Servicios en comunicación Intercultural

México: CDI compila testimonios del andar de los pueblos indígenas

La imagen Jalcalteca, es de Lorenzo Armendáriz, y fue captada en Guadalupe Victoria, Chiapas, en 1980. La foto fue tomada del libro: 60 años de memoria visual con los pueblos indígenas, editado por la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) y que se presentará el martes. La fuente es el diario: La Jornada.

- Nacho López, Alfonso Fabila y Julio de la Fuente, entre quienes figuran en el libro.

- Refleja la resistencia y el fortalecimiento de las comunidades, dice Xiloen Luna, coordinadora del volumen.

Por Fabiola Palapa Quijas

La Jornada.- Fotografías de la Fototeca Nacho López sobre la vida de nuestros pueblos originales, sus milenarias tradiciones y las políticas indigenistas en el país, integran el volumen 60 años de memoria visual con los pueblos indígenas, que se presentará el martes, para conmemorar el aniversario de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), antes Instituto Nacional Indigenista.

"Los acervos de la CDI son muy importantes, ya que documentan la historia de los pueblos indígenas de México mediante filmes, música y grabaciones, con testimonios de la gente.

"Las imágenes reflejan su resistencia ante fenómenos de cambio social, como la globalización, en donde los indígenas, a pesar de que existen pueblos en riesgo, todavía expresan y transmiten sus formas de conocimiento", señaló en entrevista con La Jornada Xilonen Luna Ruiz, coordinadora de la publicación.

La directora de Acervos de la Unidad de Planeación y Consulta de la CDI consideró que las comunidades originarias "están conscientes de que si antes las políticas de la institución estaban encaminadas hacia la integración, ahora se habla de la diversidad cultural y de un desarrollo integral con identidad.

Ahora sabemos que ellos (los indígenas) tienen que decidir sobre el futuro de sus pueblos y el organismo está para apoyarlos en el desarrollo y en la revaloración y fortalecimiento de sus culturas inmaterial y material".

Xilonen Luna destacó que mediante leyes y convenciones internacionales para la salvaguarda del patrimonio y la diversidad de las expresiones culturales, los pueblos indígenas se han fortalecido y pueden apelar para defender sus tradiciones y costumbres.

60 años de memoria visual con los pueblos indígenas hace un reconocimiento a los pioneros, que con su obra contribuyeron en la conformación de un fondo de fotografía indigenista.

Agustín Maya y los hermanos Mayo dejaron huella en el INI. El primero acompañó por el noroeste del país a Henriqueta Yurchenco en una investigación asignada por Manuel Gamio, donde registró danzas e instrumentos de música.

Entre los fotógrafos que integraron el acervo, figuran: Lorenzo Armendáriz, Alfonso Fabila, Óscar Menéndez, Julio de la Fuente y Nacho López, quien registró diferentes grupos indígenas, como el huichol, el tzeltal, el tzotzil y el mixe.

Luna destacó el trabajo de Julio de la Fuente, uno de los precursores del indigenismo y antropólogo que acompañó a Alfonso Caso en la aplicación de las políticas indigenistas en los años 50, ya que sus principales investigaciones se encaminaron a la identificación de la complejidad del problema desde la educación, por lo cual apoyó el uso de la lengua materna, así como las relaciones interétnicas y el cambio cultural mediante el mercado indígena.

Memoria del indigenismo: el saber y el poder es el primer apartado del libro, el cual presenta imágenes en blanco y negro que documentan las acciones indigenistas de los años 50, 60 y 70.

"El segundo apartado dedicado a la diversidad cultural de México -explicó Xilonen Luna- refleja la siguiente etapa en términos culturales que implentó la institución, así como las expresiones que ahora conocemos, como la música, la danza, la medicina tradicional, es decir, toda la riqueza de los pueblos indígenas del país. Las fotografías muestran la multiculturalidad."

El volumen incluye fotos históricas, como la de la Escuela Radiofónica de la Mixteca que hace alusión al programa educativo en el que los niños se alfabetizaban a través de la radio.

También destacan las imágenes de bandas de música, de rituales indígenas y de los procesos de producción de la gente.

Las acciones, las transformaciones es la tercera sección del contenido del libro, donde se abordan las políticas indigenistas que enriquecieron los procesos de los pueblos.

Asimimo, Luna consideró que algunas fueron un acierto, como el sistema de radiodifusoras culturales, que transmitían en alrededor de 46 lenguas en todo el país.

"Son 20 radios que están instaladas en sitios estratégicos para atender a las comunidades y su cultura, así como sus servicios de salud y educativos".

El último apartado también recopila las nuevas expresiones indígenas, como el grupo de rock Hamac Casiim.

Hoy, ceremonia de conmemoración

Para celebrar el 60 aniversario de la CDI se realizará una ceremonia para difundir el patrimonio y la riqueza cultural de los indígenas, este lunes a las 11 horas, en la que participarán el director de la institución, Luis H. Álvarez; el secretario de Desarrollo Social, Ernesto Cordero Arroyo; el presidente de la Comisión de Asuntos Indígenas del Senado de la República, Andrés Galván Rivas, y el presidente de la Comisión de Asuntos Indígenas de la Cámara de Diputados, Marcos Matías Alonso.

El libro 60 años de memoria visual con los pueblos indígenas, de la CDI, se presentará mañana a las 18 horas, en el edificio de la institución (avenida Revolución 1279). Participarán Carlos Montemayor, Francisco Noriega y César Ramírez.

Como parte de las actividades se presentará también una serie de monografías coeditadas por el Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo y la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, así como el devedé El cine indigenista.

----

Fuente: La Jornada

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario