Servicios en comunicación Intercultural

México: La lucha del pueblo indígena Cherán contra la violencia y la tala ilegal

Foto de archivo: Diario Cambio de Michoacán

Servindi, 6 de julio, 2011.- Cansados de la tala ilegal, la violencia y la inacción del gobierno, la comunidad indígena de Cherán lleva adelante diversas medidas de lucha. Hasta el momento, la actividad ilícita ha deforestado el 60 por ciento de las 27 mil hectáreas de bosques que rodean a la comunidad. Además, los pobladores han sido víctimas de secuestros, asesinatos y extorsión.

La resistencia de Cherán se inició el 15 de abril con el cierre de las tres principales vías de acceso al pueblo, ubicado en la Meseta Purépecha. Ello ocurrió, luego del asesinato de dos comuneros por taladores ilegales vinculados al crimen organizado. Asimismo, días previos estos ocuparon un lugar que los cheranenses consideran sagrado.

Desde entonces, los habitantes se organizan en comités de autodefensa que efectúan rondas de vigilancia en los cuatro barrios. Cada calle está vigilada por puestos, denominados también fogatas, donde hombres y mujeres vigilan en turnos de 12 horas. Los objetivos de la lucha son promovidos por los propios indígenas mediante el uso de las redes sociales virtuales.

Pese a los incidentes violentos que han involucrado hasta la toma de rehenes, las autoridades no brindan ninguna ayuda concreta. Los propios indígenas rechazan que algún presunto acuerdo con la Federación incluya el patrullaje del Ejército Mexicano o de elementos de la Policía Federal en las calles de la comunidad.

Foto: Notimex

“En Cherán no queremos la militarización de nuestro pueblo, únicamente que vengan y acaben con los criminales, que hagan lo que les corresponde”, dice un comunero identificado como José, y quien tiene el rostro cubierto de forma parcial. Él alude a un comunicado de varios puntos con exigencias a las autoridades estatales y federales aún pendientes para que enfrenten el problema.

A más de dos meses de iniciada esta medida, la comunidad afronta una grave crisis económica y de víveres ante la paralización de las actividades productivas. Mientras tanto, el poder municipal está inhabilitado desde que el inmueble de la alcaldía fuera tomado antes de abril.

Ayer se supo, que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) envió un informe a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, para dar cuenta de las acciones que han efectuado para garantizar los derechos humanos de los habitantes del municipio de Cherán, en Michoacán.

Para elaborar el informe, la CNDH recogió declaraciones de los habitantes, que denunciaron que “taladores han arrasado” con miles de hectáreas de sus bosques de manera ilegal, con apoyo del crimen organizado, y que la gente no sale a trabajar por temor de ser víctimas de la delincuencia organizada. Las escuelas están cerradas porque los profesores no acuden por miedo.

Antecedentes y desafíos

La acción del narcotráfico en la zona se remonta cuatro años atrás. En esa época, los más afectados fueron los comerciantes al ser objeto de extorsiones por parte de la delincuencia organizada, entre cuyos miembros figuran los taladores ilegales o talamontes. Debido a la intimidación, existen alrededor de 60 familias desplazadas que sufrieron daños directos.

La resistencia, que busca defender el territorio y es liderado por la propia comunidad, también plantea otras cuestiones. Hay investigaciones pendientes por los crímenes en contra y entre comuneros, y que ha dejado viudas y huérfanos, quienes requieren ayuda económica. Otro caso, son los comuneros desaparecidos, que se dedicaban a la defensa del bosque.

Se requiere además elaborar un proyecto integral para la defensa del bosque y la reactivación económica de la comunidad. La propuesta incluye el pago por daños generados a la producción forestal, aunque actualmente no se ha cuantificado la depredación de los bosques, en los que el Pakarakua o Cerro de San Miguel es el más afectado.

Respecto a la imagen proyectada por esta medida de lucha, los comuneros aseguran que la lucha no es contra el gobierno, sino contra la inseguridad. “La sociedad debe entender que requerimos de su apoyo; este movimiento no es sólo por nosotros, sino por la sobrevivencia de los recursos naturales, de los bosques, de la madre tierra, de donde viene todo”, aseguran.

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario