Servicios en comunicación Intercultural

Ecuador: Ministerio de Justicia solicitó a Fiscalía investigar matanza indígena

Taromenani, el exterminio de los pueblos ocultos. Documental escrito y dirigido por Carlos Andrés Vera acerca del genocidio de los pueblos no contactados en el parque nacional Yasuní, Ecuador. Año 2007

Servindi, 13 de abril, 2013.- El Ministerio de Justicia pidió a la Fiscalía investigar una presunta matanza de treinta indígenas de la etnia taromenane a manos de nativos waoranis  en la Amazonía ecuatoriana.

Diego Guarderas, subsecretario de Justicia, en su carta del 11 de abril solicitó investigar y emprender las diligencias que sean necesarias para determinar la existencia del presunto delito y sus responsables.

También indicó al diario El Confidencial que su denuncia no se dirige contra alguna persona en particular, sino a que se determine la verdad.

"Como ministerio nos corresponde dar seguimiento a las recomendaciones hechas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos" sobre protección a los derechos de los pueblos indígenas”, señaló.

Si bien aún no hay datos que confirmen la versión de la supuesta masacre, admitió que dos menores taromenane, supuestamente secuestrados tras el ataque, fueron llevados al caserío huaorani Yarentaro, donde personal de Salud Pública les brindó atención.

También pidió tomar declaraciones a Cawetipe Yeti, presidente de la organización Nacionalidad Waorani (NAWE), quien alertó a diferentes medios ecuatorianos que detrás de la supuesta masacre habría un interés de venganza.

Los problemas entre waoranis y taromenanes son antiguos y una de las hipótesis sobre el reciente ataque es que se habría producido en venganza por el asesinato del jefe waorani Ompore Omeway y su esposa, ocurrido el 5 de marzo aparentemente a manos de nativos taromenane.

Para el presidente ecuatoriano Rafael Correa, el conflicto es un asunto entre comunidades, un problema entre clanes indígenas, en el que unos, los huaorani, están incorporados al resto de la sociedad, y otros, los taromenane, prefieren vivir en aislamiento voluntario en la selva.

Sin embargo, según la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), el conflicto se debe principalmente a la reducción de sus territorios a causa de la expansión de las fronteras petrolera y agrícola en la Amazonía ecuatoriana.

Humberto Cholango, presidente de la Conaie, exigió al Estado realizar una investigación seria y transparente y no desviar la atención del verdadero problema de fondo que sufren los huaorani y otros grupos en aislamiento, por la contaminación y la presencia de la industria petrolera y maderera, del que el Estado es parte responsable.

Referencias:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario