Servicios en comunicación Intercultural

Estados Unidos: Nativos abandonan reunión con Gobierno sobre polémico oleoducto Keystone

Imagen: AFP Paul J. Richards

- Los nativos consideraron que el oleoducto sería un “genocidio ambiental” y que destruiría lugares para ellos sagrados.

Servindi, 21 de mayo, 2013.- En protesta por el proyecto del oleoducto Keystone XL, que transportará hidrocarburos desde Canadá hasta la costa de Texas, representantes de 11 tribus de Estados Unidos abandonaron una reunión con funcionarios del Gobierno tras considerar que eran de rango inferior.

La reunión fue propuesta por el Gobierno para negociar con los nativos posibles soluciones al desencuentro por el oleoducto. La cita se dio en al Hilton Garden Inn de la ciudad de Rapid City, en el estado de Dakota del Sur, el jueves pasado.

Sin embargo, al inicio de la reunión, los indígenas abandonaron la sala porque consideraron que los representantes del Gobierno no eran de alto rango.

En una rueda de prensa, los líderes lanzaron duras críticas al proyecto y al presidente Barack Obama.

Los nativos consideraron que el oleoducto sería un “genocidio ambiental” y que destruiría lugares para ellos sagrados.

Expresaron preocupación por potenciales daños al ambiente que podrían ser causados por roturas y derrames que contaminarían aguas subterráneas.

“Nos vemos víctimas de otra forma de genocidio, que es un genocidio medioambiental causado por las industrias mineras”, manifestó Casey Camp-Horinek, anciana de la tribu Ponca de Oklahoma.

Igualmente, Bryan Brewer, jefe de la tribu Oglala Sioux, afirmó que sólo se reunirán con el presidente Barack Obama.

Por su parte, el representante del consejo de la tribu Sioux del río Cheyenne, Robin LeBeau , advirtió que tomarán drásticas medidas de protesta.

"Lo que el Departamento de Estado, lo que el presidente Obama necesita escuchar de nosotros, es que vamos a estar tomando acción directa", afirmó.

“Creo que esto va a ser una de las batallas más grandes que alguna vez vamos a tener”, añadió LeBeau.

En marzo del presente año,  líderes de diez pueblos indígenas de ese país y Estados Unidos reunidos en Otawa, Canadá, advirtieron a la prensa que el rechazo a las iniciativas petroleras estaba creciendo rápidamente.

“No importa si el primer ministro canadiense, Stephen Harper, o el presidente estadounidense, Barack Obama, aprueban o no los oleoductos de Enbridge, Kinder Morgan o Keystone XL, no pasarán a través de nuestros territorios aborígenes bajo ninguna condición o circunstancia”, afirmó aquella vez Phil Lane, líder de los indígenas  sioux de Dakota, Estados Unidos.

Asimismo, el jefe Martin Louie, de la tribu nadleh whut’en en Canadá,  consideró que la construcción forzadadel oleoducto   infringirá leyes indígenas y su derecho a decidir "de acuerdo con la Constitución de Canadá y la ley internacional”.

Controvertido proyecto

Como se recuerda, el proyecto de oleoducto Keystone XL, originó una multitudinaria protesta, a mediados de febrero, en Washington, que congregó a decenas de miles de personas para exhortar al Presidente Barack Obama a que rechace el controvertido oleoducto de casi 1.900 kilómetros.

El proyecto fue suspendido para analizar las posibles consecuencias ambientales que tendría, sin embargo, recientemente, la directora de la Agencia de Protección Ambiental, Lisa P.Jackson, señaló que podría reanudarse en primavera.

Según la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU (EPA), el oleoducto Keystone XL aumentará las emisiones anuales de carbono de Estados Unidos hasta por 27,6 millones de toneladas.

Especialistas consideran que el petróleo extraído de arenas bituminosas, que transportará Keyston XL, es más propenso a derrames y más difícil de limpiar.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario