Servicios en comunicación Intercultural

Los ingresos de las 100 personas más ricas podrían acabar 4 veces con la pobreza mundial

- Informe de Oxfam advierte que la riqueza y los ingresos extremos no son éticos, y además son económicamente ineficientes, políticamente corrosivos, socialmente divisores y medioambientalmente destructivos.

Servindi, 20 de enero, 2013.- Los 240.000 millones de dólares de ingresos netos de las 100 personas más ricas del planeta bastarían para acabar cuatro veces con la pobreza extrema, según el informe: "The cost of inequality: how wealth and income extremes hurt us all". (El coste de la inequidad: cómo la riqueza y los ingresos extremos nos dañan a todos, -sólo disponible en inglés).

El informe elaborado por la organizacion de cooperación solidaria internacional Oxfam llama a los líderes mundiales para contener los ingresos extremos y que se comprometan a reducir la desigualdad, al menos hasta los niveles existentes en 1990.

La explosión de la riqueza y los ingresos extremos está exacerbando la desigualdad y dificultando la capacidad mundial para atajar la pobreza, según advirtió Oxfam en un comunicado hecho público a pocos días del Foro Económico de Davos, que tendrá lugar la semana que viene.

El 1 por ciento de las personas más ricas del planeta han incrementado sus ingresos en un 60 por ciento en los últimos veinte años y la crisis financiera no ha hecho más que acelerar esta tendencia, en lugar de disminuirla.

Jeremy Hobbs, director ejecutivo de Oxfam afirma: “No podemos seguir fingiendo que la generación de riqueza por unos pocos beneficiará inevitablemente a muchos – muchas veces la realidad es al contrario.”

“La concentración de recursos en las manos del 1% más rico debilita la actividad económica y hace la vida más difícil para el resto – particularmente los que están el los peldaños más bajos de la escalera económica.”

“En un mundo en el que incluso los recursos más básicos, como la tierra y el agua son cada día más escasos, no podemos permitirnos concentrar activos en las manos de unos pocos y dejar a la mayoría pelear por lo que queda”.

Se estima que quienes conforman el 1% más rico utilizan unas 10.000 veces más carbono que un ciudadano norteamericano medio.

Necesitamos un New Deal (nuevo trato)

Oxfam afirma que los líderes deben aprender de los éxitos actuales de países como Brasil, que ha crecido rápidamente al tiempo que reducía la desigualdad – así como el éxito histórico de los Estados Unidos en los años 30 cuando se implantó del New Deal de Roosevelt que ayudó a reducir la desigualdad y acabar con intereses creados.

El New Deal (literalmente en castellano: «Nuevo trato») es el nombre dado por el presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt a su política intervencionista, puesta en marcha para luchar contra los efectos de la Gran Depresión en Estados Unidos.

El programa se desarrolló entre 1933 y 1938 con el objetivo de sostener a las capas más pobres de la población, reformar los mercados financieros y redinamizar una economía estadounidense herida desde el Crack del 29 por el desempleo y las quiebras en cadena.

Según Hobbs “necesitamos un New Deal global para revertir décadas de incremento de la desigualdad. Como primer paso los líderes mundiales deberían comprometerse formalmente a reducir la desigualdad a los niveles existentes en 1990”.

“Desde paraísos fiscales hasta débiles leyes de empleo, los más ricos se benefician de un sistema económico global que está amañado a su favor. Es hora de que nuestros líderes cambien el sistema para que funcione en el interés de toda la humanidad en lugar de hacerlo para una élite mundial”.

Acabar con los paraísos fiscales – que albergan cerca de 32 billones de dólares (o una tercera parte de la riqueza global) podría generar 189.000 millones de dólares adicionales en recaudación impositiva. Además, el New Deal debería incluir elementos como:

  • Revertir la tendencia hacia una forma impositiva regresiva.
  • Aplicar un tipo mínimo global a las empresas.
  • Medidas que incrementen los salarios en comparación con los rendimiento del capital.
  • Incrementar las inversiones en los servicios públicos universales y en redes de protección.

Oxfam es una confederación internacional de 17 organizaciones que trabajan conjuntamente para encontrar soluciones duraderas a la pobreza y a las injusticias.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario