Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Explican razones de la retención de geólogos en comunidad awajún

Servindi, 5 de noviembre, 2012.- El joven profesional indígena Fernando Shuar Velásquez explicó con solvencia las razones de fondo que indujeron a comuneros awajún a retener a geólogos que no habrían cumplido con los protocolos acostumbrados para ingresar a un territorio indígena.

Frente a la acuciosa periodista Cecilia Valenzuela, Shuar Velásquez argumentó que los profesionales del Instituto Geológico Minero y Metalúrgico (Ingemmet) retenidos en el caserío de Supayacu, en Cajamarca, habrían sido confundidos con trabajadores de una empresa minera.

Shuar Velásquez explicó que la presencia de los profesionales se produjo en un contexto altamente conflictivo especialmente con la empresa Águila Dorada que realiza exploraciones de oro y otros recursos.

El investigador de la Asociación Tendiendo Puentes precisó que de acuerdo a la costumbre, para ingresar a las comunidades indígenas los interesados deben viajar con dos o tres meses de anticipación para anticipar la visita de los profesionales. Al parecer, en este caso, los geólogos llegaron y no anticiparon su visita.

Shuar Velásquez fue entrevistado por la periodista Cecilia Valenzuela en el programa de cable "Mira Quien Habla" de Willax.tv

Información relacionada publicada en Servindi:

Servindi, 24 de Octubre, 2012.- La Organización Fronteriza Awajún de Cajamarca (ORFAC) con sede en la comunidad nativa de Supayaku, en la provincia de San Ignacio, desmintió las versiones que indican que “secuestraron” a tres geólogos del Instituto Geológico Minero y Metalúrgico (Ingemmet). Seguir leyendo…

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Interesante entrevista. Muy cierto que no hay dogmas ni uniformidad sobre las relaciones entre empresas y pueblos indígenas. Pero discutible que el Sr. Shuar Velásquez plantee que las propuestas económicas indígenas se limiten a "accionariado", a ser "socios de las empresas" o a que los indìgenas sean los trabajadores de las empresas. Es más complejo que eso, sin que deje de ser parcialmente cierto. Las empresas extractivas no emplean mano de obra local pues no quieren arriesgarse a huelgas de trabajadores nativos por razones ambientales o sociales. El accionariado suena bien, pero en esos casos las comunidades terminan comprometièndose econòmicamente en proyectos extractivos contaminantes y luego pierden la independencia necesaria para reclamar intereses colectivos, debido al dinero recibido. El accionariado tampoco implica un compartir igualitario y suficiente de los beneficios econòmicos generados por la actividad extractiva.
En sí mismas, no son propuestas muy innovadoras, mas bien son tradicionales y mínimas, por eso las aplaude una recalcitrante de la DBA como Cecilia Valenzuela.
¿No hay en el mundo indígena propuestas más audaces sobre cómo compartir los beneficios de las actividades extractivas, sin comprometer el presente ni el futuro, sin perder derechos colectivos?. ¿Sólo pueden beneficiarse desde posiciones de subordinación o marginales como el "accionariado" y el ser mano de obra local?. ¿Bajo qué condiciones institucionales puede un pueblo entrar en negocios con las empresas extractivas y en cuáles no?. ¿Todo se reduce a acuerdos entre empresas y pueblos, o el Estado tiene un rol que jugar para cautelar otros intereses públicos? (¿cómo se los define?).
Cuestionable que Shuar indique que las Constituciones de Ecuador y Bolivia sobre los derechos de la madre tierra sean productos ideológicos ajenos al mundo indígena. Uno se pregunta si conoce el movimiento indígena de esos países, siendo él mismo indígena, o si ha reflexionado en los contenidos indígenas de dichas conquistas constitucionales traducidas en un lenguaje jurídico no indígena.
En fin, varias preguntas que esta entrevista suscita para el debate.

si bien el tema del accionariado no es un asunto reciente, por lo que puedo escuchar en la entrevista, creo que es el paso inicial para vislumbrar posibles formas de beneficio. Un acuerdo no tendría por qué limitarse a solo eso; existen muchas experiencias con indígenas de otros país, tales como en Australia, Nueva Zelanda, o Canadá; y tales experiencias pueden ser ilustrativas en el Perú. Pero el planteamiento del sr. Shuar, me parece, es algo inicial para ahondar sobre el asunto..

Se nota que los curas jesuitas le han lavado el cerebro a este pseudo indígena, hablar asi de las organizaciones indígenas..anda a las comunidades y pregunta...es un simple felipillo..que lástima..

ser felipillo? los jesuitas? si ellos ayudan a formarlos, bienvenido sea, sería bueno que Ernesto plantee alguna propuesta para su gente, a lo mejor es algún miembro del Movadef..?

Añadir nuevo comentario