Servicios en comunicación Intercultural

Nicaragua: ONU denuncia venta de niños a narcotraficantes en comunidades del río Coco

Foto: La Prensa de Nicaragua (Archivo)

Servindi, 27 de abril, 2012.- Niñas y adolescentes indígenas de hasta 15 años son vendidas a narcotraficantes con el aparente consentimiento de sus padres en las comunidades de Río Coco, municipio de Waspam en la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN).

La denuncia fue hecha por la presidenta del Foro Permanente para cuestiones Indígenas de las Naciones Unidas, Mirna Cunningham. Las familias no habrían reportado los hechos por miedo a las represalias del crimen organizado que opera en la RAAN.

Esta parte del país que limita con Honduras en el Caribe es conocida por ser la más pobre de todo el territorio y por ser la que con menos presencia policial cuenta, lo que hace más fácil la instalación de redes de narcotráfico.

Según Cunningham, las niñas y adolescentes indígenas son vendidos hasta por 2 mil dólares a los narcotraficantes.

Unas 100 comunidades indígenas de la etnia miskita, están asentadas sobre el río Coco.

Cunningham, quien encabeza en Nicaragua a los miskitas, denunció el asunto durante el I Foro Nacional “Acceso a la justicia de las mujeres indígenas y afrodescendientes víctimas y sobrevivientes de violencia”, que se celebra en Managua.

Causas de la violencia y miseria

Cunningham señaló que la violencia se debe a dos grandes factores: la reducción del espacio de siembra debido a la colonización de la frontera de Nicaragua y Honduras y el incremento del narcotráfico en la zona.

Ambos factores, indicó la representante para cuestiones indígenas de la ONU, reducen la producción y aumenta los niveles de pobreza.

“Muchas familias para resolver sus problemas económicos están acudiendo a la venta de sus niñas, Desaparecen, se las llevan, tiene que ver con la explotación sexual y la trata de personas”, denunció.

La palabra de las autoridades

Carmen Poveda, jefa de la Comisaría de la Mujer en la RAAN, sostuvo ante la prensa que se está recopilando información para detectar casos precisos de abuso contra menores en el municipio de Waspam.

“Esta es una zona fronteriza, y, por el momento, no existe presencia policial constante (…) Lo que se hace es patrullaje en conjunto con la Naval y con el Ejército a través del río Coco”, aseveró Poveda.

Recalcó, sin embargo, que resulta fácil para la narcoactividad transitar luego del paso de la patrulla acuática, en una frontera terrestre que tiene alrededor de 992 kilómetros.

Destacó de otro lado que hasta el momento no se sabe de padres que hayan vendidos a sus hijas, alegando pobreza. Sobre lo investigado reconoció que hay información que demuestra que narcotraficantes han violado a niñas y adolescentes.

Autoridades del Consejo Regional de la RAAN destacaron que están conscientes del problema y se están reuniendo para contrarrestar hechos de tan graves.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario