblo Awá (UNIPA)

  • SOS, otra masacre, 10 Awá del resguardo El Sande
  • Cientos de desplazados en Sandes, Buenavista y Samaniego

Cuantos hermanos colombianos, indígenas Awá, tendrán que ser masacrados para que la sociedad colombiana y este gobierno de la llamada "seguridad democrática" al menos se pronuncien.

El gobernador del Resguardo El Sande confirmó a la ONIC que diez hermanos más de su pueblo fueron vilmente masacrados, cuando intentaban salir como desplazados de su territorio ancestral.

Se trata de miembros de la comunidad de Tangarial, quienes con otros Awá en familia le corrían a la muerte. Fueron sorprendidos por un grupo armado mientras descansaban, entre los límites de los municipios de Ricaurte y Guachavez, sin determinar hasta el momento a sus victimarios y los nombres de los asesinados.

Autoridad Nacional de Gobierno Indígena - ONIC

Denuncian masacre cometida por las FARC contra miembros del resguardo de Tortugaña Telembi en Barbacoa Nariño

La Unidad Indígena del pueblo Awá UNIPA y la ONIC denuncian la grave violación a los derechos humanos y los derechos colectivos del pueblo AWA de Nariño no es nueva; muestra de ello son los siguientes hechos:

La dinámica social, cultural y organizativa del pueblo AWÁ se alteró con la llegada de los grupos armados insurgentes a finales de la década de los 90, quienes en el afán de imponer su proyecto político armado han cometido distintas violaciones a nuestra autonomía política, territorial y contra los derechos humanos. Esta situación se tornó mucho más grave con la aparición de los grupos paramilitares y su accionar a favor de intereses económicos.

La militarización creciente de nuestros territorios en el desarrollo de la política de seguridad democrática también ha complicado la situación de las comunidades, porque los grupos armados ilegales las responsabilizan de ser las facilitadoras de la entrada de los militares en los territorios y porque miembros del ejército cometen violaciones a los derechos humanos, al Convenio 169 de la OIT y a las directrices del Ministerio de Defensa.

Indígenas víctimas de minas antipersonales. Foto: ACNUR

En los últimos 10 años como consecuencia del conflicto armado se han registrado cinco desplazamientos masivos, desplazamientos individuales continuos hacia dentro y fuera del territorio, migración transfronteriza, cuatro masacres, aproximadamente 200 asesinatos, 50 afectados por minas antipersonales, secuestros, detenciones arbitraras, señalamientos, amenazas, reclutamiento forzado, bloqueo de alimentos y medicamentos, utilización de bienes civiles, presión a los civiles para que sirvan de informantes.

Todo lo anterior ha sido objeto de permanente denuncia a nivel nacional e internacional hasta tal punto que en el año 2008 la Defensoría del Pueblo emitió una resolución (número 53) demostrando la gravedad de la situación del pueblo Awa y planteando una serie de recomendaciones al Estado para garantizar la protección de este pueblo sin que hasta el momento se hayan tomado medidas efectivas.

A partir del año 2008 se reactivó la presencia de grupos paramilitares en la región, se radicalizó el accionar de la insurgencia, y se incrementó la militarización del Estado, trayendo como consecuencia el incremento de la violación de los derechos humanos, profundización de la crisis humanitaria en todo el territorio AWÁ.

En relación a los hechos que son objeto de esta denuncia, se destaca:

- A partir del 1 de febrero se ha registrado presencia del ejército en las Veredas Volteadero y Bravo del Resguardo de Tortugaña Telembí (Barbacoas), entrando de manera abusiva a las viviendas y obligando mediante diferentes maltratos a miembros de la comunidad a dar información sobre la ubicación de los guerrilleros de las FARC-EP, exponiendo a la comunidad a una situación de impotencia y miedo.

- El 4 de febrero hombres armados con distintivos de las FARC retuvieron a 120 personas (hombres, mujeres y niños), las cuales fueron llevadas amarradas a una quebrada denominada el Hojal de la comunidad el Bravo y se les observó asesinando a algunas personas con arma blanca.

- Según informaciones de la comunidad, estos mismos hombres regresaron al otro día por los niños que quedaron en las casas y de los cuales no sabemos qué suerte han corrido.

- Miembros de las comunidades informan que esta actuación de las FARC se da por considerar que los soldados ocuparon las casas de los indígenas y estos brindaron colaboración.

- Según información de las comunidades del resguardo, el 5 de febrero a las 4 de la tarde se registraron enfrentamientos entre la guerrilla y el ejército, en los que este último hizo bombardeo entre Bravo y el cerro de Sabaleta generando zozobra en las comunidades.

- El día 6 de febrero a las 5 de la tarde se presentaron combates entre el ejército y las FARC, los cuales se reanudaron el 7 del mismo mes.

Como resultado de todos estos hechos se han desplazado varias familias al interior del territorio y hacia Samaniego, Buenavista (Barbacoa), a Planadas Telembí, a pesar de la presencia de minas antipersonales sembradas por la guerrilla en las diferentes vías de acceso. De igual forma se encuentran alrededor de 1300 personas en situación de confinamiento, padeciendo hambre y enfermedades con graves impactos sobre la población infantil.

Exigencias:

- A todos los grupos armados exigimos respeto a la vida y derechos de los pueblos indígenas de Colombia y nos dejen vivir tranquilos como antes, que no nos involucren en una guerra que no es nuestra ni apoyamos.

- Al secretariado, la comandancia del frente 29 y de la columna Mariscal Sucre que se pronuncien ante la comunidad nacional e internacional sobre su responsabilidad en estos crímenes, que respeten la autonomía territorial y política del pueblo AWÁ, que cese el minado de los territorios y no involucre a las comunidades indígenas en una guerra que no les pertenece.

- A las FARC si tiene personas retenidas que las libere inmediatamente sin ninguna condición.

- Al Ministerio del Interior y de Justicia, que tome las medidas necesarias para esclarecer los hechos en el menor tiempo posible.

- Al Gobierno Nacional y a todas las instituciones a reconocer el nivel de vulnerabilidad del pueblo Awá manifestado en la Resolución Defensorial 53 del 5 de junio del 2008 y cumplir a cabalidad cada una de las recomendaciones que en ella se hacen.

- A Acción Social y al Ministerio del Interior que implemente el plan de salvaguarda étnica para el Pueblo indígena Awá, respetando el derecho de consulta previa de acuerdo al auto 004 de 2009 de la Corte Constitucional.

- Al Ejército Nacional que en el desarrollo de sus operaciones observe el estricto cumplimiento de los Derechos Humanos así como las directrices emanadas por el Ministerio de Defensa en lo referente a su intervención en los territorios indígenas.

- A todos las instituciones, especialmente a Acción Social, la gobernación de Nariño y a los organismos humanitarios que diseñen un plan de atención efectiva para la situación humanitaria.

Convocamos al Sistema de Naciones Unidas, organismos de derechos humanos, a las organizaciones sociales, instituciones del Estado, ONG internacionales organismos de control y a las organizaciones indígenas a acompañarnos en el desarrollo de una minga humanitaria para la verificación de lo ocurrido y salvar las vidas de nuestros hermanos indígenas que se encuentren en riesgo. A la Procuraduría General de la Nación que haga seguimiento a las responsabilidades correspondientes a cada una de las instituciones.

Unidad Indígena del Pueblo Awá (UNIPA) y la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC)

Pasto, 10 de febrero de 2009

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Apoyo la Minga Humanitaria,expreso mi rechazo total al acto de barbarie cometido por la gerrilla colombiana contra el pueblo Awà, estos movimientos han demostrado ser instrumentos de las trasnacionales, concepto que se confirma con sus pràctica a travès de la historia de este paìs,cuando han generando desplazamientos masivos,produciendose concentraciòn de poblaciòn en las grandes ciudades, para que el gran capital cuente con mano de obra barata y por ùltimo tenemos para demostrar lo que afirmo con la masacre cometida en contra de los indigenas Awà, obedeciendo ordenes de los enemigos de la Madre tierra,en el exterminio de los pueblos aborigenes de nuestro continente.
Señores comandantes guerrilleros en un acto de arrepentimento solicito, que los armados que cometieron este acto sean entregados a la Corte Penal Internacional (CPI),para que sean juzgados por delitos de lessa humanidad.

considero que las farc y otros grupos han llegado demasiado lejos y ya nosotros el pueblo nos hemos convertido en sus juguetes y juegan con nosotros a su antojo definitivamente estas personas no tienen corazon y esta vez las victimas fueron estos pobres indigenas

Una guerra en la que no se miden las consecuencias la poblacion civil se convierte en el principal objetivo militar al tratar de ganarse su simpatia al tratar de demostrarselo a su contrincante ocupando su ambito territorial y por medio de la represion sicologica y fisica se reduce a una poblacion indefensa a que les colabore pero en que si estan indefensos. Al llegar un grupo de personas estos requieren provisiones las cuales tienen los indigenas requieren de sus aguas requieren de su conocimiento del territorio los forasteros infiltran la comunidad escudriñan sobre su organizacion y muchas veces la debilitan inclinando algunos miembros de la comunidad indigena a sus intereses esto genera un conflicto entre la misma comunidad el cual es aprovechado para sacar informacion que muchas veces es irreal y conducen los señalamientos a cobrar vidas inocentes sobre las cuales se armo una trama por que bien no se entendian entre vecinos y se aprovecho la ocasion esto se repote a diario no solo en comunidades indigenas se vislumbra en todo el territorio nacional. Unos deseamos mantener la unidad de los pueblos brindando el mejor precio pagando con sangre de dirigentes pero el sistema economico en el que vivimos alimenta y transforma la guerra por ende lo que nos divide no es el color de piel nuestra forma de vida u organizacion lo que nos aisla es el deseo de dominar sobre los demas sin importar las consecuencias.

toda forma de violencia hacia los indigenas es un insulto ala humanidad y al humanismo del ser estos actos encontra delos indigenas no son justificables toda forma de violencia hacia ellos no tien juztificasion en ningun nivel ni sentido.
hoy el pueblo el indigena no tien por q ser castigado asi noes juztificable por ningun sentido

q se condene y castigue toda forma de violencia hacia los indigenas, esto es una una actitud humillante. hacia el ser humano. es una muestra dela violacion no solo a los alos derechos humanos castiguemos toda forma de violencia hacia el indigena, la cultura del valor del indigena como tal. el valor de la belleza pluricultural indigena no tien fronteras. construyamos ese valor valorando al indigena como tal

que publiquen fotos de la unipa

Añadir nuevo comentario