Servicios en comunicación Intercultural

Mundo: Reunión sobre Terra Madre Indígena y del FIIB suscribe "Acuerdo de Jokkmokk"

Por Patricia Borraz*

25 de junio, 2011.- Los días 17 al 19 de junio se celebró en Jokkmokk, Sápmi (territorio sami) la reunión Terra Madre Indígena convocando a representantes de comunidades indígenas de todo el mundo que practican sistemas sostenibles de producción para que pudieran debatir sobre los problemas a los que se enfrentan y plantear sus visiones sobre estas cuestiones.

El Parlamento Sami fue el anfitrión de una reunión que consistió en plenarias de discusión, que adoptaron un documento final: el Acuerdo de Jokkmokk (ver líneas abajo) y de seminarios sobre distintos temas, como la propiedad y administración indígena de sus tierras, conocimientos tradicionales y producción de alimentos, pastoralismo, participación, cambio climático.

Pueden encontrar más información sobre la reunión en los siguientes enlaces:

El movimiento internacional Terra Madre y Slow Food se dirige a promover el respeto hacia los sistemas de producción de alimentos sostenibles, incluidos los usos tradicionales. Pueden encontrar más información en el siguiente enlace:

Reunión sobre Biodiversidad

Aprovechando su participación en esta reunión, los coordinadores regionales del Foro Internacional Indígena sobre Biodiversidad celebraron una reunión de discusión y preparación de las próximas reuniones del Convenio sobre la Diversidad Biológica que tendrán lugar en noviembre de este año.

En dicha reunión se revisaron los temas de la agenda de estas reuniones, especialmente las cuestiones referidas al uso sostenible consuetudinario (artículo 10c del CDB). Se analizó el documento provisional de conclusiones de la reunión de expertos sobre la cuestión (disponible en la página web del Convenio).

Se debatieron opciones para el desarrollo de las tareas pendientes del programa de trabajo sobre artículo 8(j) y los posibles contenidos del diálogo en profundidad sobre gestión y servicios de los ecosistemas y áreas protegidas.

El FIIB continuará la preparación de sus posiciones y propuestas sobre estos temas con las organizaciones indígenas y celebrará una reunión preparatoria previa en Montreal antes de las reuniones oficiales.

---

El Acuerdo de Jokkmokk

Respondiendo a las aspiraciones de los pueblos indígenas y comunidades de todo el mundo para reunirse, escuchar al otro y de intercambiar ideas sobre la protección de nuestros sistemas alimentarios sostenibles local y la soberanía alimentaria de acuerdo con nuestras prácticas culturales, los valores espirituales, y nuestra sagrada responsabilidad de la la salud y la supervivencia de la naturaleza;

Afirmando y subrayando las disposiciones y principios contenidos en la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (DDPI) aprobada por la Asamblea General de la ONU en 2007, que reconoce los derechos a la subsistencia, la autodeterminación, tierras y recursos, el consentimiento libre, previo e informado , relación espiritual con la tierra y los recursos y la protección y la transmisión de los conocimientos tradicionales, entre otros, y también reconoce la necesidad de abordar el impacto de la colonización y las injusticias históricas sufridas por los pueblos indígenas;

Acogiendo con beneplácito la filosofía de Terra Madre que todo el mundo tiene el derecho fundamental al placer de la buena comida y por lo tanto la responsabilidad de proteger el patrimonio de los alimentos, la tradición y la cultura que hacen de este placer posible.

Nosotros, los pueblos indígenas de África, América, Rusia, Ártico, Asia, Oceanía y Europa reunidos en Jokkmokk, Sápmi, Suecia, 17 de junio - 19 2011, en la 1 ª Conferencia indígenas Terra Madre, acuerdan por consenso las siguientes propuestas para la acción:

1. Animamos a nuestros pueblos, las comunidades, los productores locales de alimentos y otros poseedores de conocimientos tradicionales, incluyendo las mujeres indígenas, para intercambiar, utilizar, mantener y transmitir los conocimientos, innovaciones y prácticas dentro y entre sus comunidades, basado en el principio del consentimiento libre, previo e informado. Esto incluye el conocimiento sobre el uso de hielo de la tierra, el agua y el mar, la agricultura tradicional, el manejo forestal, las ceremonias relacionadas con los alimentos y las prácticas espirituales, las semillas ancestrales, la protección de la biodiversidad (plantas de alimentos, animales, semillas y medicamentos), el pastoreo, así como las respuestas al cambio climático, la contaminación ambiental y otras amenazas. De esta manera vamos a seguir para restaurar, proteger y fortalecer nuestra soberanía alimentaria tradicional y garantizar la difusión de los conocimientos esenciales para nuestra juventud y las generaciones futuras.

2. Alentamos el establecimiento de "Áreas de la soberanía alimentaria", definida, dirigida y controlada por los pueblos indígenas y las comunidades de acuerdo a las leyes consuetudinarias y libre de las industrias extractivas, la deforestación, el patentamiento de formas de vida, la introducción de sistemas de cultivos de monocultivos, y químicos basados en métodos industriales de producción de alimentos (es decir, los pesticidas, contaminantes, agro-combustibles y organismos genéticamente modificados).

3. Apoyamos y fomentamos el reconocimiento, la demarcación y protección de los pueblos indígenas las tierras, territorios y recursos (incluidos los bosques, pastizales y zonas de pasto, semillas, medicinas y agua) que son vitales para la producción y el mantenimiento de la producción local de alimentos, la gestión tradicional de la tierra y los sistemas de tenencia de la tierra.

4. Condenamos la apropiación de tierras y la fragmentación, la explotación no sostenible de los recursos, la bio-piratería privitization, patentes de plantas de alimentos y semillas, y otras políticas que se traducen en la disminución de acceso a la tierra, el agua y otros recursos relacionados con la alimentación de los Pueblos Indígenas. Asimismo, expresamos nuestra solidaridad y nuestro llamado a un amplio apoyo de los pueblos indígenas y las comunidades que están luchando para oponerse a estas políticas destructivas y actividades, y trabajar por la restitución de las tierras y los recursos realizada sin el consentimiento libre, previo e informado.

5. Somos conscientes de los graves impactos múltiples del cambio climático, sus causas, efectos y falsas "soluciones", incluyendo la producción de biocombustibles, en los ecosistemas de los Pueblos Indígenas, la producción de alimentos locales y su soberanía alimentaria en todo el mundo. Apoyamos la participación activa de los pueblos indígenas en la prevención de las causas y buscar soluciones y respuestas al cambio climático en todos los niveles sobre la base de sus conocimientos tradicionales, prácticas y formas de vida.

6. Hacemos un llamado para la implementación de programas, proyectos y actividades en las comunidades indígenas, organismos gubernamentales y los organismos de lo local a nivel internacional, y entre las organizaciones no gubernamentales para crear conciencia sobre la soberanía alimentaria y los derechos conexos de los Pueblos Indígenas.

7. Hacemos un llamado al Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas en su 11 º período de sesiones durante el debate de medio día sobre el derecho de los pueblos indígenas a la alimentación y la soberanía alimentaria para avanzar en cuenta las recomendaciones para mantener y reforzar la sostenibilidad y la resiliencia de los sistemas alimentarios de los pueblos indígenas de todo el mundo, incluidos los pueblos móviles pastoral y otros. En este sentido, más apoyo a las decisiones del Foro Permanente para llevar a cabo un estudio sobre los impactos del cambio de uso del suelo y el cambio climático en los medios de subsistencia de los pastores de renos indígenas que se presentará en la sesión del Foro Permanente º 11 2012.

8. Animamos a la Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre los Pueblos Indígenas prevista para 2014, así como Río + 20 para evaluar los instrumentos internacionales vigentes, las declaraciones, convenios, normas y procesos para asegurar que apoyen la plena participación y los derechos de los Pueblos Indígenas. Hacemos un llamamiento a las Conferencias Internacionales de la dirección, en la Soberanía Alimentaria de los particulares, indígenas, incluida la protección de los conocimientos tradicionales y las prácticas, la tierra y los recursos naturales y hacer recomendaciones para la mejora efectiva y los próximos pasos en este sentido.

9. Animamos a todos los organismos de las Naciones Unidas y multilaterales, entre ellos el FIDA, la FAO, el PNUD, la UICN y la OIT, así como los organismos gubernamentales y agencias en todos los niveles para promover y aplicar activamente los derechos de los pueblos indígenas, incluyendo su participación plena y efectiva en la toma de decisiones, en conformidad con el artículo 42 de la DDPI.

10. Animamos a Terra Madre y de los Pueblos Indígenas a que continúe su cooperación, el intercambio de información y de redes para implementar este Acuerdo incluida la posibilidad de creación de un Grupo de Trabajo Pueblos Indígenas dentro de Terra Madre.

11. Vamos a divulgar el presente acuerdo en nuestras propias comunidades y preparar y compartir informes y actualizaciones a su aplicación, incluyendo éxitos prácticos, oportunidades y ejemplos que pueden repetirse en otras zonas y comunidades;

12. Nos comprometemos a continuar la consolidación y fortalecimiento de la red de los pueblos indígenas y sus aliados formaron en la 1ª Conferencia indígenas Terra Madre a través de una comunicación continua y el trabajo colaborativo más y reuniones.

Finalmente, expresamos el aprecio y la solidaridad de los pueblos sami, y gracias a ellos y el municipio de Jokkmokk por su cálida hospitalidad en darnos la bienvenida a sus tierras tradicionales (Sápmi). Asimismo, expresamos agradecimiento a Slow Food, el Parlamento Sami, la Asociación Indígena de la agrobiodiversidad y la soberanía alimentaria, el Fondo Christensen, el gobierno sueco y el FIDA para apoyar el desarrollo de los Pueblos Indígenas de Terra Madre.

Por nuestras tierras, nuestros pueblos y nuestras futuras generaciones, que aprobemos este acuerdo por consenso el 19 de junio de 2011, Jokkmokk Suecia

The Jokkmokk Agreement

Responding to the aspirations of Indigenous Peoples and communities around the world to meet together, listen to one another and to exchange ideas on protecting our sustainable local food systems and food sovereignty in accordance with our cultural practices, spiritual values, and our sacred responsibility to the health and survival of the Natural World;

Affirming and underscoring the provisions and principles contained in the UN Declaration on the Rights of Indigenous Peoples (UNDRIP) adopted by the UN General Assembly in 2007, which recognizes the rights to subsistence, Self-determination, lands and resources, free prior and informed consent, spiritual relationship with land and resources, and the protection and transmission of traditional knowledge among others, and also recognizes the need to address the impacts of colonization and historic injustices suffered by Indigenous Peoples;

Welcoming the Terra Madre philosophy that everyone has a fundamental right to the pleasure of good food and consequently the responsibility to protect the heritage of food, tradition and culture that make this pleasure possible.

We, Indigenous Peoples from Africa, the Americas, Russia, Arctic, Asia, Oceania and Europe

gathered in Jokkmokk, Sapmi, Sweden, June 17th – 19th 2011, at the 1st Indigenous Terra Madre Conference, hereby agree by consensus to the following proposals for action:

1.We encourage our Peoples, communities, local food producers and other traditional knowledge holders including Indigenous women, to exchange, use, sustain and transmit traditional knowledge, innovations and practices within and among their communities, based on the principle of free prior and informed consent. This includes knowledge about use of land, water and sea ice, traditional agriculture, forest management, food related ceremonies and spiritual practices, ancestral seeds, protection of bio-diversity (food plants, animals, seeds and medicines), pastoralism as well as responses to climate change, environmental contamination and other threats. In this way we will continue to restore, protect and strengthen our traditional food sovereignty and ensure dissemination of essential knowledge to our youth and future generations.

2.We encourage the establishment of “Food Sovereignty Areas,” defined, directed and controlled by Indigenous Peoples and communities according to customary laws and free from extractive industries, deforestation, patenting of life forms, introduction of mono-culture crop systems, and chemical-based industrial food production methods (i.e. pesticides, contaminants, agro-fuels and genetically modified organisms).

3.We support and encourage the recognition, demarcation and protection of Indigenous Peoples’ lands, territories and resources (including forests, pastures and grazing areas, seeds, medicines and water) which are vital to the production and maintenance of local food production, traditional land management and land tenure systems.

4.We condemn land grabbing and fragmentation, non-sustainable resource exploitation, bio-piracy, privitization, patenting of food plants and seeds, and other policies which result in dwindling access to land, water and other food related resources for Indigenous Peoples. We further express our solidarity and call for wide support for Indigenous Peoples and communities who are struggling to oppose these destructive policies and activities, and to work for restitution of lands and resources taken without the free prior and informed consent.

5.We recognize the severe multiple impacts of climate change, its causes, effects and false “solutions”, including agro-fuel production, on Indigenous Peoples’ ecosystems, local food production and their food sovereignty around the world. We support the active involvement of Indigenous Peoples in preventing the causes and seeking solutions and responses to climate change on all levels based on their traditional knowledge, practices and ways of life.

6.We call for the implementation of programs, projects and activities in Indigenous communities, government bodies and agencies from the local to the international levels, and among NGO’s to raise awareness about food sovereignty and related rights of Indigenous Peoples.

7.We call upon the UN Permanent Forum on Indigenous Issues at its 11th session during the half day discussion on Indigenous Peoples’ right to food and food sovereignty to further consider recommendations to maintain and strengthen the sustainability and resilience of the food systems of Indigenous Peoples around the world, including pastoral and other mobile peoples. In this regard, we further support the UNPFII’s decision to undertake a study on the impacts of land use change and climate change on indigenous reindeer’s herders’ livelihood to be presented at UNPFII 11th session 2012.

8.We encourage the UN World Conference on Indigenous Peoples planned for 2014 as well as Rio+ 20 to assess existing international instruments, declarations, conventions, norms and processes to ensure that they support the full participation and rights of Indigenous Peoples. We call upon these International Conferences to address, in particular, Indigenous Peoples’ Food Sovereignty including the protection of traditional knowledge, and practices, land and natural resource rights and to make recommendations for effective improvements and next steps in this regard.

9.We encourage all UN and multi-lateral agencies, including IFAD, FAO, UNDP, IUCN and ILO as well as governmental bodies and agencies on all levels to actively promote and implement the rights of Indigenous Peoples, including their full and effective participation in decision-making, in accordance with Article 42 of the UNDRIP.

10.We encourage Terra Madre and Indigenous Peoples to continue their cooperation, information-sharing and networking to implement this Agreement including considering the creation of an Indigenous Peoples Working Group within Terra Madre.

11.We will disseminate this Agreement in our own communities and will prepare and share reports and updates as to its implementation, including practical successes, opportunities and examples that can be duplicated in other areas and communities;

12.We commit to continue consolidating and strengthening the network of Indigenous Peoples and our allies formed at the 1st Indigenous Terra Madre Conference through ongoing communications and further collaborative work and gatherings.

Finally we express appreciation and solidarity for the Sami Peoples, and thank them and the municipality of Jokkmokk for their warm hospitality in welcoming us to their traditional homelands (Sapmi). We further express appreciation to Slow Food, the Sami Parliament, Indigenous Partnership for Agro-Biodiversity and Food Sovereignty, the Christensen Fund, the Swedish government and IFAD for supporting the development of Indigenous Terra Madre.

For our lands, our Peoples and our Future Generations, we approve this Agreement by consensus on June 19th, 2011, Jokkmokk Sweden.

---

Patricia Borraz es miembro de ALMÁCIGA, grupo de trabajo intercultural.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario