ONU: Relator especial recomienda proteger riqueza biogenética de México

Por Matilde Pérez U.

La Jornada.- El relator especial de las Naciones Unidas para el Derecho a la Alimentación, Olivier de Schutter, asentó que la aprobación por los legisladores del derecho a la alimentación y la Ley de Planeación para la Soberanía y Seguridad Agroalimentaria y Nutricional son acciones urgentes pero no suficientes para combatir los monopolios en el sector agroalimentario y proteger los recursos genéticos y naturales del país.

En el mensaje escrito que envió ayer a los participantes de la Asamblea Nacional por la Soberanía Alimentaria, De Schutter convocó a la sociedad civil a vigilar que las leyes a favor del sector agropecuario se apliquen y se respeten los derechos de los pueblos indígenas y campesinos a su tierra, territorio, cultura y recursos naturales.

"Tengo esperanza de que en México puedan surgir nuevos modos, nuevas ideas, nuevos sistemas, porque esta crisis múltiple nos obliga a todos a construir e imaginar un nuevo sistema global de producción, cultivo, intercambio, comercialización y abastecimiento de alimentos sanos y nutritivos para todos", expuso.

Apoyo a Sin maíz no hay país

Manifestó su apoyo a los asistentes a la reunión que organizaron las agrupaciones de la campaña Sin maíz no hay país, alimentos campesinos para México. ¡El hambre no espera!

Los convocó a que sigan elaborando propuestas alternativas, participativas y solidarias para que las comunidades prosigan oponiéndose a los proyectos o visiones de desarrollo que excluyan a los más pobres y trabajen en la construcción de estrategias comunes, "aunque existan y persistan desacuerdos".

Consideró que lograr el derecho a la alimentación de los mexicanos requiere de la revisión de las políticas económicas, comerciales y agropecuarias que han tenido un impacto negativo sobre el derecho a los campesinos e indígenas a alimentarse y a participar, con su trabajo, en la sociedad.

En el foro, los diversos participantes recordaron que en 18 meses los precios de los alimentos se incrementaron en 70 por ciento, en detrimento de la economía y nutrición de la mayoría de las familias, en tanto que los salarios aumentaron únicamente cinco por ciento.

Hicieron un llamado a la sociedad a defender al maíz y a exigir a las secretarías de Agricultura (Sagarpa) y Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) que actúen para frenar la contaminación del grano con variedades genéticamente modificadas."Estamos aquí para decir no a un modelo que nos condena al hambre, a la pobreza, a la migración, y que no toma en cuenta el esfuerzo y la persistencia de millones de familias campesinas, pero también estamos aquí para salvar al campo, a los agricultores, y para hacer de México un país más justo y soberano".

----

Fuente: La Jornada

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.