Servicios en comunicación Intercultural

Bolivia: Consulta en el TIPNIS se reinicia en medio de duras críticas

Servindi, 18 de setiembre, 2012.- Son cada vez más las dudas que genera la forma cómo el gobierno de Evo Morales lleva adelante el proceso de consulta que busca legitimar la construcción de una carretera por medio del TIPNIS y que empieza hoy su segunda fase con el objetivo de llegar a 11 nuevas comunidades.

Según el presidente de la confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB), Adolfo Chávez, un número significativo de comunidades consultadas hasta el momento se encuentran revisando su decisión debido a que se han dado cuenta de que fueron engañadas, en algunos casos por sus dirigentes.

Por su parte la Iglesia Católica que mantiene contacto con las diferentes comunidades del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) a través de “agentes de pastoral” acusó al Ejecutivo de alentar la división entre indígenas con la entrega de “regalos” y el auspicio de “dirigencias paralelas”.

Entre los cuestionamientos al gobierno por el tema de la consulta se encuentran además la poca claridad que se tiene respecto a cuánto tiempo se tuvo paralizada la labor de las brigadas en el TIPNIS, a falta de una ley para su presupuesto, y cuál es el  número real de comunidades consultadas.

Indígenas reafirman su posición frente a la consulta

El rechazo que provoca la consulta en algunas comunidades del TIPNIS se hizo evidente el último sábado cuando el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, y una comisión del Gobierno fueron expulsados de la comunidad San Ramoncito por tener su visita principalmente carácter político.

El hecho fue conocido por el dirigente indígena Emilio Loza, en declaraciones a Radio Panamericana, quien narró cómo los pobladores hicieron retornar a los brigadistas al helicóptero que los trajo y precisó  que son alrededor de 20 comunidades de la parte baja del TIPNIS que rechazarán la consulta.

Según el gobierno, la consulta que empezó el 29 de julio y que estaba pensada para realizarse en no más de 40 días. Luego fue ampliada mediante ley hasta el 7 de noviembre y posteriormente hasta el 7 de diciembre. De las 59 comunidades identificadas en la reserva ecológica 41 ya habrían respondido a las brigadas que recaban información.

Se espera entonces que con el inicio de la segunda fase que comenzará hoy y que se tiene previsto concluya el 28 de setiembre, aunque esto no es definitivo ya que el Ministerio de Obras Públicas, a cargo del proceso, presentó un cronograma “movible”, se llegue a un total de 11 nuevas comunidades.

El chantaje a las comunidades

Hace algunos días la CIDOB definió la consulta como un “chantaje” debido que si los comunarios afirman que quieren preservar la “intangibilidad” dentro del TIPNIS, el Gobierno no les permitirá ni desenterrar una yuca.

Explicaron de este modo que esta situación fue fabricada de manera intencional por el gobierno para imponer la carretera al interior del TIPNIS.

Si los comuneros quieren aprovechar los recursos renovables de su territorio, deben dar de baja a la “intangibilidad” y así permitir la construcción de la vía Villa Tunari – San Ignacio de Moxos.

Gobierno provoca enfrentamiento entre indígenas

Sobre los mecanismos utilizados por el Gobierno para poder hacer un ingreso “limpio” a la zona, que se basó en la entrega de “regalos” o “reconocimientos”, la Iglesia Católica tuvo este lunes duras palabras.

El secretario general de la Conferencia Episcopal Boliviana, monseñor Óscar Aparicio, leyó el comunicado “Caridad y Verdad” en el que se refiere a temas como la consulta en el TIPNIS, el Censo 2012, y los derechos humanos y la justicia.

Basándose en las declaraciones de "agentes de pastoral" que trabajan en la región (TIPNIS) y en la opinión de delegados que tuvieron contacto con representantes de las comunidades, el documento cuestiona la división provocada en los habitantes del lugar, entre los que apoyan la consulta y  los que la resisten.

Según el Tribunal Supremo Electoral (TSE) serán tres brigadas las que ingresarán por el lado del Beni, donde falta 22 comunidades, y dos equipos en Cochabamba, donde faltan seis.

Conocido el anuncio el dirigente de la CIDOB, que preside Adolfo Chávez, Lázaro Taco, afirmó que no participarán en la consulta porque es “engañosa” y lo único que busca el gobierno, a través de ella, es tener actas comunales para justificar la construcción de la carretera asegurando que consulto a indígenas.

Por su parte Nazaret Flores, presidenta de los pueblos indígenas del Beni, en declaraciones a Radio Panamericana, reafirmó que seguirán con la resistencia y denunció que es falso que se hayan consultado a las comunidades tal como lo informa el Gobierno.

Precisó que los brigadistas solo toman en cuenta a las pocas familias que encuentran dispersas de la comunidad y hacen luego como si hubiesen hecho la consulta a toda la comunidad.

El TIPNIS tiene una superficie aproximada de 1.236.296 hectáreas. Está ubicado entre los departamentos de Beni (provincia Moxos) y de Cochabamba (provincia Chapare). Los municipios involucrados en este territorio son: San Ignacio de Moxos y Loreto en Beni; y, Villa Tunari y Morochata en Cochabamba.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario