Servicios en comunicación Intercultural

Colombia: Terroristas asesinan a dirigente indígena por supuesta relación con paramilitares

Foto: Elcolombiano.com

Servindi, 16 de noviembre, 2011.- El frente 34 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) asesinó a sangre fría a Fabio Domicó Domicó, líder indígena embera katíos, por apoyar a un candidato a la alcaldía relacionado con paramilitares.

El también representante de 32 comunidades y de cuatro mil indígenas, fue perseguido el pasado 12 de noviembre por sus homicidas al salir de su casa en Dadeiba, en la mañana.

Según el Presidente de la Organización Indígena de Antioquía (OIA), William Carupia, los subversivos interceptaron a Domicó y le dispararon en el pecho, para luego rematarlo con un machetazo en el cuello.

Al día siguiente, su cuerpo fue encontrado a doscientos metros de donde fue ejecutado y torturado pese a que el dirigente rogó por su vida. Sus ahora tres hijos huérfanos y su viuda claman justicia.

Antecedentes

Según el diario El Colombiano, el dirigente indígena había denunciado días antes que los subversivos lo amenazaron para que no siguiera haciendo política.

Domicó era conocido por manifestarse en contra de las FARC mediante su repetitiva frase: “No más violencia, sí a la paz”, por ello no dejaron de perseguirlo.

“Fabio no tenía problemas de caminar dos o tres días hasta llegar a la población más apartada de Dadeiba, donde existiera un hermano necesitado de asistencia médica”, remembró el líder indígena Leonardo Domicó.

Este caso se suma a otros 19 crímenes contra indígenas de Antioquía en el transcurso del año.

Falta de acciones

Ante la falta de acciones en la región, Leonardo Domicó pidió a las autoridades proteger la vida de los indígenas y exigió a la guerrilla respetar a las comunidades de Dadeiba.

Por su parte, la Gobernación de Antioquía solicitó el refuerzo de las medidas de protección para los aborígenes víctimas de las FARC y las bandas bandas emergentes en Colombia (BACRIM)

Carupia reveló que los asesinatos de indígenas días han impulsado el desplazamiento forzado de varias familias, en especial de las que habitan la región de Urabá y el Bajo Cauca Antioqueño.

Un último adiós

Unos 500 emberas llegaron de Mutatá y Chigorodó, y se concentraron en la cabecera municipal de Dadeiba para darle un último adiós a Domicó, cuyo cuerpo fue sepultado en el cementerio del lugar.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario