Bolivia: Defensor y DDHH censuran brote de violencia racista en Santa Cruz

ABI, 1 de septiembre 2008.- El Defensor del Pueblo y la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB) censuraron este lunes, por separado, el brote de violencia racista en Santa Cruz de parte de grupos violentos de la denominada Unión Juvenil Cruceñista (UJC) contra personas del occidente.

El Defensor del Pueblo, Waldo Albarracín, demandó al Fiscal General de la República, Mario Uribe, instruya a la Fiscalía de Distrito de Santa Cruz, identifique y promueva la acusación en contra de los autores de las agresiones que sufrieron el viernes decenas de ciudadanos.

Con este fin, envió este lunes una carta a la Fiscalía General de la República para que se concrete una investigación y evite que estos hechos delictivos queden en la impunidad.

Insistió que "lo sucedido en la ciudad de Santa Cruz es un hecho delictivo, que merece reproche no solo del Defensor del Pueblo, sino de la ciudadanía en su conjunto".

"Las expresiones de odio racial manifestadas por algunas personas no reflejan el pensamiento del pueblo cruceño, que como el paceño y el cochabambino merece respeto porque tiene una convicción democrática y no tiene nada que ver con esos actos aislados, de individuos que con pensamiento cavernario desplazan la violencia, más que todo incentivados por un odio racial, que no conduce con los principios democráticos", apuntó Albarracín.

Por su parte, el presidente de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), Rolando Villena, expresó su indignación por el brote de violencia y racismo en la ciudad de Santa Cruz.

"Las autoridades en lugar de crear este clima de inseguridad, beligerante y promover violencia y racimo, deben reflexionar sobre lo que pasa en el país y abrir espacios de diálogo", acotó el activista por los derechos humanos.

Planteó que hablar de diálogo tiene que ser con aquellos sectores que representan al conjunto desde el nivel popular, provincias y otras para analizar la coyuntura y verificar el respaldo supuesto que tienen grupos que señalan defender intereses de una región.

"Los grupos radicales que generan violencia y hablan de diálogo están mareando la perdiz, en realidad a ellos no les interesa eso, lo que les interesa es crear mayores problemas y escenarios de desentendimiento, y ese no es el camino" indico Villena.

Con este fin sugiere buscar interlocutores representativos a nivel de regiones y abrir espacios de diálogo, sin desmerecer a los prefectos opositores al Gobierno.

Lo que está claro, precisó, es que el 10 de agosto el pueblo decidió vivir en paz y tomar las decisiones a través del voto como del 7 de diciembre, pero "ese mensaje no es entendido ni tomado en cuenta por algunas regiones", puntualizó.

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.