Servicios en comunicación Intercultural

Chile: Comuneros mapuche cumplen un mes en huelga de hambre en cárcel de Angol

Foto: blogspot.com

Azkintuwe, 26 de septiembre, 2012.- Cuatro mapuches cumplieron treinta días en huelga de hambre en una cárcel del sur de Chile en protesta por las condenas impuestas a dos de ellos y en contra de los métodos policiales y judiciales que consideran que son discriminatorios hacia los mapuches.

Continúan en huelga de hambre los integrantes de la comunidad Wente Winkul Mapu internados en la cárcel de Angol, quienes acusan un nulo interés por parte de la autoridad en dialogar con ellos y así poner fin a la prolongada movilización.

Paulino Levipán y Daniel Levinao enfrentan una condena de 10 años de cárcel por homicidio frustrado contra carabineros, además de 541 días de presidio por porte ilegal de arma.

Por su parte, los comuneros Rodrigo Montoya Melinao y Eric Montoya Montoya, que también permanecen en huelga de hambre, están en prisión preventiva por otra causa.

A través de un comunicado, los jóvenes mapuche alegan que “aún no hay ningún tipo de acercamiento por parte de las autoridades del estado ni tampoco ningún tipo de respuestas a nuestras demandas, dejando en claro que el gobierno no quiere ningún diálogo con el Pueblo Mapuche,”.

“También dejamos en claro que el Pueblo Mapuche seguirá con sus demandas y nosotros seguiremos luchando por nuestra Libertad”, agrega el texto.

La situación de los comuneros será revisada mediante un recurso de nulidad por la Corte Suprema. Así lo determinó una resolución de la 2a Sala del máximo tribunal, adoptada por su Presidente Milton Juica, y los Ministros Dolmetsch, Künsemüller, Brito y Escobar. Lo anterior fue confirmado por el abogado defensor Lorenzo Morales Cortés, consigna el portal La Opiñón.

Los comuneros incluyen dentro de sus demandas que la Suprema “revise y anule la injusta condena de Paulino Levipán Coyan y Daniel Levinao Montoya”, además de reclamar la aplicación del Convenio 169 y demás convenios internacionales suscritos por nuestro país en materia de derecho indígena.

Piden también el ”fin de los montajes político-judiciales, desmilitarización inmediata del Territorio Mapuche; no más torturas a los niños, mujeres y ancianos en allanamientos en contra de las Comunidades Mapuche, libertad a todos los Presos Políticos Mapuche y la devolución del territorio a nuestras comunidades”.

En su comunicado, los jóvenes afirman que, producto de la huelga de hambre “dos de nosotros estamos con taquicardia”. Desde el inicio de la acción de protesta, hace 30 días, los 4 huelguistas han perdido un promedio de 8 kilos, siendo el caso más agudo el de Daniel Levinao, quien ha perdido un peso aproximado de 9,9 kilos.

Los cuatro pertenecen a la comunidad Wente Wilkun Mapu, cerca de Chequenko, en una zona castigada por el conflicto que enfrenta a comunidades con agricultores y empresas forestales por la propiedad de tierras que consideran ancestrales.

"No ha habido ningún acercamiento con el Gobierno ni con las autoridades, pero sí el recurso de nulidad (del juicio) que interpusimos en la Corte Suprema fue acogido a trámite", señaló a Radio Cooperativa el portavoz de esa comunidad, Daniel Melinao.

En un allanamiento policial realizado en abril en esa comunidad murió de un disparo un agente de Carabineros, el primero que fallece en el marco de este conflicto, sin que hasta el momento se hayan esclarecido las circunstancias ni registrado detenciones por ello.

Acciones de solidaridad

Representantes del pueblo mapuche en Santiago exigieron al gobierno la liberación de los presos en la cárcel de Angol. "Estamos apoyando a nuestros hermanos en huelga de hambre, acusados injustamente, se preparó un montaje para acusar a nuestros hermanos, con testigos encapuchados", declaró a Prensa Latina Nibaldo Huenuman, tras una marcha desarrollada el jueves recién pasado.

De acuerdo con el activista, el Estado ha manipulado a los jueces, a la policía de Carabineros, para inculpar a miembros de esa etnia que reclaman territorios considerados ancestrales.

"El gobierno mantiene centenares de policías rondando día y noche en las comunidades, helicópteros sobrevolando nuestras zonas pobladas y hay colonos de la zona que se están organizando con armas para atacar a nuestra gente", señaló Huenuman.

Según narró, hace días se encontró en la casa de un colono un gran número de armas de grueso calibre, sin embargo el dueño disfruta de libertad.

"Pero si esas armas llegan a ser encontradas en la casa de un mapuche, sería encarcelado por miles de años", comentó Huenuman. Los manifestantes, con arengas, pancartas y danzas típicas de la etnia, reclamaron la excarcelación de los cinco reos de Angol.

"Estamos luchando por justicia y verdad para nuestro pueblo en sus justas demandas de territorio y libertad, aunque el estado no ha podido dar repuesta y solo piensa en reprimir agudizando más la lucha de las comunidades", señalaron en la víspera los presos en un nuevo comunicado. El texto señala que ya están sintiendo calambres, muchos mareos, dolores de cabeza y de estómago, y agotamiento en los parpados.

"Estamos pálidos, demacrados pero con la fuerza intacta, sabemos que estos síntomas son incómodos y soportables por lo que está en juego. Seguiremos paso a paso con esta huelga por que creemos que bien vale la pena el territorio y libertad para cada mapuche y todo pueblo", expresaron.

Hoy martes, en tanto, un grupo de jóvenes de la comunidad Wente Winkul Mapu "funaron" la inauguración del Centro de Salud Familiar (Cesfam) de Ercilla, ceremonia a la que asistieron diversas autoridades, entre ellas, el ministro de Salud, Jaime Mañalich.

Los comuneros reclamaron y enrostraron a las autoridades la falta de preocupación de cuatro integrantes de dicha comunidad que se mantienen hace 30 días en huelga de hambre.

El gobernador de Malleco, Erich Baumann, rechazó la acción del grupo que interrumpió el acto oficial. En tanto, el ministro de Salud dijo posteriormente en Temuco que en ningún instante sintió que su integridad física se viera amenazada respecto a la situación y precisó que el Gobierno sí está preocupado del estado de salud de los jóvenes en huelga de hambre.

En los últimos años varios mapuches han protagonizado huelgas de hambre. A mediados de 2010, un grupo de 38 presos mapuches protagonizaron un extenso ayuno, algunos de ellos hasta cumplir 86 días, que abandonaron después de que la Iglesia mediara en el conflicto y el Gobierno se comprometiera a no aplicar contra ellos la ley antiterrorista.

En marzo de 2011, cuatro de ellos volvieron a declararse en huelga de hambre para pedir la nulidad del juicio en el que un mes antes se les condenó a entre 20 y 25 años de prisión por atacar a un fiscal, herir a tres policías y robar a un agricultor. En aquella ocasión no se les aplicó la ley antiterrorista, que prevé penas más duras que la legislación común.

El 3 de junio de ese año, la Corte Suprema de Chile decidió rebajar sus condenas a entre ocho y catorce años de prisión, sin anular el juicio, por lo que los mapuches mantuvieron su huelga de hambre una semana más, hasta que la depusieron sin haber conseguido su objetivo.

----

Fuente: Azkintuwe: http://www.azkintuwe.org/20120925_003.htm

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario