Servicios en comunicación Intercultural

Una verdad que duele... no todo es maravilloso en Machu Picchu

Servindi, 9 de enero, 2012.- Compartimos una seria denuncia que efectúa la Contraloría General de la República acerca de las condiciones en que se gestiona el Santuario  Histórico de Machu Picchu, patrimonio de la Humanidad. Asimismo, un artículo de Fuad Khoury Zarzar, Contralor General, quién confiesa que se trata de una verdad que duele pero hay que decirla sin miedo.

La revista Control, de cinco páginas, en formato pdf, contiene información preocupante sobre la situación del santuario y fue elaborada en noviembre último.

Las denuncias fueron difundidas recientemente en diciembre de 2012 luego de culminarse la auditoría al Santuario Histórico Machupicchu mediante cuatro exámenes especiales.

Los informes elaborados corresponden al exámen especial efectuado a la Dirección Regional de Cultura del Cusco (DRC) por la “Gestión cultural del Santuario Histórico de Machu Picchu” y al Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernanp) por la “Conservación y protección del Santuario Histórico de Machu Picchu”.

Los dos exámenes restantes se efectuaron a la municipalidad distrital de Machu Picchu por la “Prevención de desastres, tratamiento del agua y disposición final de efluentes, manejo y disposición de residuos sólidos" y a la municipalidad provincial de Urubamba por la "Prevención de desastres, tratamiento de agua y disposición final de efluentes, manejo y disposición de residuos sólidos".

Entre las decenas de recomendaciones efectuadas por la Contraloría se encuentra realizar en el más breve plazo el saneamiento físico legal del Santuario Histórico de Machu Picchu cuyo responsable es el Sernanp y la Dirección Regional de Cultura del Cusco (DRC Cusco); y elaborar un plan de intervención de las áreas críticas al interior de la Ciudad Inca a cargo de la DRC Cusco.

Asimismo, reubicar los asentamientos humanos de las zonas que no son aptas para hospedaje o residencia, tarea a cargo de la Municipalidad Distrital de Machu Picchu y la Municipalidad Provincial de Urubamba.

También, elaborar un mapa de riesgos y peligros de la ciudad de Machu Picchu para conocer el nivel de vulnerabilidad de la población y regular la zonificación; y culminar la implementaciòn de recomendación de estudios de riesgo realizado en Urubamba, labores a cargo de las entidades ediles mencionadas.

Otra recomendación se refiere a sistematizar el ingreso de turistas con mecanismos electrónicos confiables y limitar la facultad de la DRC Cusco para aprobar ingresos excepcionales de visitantes.

El Sernanp tiene la responsabilidad de implementar el Plan Maestro del Santuario para garantizar la diversidad biológica de la zona los gobiernos locales distrital y provincial deben elaborar un plan de contingencia para la sostenibilidad del sistema de agua potable y un plan de control de calidad del agua.

Una verdad que preocupa

Por Fuad Khoury Zarzar, Contralor General de la República

La verdad aunque duela, reza un dicho popular que se ajusta a lo que está pasando en el Santuario Histórico de Machu Picchu. La gestión cultural de esta maravilla del mundo se está haciendo mal y hay que decirlo sin miedo. Necesitamos hacer algo pronto y para hacerlo es importante decir las cosas en su real dimensión sin atenuantes y sin anestesia.

La propiedad no está saneada; hay juicios en marcha porque existen terceros que la reclaman como suya; la integridad de algunos monumentos arqueológicos está en riesgo; dentro del Santuario crece una ciudad de manera desordenada e insostenible, y así podríamos seguir hasta tener una lista muy larga.

Lo encontrado en las auditorías de la Contraloría General es una verdad que preocupa y avergüenza, pero, ahora que ya lo sabemos, lo que corresponde es que cada institución responsable haga su trabajo.

Los informes con las observaciones y las recomendaciones han sido enviados a los Ministerios de Cultura y del Ambiente y a las municipalidades provincial de Urubamba y distrital de Machu Picchu.

La Contraloría General estará atenta al cumplimiento de las recomendaciones hechas, pero esta mirada de alerta es una obligación de todos los ciudadanos de este país, porque amar nuestro legado cultural tiene que ir más allá de un simple eslogan.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario