Argentina: Tobas del Chaco y la miseria sin fin...

Por Mempo Giardinelli*

En estos tiempos el Chaco concita la atención de todo el mundo. Prensa y televisión global vienen a mirar los estragos de la desnutrición que afecta a miles de aborígenes en los bosques que se conocen -ya impropiamente- como El Impenetrable.

Mi colega y amiga Cristina Civale, autora del blog Civilización y Barbarie, del diario Clarín, me invita a acompañarla. No es la primera invitación que recibo, pero sí la primera que acepto. Rehusé viajar antes de las recientes elecciones, porque, obviamente, cualquier impresión escrita se habría interpretado como denuncia electoral. Y yo estoy convencido, desde hace mucho, de que la espantosa situación socioeconómica en que se encuentran los pueblos originarios del Chaco, y su vaciamiento sociocultural, no son mérito de un gobierno en particular de los últimos 30 o 40 años (los hubo civiles y militares; peronistas, procesistas y radicales) sino de todos ellos.

Primero nos detenemos en Sáenz Peña, la segunda ciudad del Chaco (90 mil habitantes), para una visita clandestina -no pedida ni autorizada- al Hospital Ramón Carrillo, el segundo más importante de esta provincia. Civale toma notas y entrevista a pacientes indígenas en las salas de Tisiología, mientras yo recorro los pasillos mojados bajo las infinitas goteras de los techos, y miro las paredes rotas, despintadas y sucias, los patios roñosos y un pozo negro abierto y rebalsando junto a la cocina.

Aunque el frente del hospital está recién pintado, detrás hay un basural a cielo abierto en medio de dos pabellones. Vidrios y muebles rotos, escombros, radiografías, cascotes y deshechos quirúrgicos enmarcan las salas donde los pacientes son sólo cuerpos chupados por enfermedades como la tuberculosis o el Chagas. Me impresiona la mucha gente que hay tirada en los pisos, no sé si son pacientes o familiares, lo mismo da.

Una hora después, en el camino hasta Juan José Castelli -población de 30 mil habitantes que se autocalifica "Portal del Impenetrable"- la desazón y la rabia se perfeccionan al observar lo que queda del otrora Chaco boscoso. Lo que fue imperio de quebrachos centenarios y fauna maravillosa, ahora son campos quemados, de suelo arenoso y desértico, con raigones por doquier esperando las topadoras que prepararán esta tierra para el festival de soja transgénica que asuela nuestro país.

Entramos -nuevamente por atrás- al Hospital de Castelli, que se supone atiende al 90 o 95 por ciento de los aborígenes de todo el Impenetrable. Lo que veo allí me golpea el pecho, las sienes, los huevos: por lo menos dos docenas de seres en condiciones definitivamente inhumanas. Parecen ex personas, apenas piel sobre huesos, cuerpos como los de los campos de concentración nazis.

Una mujer de 37 años que pesa menos de 30 kilos parece tener más de 70. No puede alzar los brazos, no entiende lo que se le pregunta. Cinco metros más allá una anciana (o eso parece) es apenas un montoncito de huesos sobre una cama desvencijada. El olor rancio es insoportable, las moscas gordas parecen ser lo único saludable, no hay médicos a la vista e impera un silencio espeso, pesado y acusador como el de los familiares que esperan junto a las camas, o tirados en el piso del pasillo, también aquí, sobre mantas mugrientas, quietos como quien espera a la Muerte, esa condenada que encima, aquí, se demora en venir.

Siento una furia nueva y creciente, una impotencia absoluta. Le pregunto a una joven enfermera que limpia un aparador vidriado si siempre es así. "Siempre", responde irguiéndose con un trapo sucio en la mano, "aunque últimamente han sacado muchos, desde que empezó a venir la tele".

Es flaquita y tiene cara de buena gente: se le ve más resignación que resentimiento. Son 44 enfermeros en todo el hospital pero no alcanzan para los tres turnos. Trabajan ocho horas diarias cinco días por semana y cobran alrededor de mil pesos los universitarios, y menos de 600 los contratados, como ella. Los días de lluvia los techos se llueven y esto es un infierno, dice y señala los machimbres podridos y los pozos negros saturados que revientan de mierda en baños y patios. Y todo se lava con agua, nomás, porque "no tenemos lavandina".

Camino por otro pasillo y llego a Obstetricia y Pediatría. Allí todos son tobas. Una chiquilla llora ante su hijo, un saquito de huesos morenos con dos ojos enormes que duele mirar. Otra joven dice que no sabe qué tiene su nena pero no quiere que muera, aunque es obvio que se está muriendo. Hay una veintena de camas en el sector y en todas lo mismo: desnutrición extrema, mugre en las sábanas, miles de moscas, desolación y miedo en las miradas.

Después viajamos otra hora y el cuadro se hace más y más grotesco. Paramos en Fortín Lavalle, Villa Río Bermejito, las tierras allende el Puente La Sirena, los parajes El Colchón, El Espinillo y varios más. Son decenas de ranchos de barro y paja, taperas infames donde se hacinan familias de la etnia Qom (tobas). Todas, sin excepción, en condiciones infrahumanas.

Digan lo que digan, estas tierras -más de tres millones de hectáreas- fueron vendidas con los aborígenes dentro. Son varios miles y están ahí desde siempre, pero no tienen títulos, papeles, ni saben cómo conseguirlos. Los amigos del poder sí los tienen, y los hacen valer. El resultado es la devastación del Impenetrable: cuando el bosque se tala, las especies animales desaparecen, se extinguen. Los seres humanos también.

Y aunque algunas buenas almas urbanas digan lo contrario, y se escandalicen ciertas dirigencias, en el ahora ex Impenetrable chaqueño palabras duras como exterminio o genocidio tienen vigencia.

Desfilan ante nuestros ojos enfermos de tuberculosis, Chagas, lesmaniasis, niños empiojados que sólo han comido harina mojada en agua, rodeados de perros flacos, huesudos y ojerosos como sus dueños. Se llaman Margarita, Nazario, Abraham, María y lo mismo da. Casi todos dicen ser evangelistas, de la Asamblea de Dios, de la Iglesia Universal, de "los pentecostales" o "los anglicanos". Involuntariamente irónico, evoco a Yupanqui: "Por aquí, Dios no pasó".

Al caer la tarde estoy quebrado, roto, y sólo atino a borronear estos apuntes, indignado, consciente de su inutilidad. Al partir de regreso veo en un caserío un cartel deshilachado por el sol: "Con la fuerza de Rozas, vote lista 651".

Y en la pared de un rancho de barro, seguramente infestada de vinchucas, veo un corazón rojo como el de los pastores mediáticos brasileños de "Pare de sufrir". Abajo dice: "Chaco merece más. Vote Capitanich".

A unos 400 kilómetros de aquí el escrutinio final de las elecciones avanza lenta, nerviosamente. En alguna oficina el ministro de Salud de esta provincia seguirá negando todo esto, mientras el gobernador se prepara para ser senador y vivir en Buenos Aires, bien lejos de aquí, como casi todos los legisladores.

¡Nunca antes, el Chaco ni este país me habían dolido tanto.!!!

Así están los niños en el Chaco...

En un fallo inédito, la Corte Suprema de la Nación intimó al gobierno nacional y al de Chaco que brinden asistencia a las comunidades tobas.

En las últimas semanas hubo once muertes por desnutrición. Para intervenir en el caso, el máximo tribunal consideró la "gravedad y urgencia" de la situación.

El Estado nacional y el gobierno chaqueño deberán proveer de alimentos y agua potable a las comunidades aborígenes de la provincia. Así lo resolvió en un inédito fallo la Corte Suprema de Justicia, luego de admitir una medida cautelar presentada por la Defensoría del Pueblo de la Nación para que se adoptaran las medidas necesarias que "detengan el exterminio" de los pueblos originarios en esa provincia. El organismo había realizado un relevamiento en el noroeste y el sudeste del territorio a través del cual constató "el nivel de abandono en el que vive la población", víctima de enfermedades como el mal de Chagas y tuberculosis. En la sentencia, el máximo tribunal sostuvo que "está en juego el derecho a la vida y la integridad física de las personas".

Al aceptar la medida cautelar solicitada por el defensor, los jueces de la Corte ordenaron a los demandados -el gobierno nacional y el de Chaco- que garanticen el suministro de agua potable y alimentos a los aborígenes, además de medios de transporte y comunicación adecuados para cada una de las unidades sanitarias ubicadas en las diferentes regiones. "La Corte consideró la gravedad y urgencia de los hechos denunciados y destacó la necesidad de adoptar la medidas conducentes que tiendan a garantizar la eficacia de los derechos y evitar que éstos sean vulnerados", sostuvo un comunicado del tribunal al dar a conocer el fallo.

Además, la Corte resolvió convocar a una audiencia pública y requerir informes a la provincia de Chaco y al Estado nacional sobre la situación de los aborígenes. La decisión de los supremos sigue la línea establecida por el tribunal de ocuparse y hacer el seguimiento de casos donde existen derechos colectivos conculcados, como la situación en las cárceles o la contaminación del Riachuelo.

Ahora, los magistrados resolvieron sobre la base de una presentación de Eduardo Mondino, el defensor del Pueblo, que hizo un relevamiento en los departamentos de General Güemes y Libertador General San Martín. Allí, en los últimos dos meses, once personas, en su mayoría ancianas, murieron por desnutrición.

En equipo de la Defensoría detectó en el Paraje Colonia 10 de Mayo, en General Güemes, que todos los habitantes entrevistados manifestaron tener vinchucas en sus casas. También dijeron que en treinta años nunca recibieron fumigación. La única unidad sanitaria a disposición tiene una sola camilla, una única balanza y una heladera fuera de funcionamiento. Al momento de la visita de los especialistas del organismo, no contaba con medicación ni con vehículo para transportar enfermos.

Otro de los lugares visitados fue el paraje El Colchón, del mismo departamento. Organizaciones sociales de la región denunciaron casos de desnutrición grave en el paraje. De acuerdo con el mismo relevamiento, las familias extraen agua de charcos donde también acceden los animales.

Con similar situación de precariedad se convive -de acuerdo al informe presentado ante la Corte- en el paraje Campo Alemani, en el departamento de General San Martín, donde las familias no tiene letrina y el agua se saca de un pozo construido por una organización social.

El relevamiento permitió al organismo corroborar "el estado de extrema gravedad de la población aborigen". "No tienen alimentos ni agua potable. La situación empeora aún más por el alto nivel de enfermedades endémicas que afecta a los pobladores, como el Chagas, la tuberculosis, la desnutrición, broncopatías, parasitosis y sarna", señala el informe. El organismo también detalla "las dificultades para obtener atención médica, ya que es imposible acceder a las unidades sanitarias y aun haciendo el esfuerzo para llegar al lugar, las unidades sanitarias no tienen medicamentos o son insuficientes". El Instituto del Aborigen Chaqueño había advertido sobre la situación de las comunidades tobas. A través de una resolución, el organismo provincial declaró meses atrás el estado de emergencia sanitaria y alimentaria de los pueblos indígenas de la provincia.

Con este mapa de situación, Mondino presentó a principios de este mes una demanda para que se termine la "situación de exterminio silencioso, progresivo, sistemático e inexorable" de los aborígenes. La Corte hizo lugar a su reclamo.

---

* Mempo Giardinelli, escritor y periodista, nació en Resistencia, Chaco en 1947, ciudad a la que regresó para radicarse en 1990, después de años de peregrinaje que incluyeron 8 años de exilio en México. Ha publicado La revolución en bicicleta (novela, 1980; Seix Barral, 1996), El cielo con las manos (novela, 1981; Seix Barral 1996), Vidas ejemplares (cuentos, 1982), Luna caliente (Premio Nacional de Novela en México 1983; Seix Barral, 1995), El género negro (ensayo, 1984), Qué solos se quedan los muertos (novela, 1985), Antología personal (cuentos, 1992), El castigo de Dios (cuentos, 1994), Santo oficio de la memoria (novela, VIII Premio Internacional "Rómulo Gallegos" 1993; Seix Barral, 1997) e Imposible equilibrio (Planeta, novela, 1995). Fundó y dirigió la revista "Puro Cuento" entre 1986 y 1992. Ha publicado artículos, ensayos y cuentos en diarios y revistas de todo el mundo. Sus obras han sido traducidas a una docena de lenguas.

----

Fuente: Red Latina sin Fronteras

Escucha nuestro podcast


Comentarios (15)
Jessica (no verificado) Jue, 21/08/2008 - 22:22
Un ejemplo que en Perú deberia seguir la Defensora del Pueblo.
Flavia (no verificado) Jue, 26/02/2009 - 11:54
Antes que nada esta cituacion no ocurre unicamente en chaco, estas miserias estan desde siempre en nuestro pais y el mundo. Creo los verdaderos responsables son los organismos humanos y gubernamentales y nosotros mismos usted yo los otros.Sabiendo que los horganismos de que segun dicen se preocupan por estas personas cada campaña de solidaridad se guardan las recaudaciones y se burlan de la gente que colabora y de los propios marginados. Y los gobernantes de esa provincia y cada politico de turno, ni se toman la molestia de preocupar a la presidencia y restos de los organismos a denunciar estos hechos de violencia por que creo que el hambre es un crimen y que todos somos complises, si no dese una vuelta al barrio y vea cuantos desnutridos hay.Gracias .
Antonio (no verificado) Mié, 24/06/2009 - 13:38
Como español siento enorme vergüenza por lo que está pasando en El Impenetrable. Aquà apenas llegan noticias de esta región, remota para nosotros por razones geográficas pero inmensamente cercana por razones culturales, humanitarias y sobre todo, de hermanamiento entre españoles y argentinos. Yo tengo 41 años, no vivà la época en que Argentina y los Perón nos ayudaron tanto trayendo entre otras cosas carne y alimentos con los que mis padres y abuelos salieron adelante después de una guerra civil que nos devastó. Nuestro presidente de gobierno no es menos cÃnico que otros mandatarios y jamás habla de Argentina sino de su amigo Chavez o de Castro, hace unos dÃas aprobaron una partida presupuestaria para Africa, por ejemplo. Cumple el expediente y da buena imagen, a quien se lo crea, claro está, yo ya no me creo nada. Por educación me abstengo de opinar sobre la Sra. Kirchner pero aclaro que no es nada bueno. No puedo más que sentir enorme pena y horror por lo que veo y leo de esta región y enorme asco y aversión por toda la gentuza que tiene el poder de masacrar al débil. En el periódico El Mundo editado en Madrid hoy mismo aparece un artÃculo, es el que me ha animado a buscar y encontrar esta página donde dar mi opinión: http://www.elmundo.es/elmundo/2009/06/24/internacional/1245845364.html Mi más sentido pesar y ojalá que caigan los imperios actuales y todo dé un giro de 180 grados. Un fuerte abrazo desde ésta su tierra, España.
Alina (no verificado) Sáb, 25/07/2009 - 06:17
Llegue a esta pagina por un mail que recibi por este tema. No soy chaqueña pero vivi mi dorada infancia en Resistencia. Me pregunto, tal vez muy naif lo mio. Este sr. Capitanich, que es lo que hace, solo va a los almuerzos de Mirta Legrand? Tenemos otro Biafra en el Impenetrable? Si hay algun medio de escrachar a este tipo internacionalmente, no seria mala idea!!! Lo que esta ocultando es es un crimen de lesa humanidad.
Martin (no verificado) Dom, 16/08/2009 - 09:52
Pues esto si que duele, soy de la Provincia de Entre RÃos, Argentina. La verdad es que los argentinos cada dÃa más nos vamos acostumbrando a ver este tipo de genocidio, lo naturalizamos y miramos para otro lado, tengo 35 años y recuerdo como nos impactaban la imagenes de Africa hace algunos años, hoy nos pasa a nosotros. Lo que es inaudito es que en Argentina se producen alimentos hasta en las mazetas de los balcones y generamos alimentos para cientos de millones de personas, sin embargo en nuestro pais HAY HAMBRE. Soy periodista, quiero felicitar el criterio independiente del sitio y el compromiso por los verdaderos problemas se nuestros hermanos. En nuestra provincia cuesta mucho mantener un perfil critico sin someterse a presiones. Nosotros somos un equipo de jovenes periodistas que lo estamos logrando... nuestro sitio es www.noticiauno.com.ar y estamos a vuestra disposicion.
luis casca olivera (no verificado) Dom, 06/12/2009 - 22:48
A TODOS ESTOS POLITICOS FUINCIONARIOS Y DE MAS YERBAS HABRIA QUE METERLOS EN UN POZO A TODOS CAGARLOS DE HAMBRE PARA VER QUE ES LO QUE SIENTE --CASCA
Vero (no verificado) Sáb, 27/02/2010 - 09:14
Hola !! me da escalofrios , verguenza , impotencia ver todo lo que esta pasando con nuestras raices, por eso estoy ayudando a una colecta que estan haciendo en mi pueblo , juntando medicamentos y alimentos no perecederos para enviar a nuestros hermanos.Yo y un monton de gente mas, no solo se lamenta de esta situacion y busca culpables sino que ayuda a tratar de aliviar aunque sea un poco esta situacion .Saludos a todos!!si desean colaborar avisen a mi e-mail: byvero_135@hotmail.com .
ana (no verificado) Dom, 14/03/2010 - 13:56
Es muy triste ver ,oir,leer por todas las necesidades que estan pasando en esta y otras Provinsias. Creo que si nos juntamos podemos hacer mucho por ellos aunque sepamos que nunca va a ser suficiente, Mi idea es recaudar todo lo que podamos ver como necesario,ropa agua,zapatillas,leche alimentos no pecerederos,ropa niños,remedios. si cada uno de nostros juntamos todo lo que podamos desde cada Localidad,Provincia,se podria hacer dos entregas anuales en un mismo transporte para su mejor distribuciòn...si nos ponemos de acuerdo podemos hacer mucho.
ana (no verificado) Dom, 14/03/2010 - 14:06
Anteriormente escribì soy de Burzaco- Buenos Aires Argentina mi e-mail es anafran20042002@yahoo.com.ar
Antonio David A... (no verificado) Jue, 19/08/2010 - 13:20
Hola, Me llamo Antonio David Almiron, soy Chaqueño aunque hace muchismos años me fuí de allí. Resido en Elche Alicante España y hace poco me enviaron un mail q me toco el corazón sobre mis hermanos los Tobas. Digo hermano porq realmente lo siento y porq por parte de mi madre soy descendiente de Tobas. Desde aquí quiero ayudar, creo q se puede hacer mucho, pero lo cierto q no sé como hacerlo!!! Si alguien se quiere poner en contacto conmigo esta es mi dirección: katedemachamigo@hotmail.com. Muchas gracias!! Atte. David
desuque sergio (no verificado) Jue, 19/08/2010 - 14:58
mandar direcciones y datos para ayudarlos.el boca a boca es el que mas ayuda yo me anoto,pero se poco porque estoy en santa rosa la pampa aca no hay desnutricion tenemos un grupo de ayuda de ropa y alimentos que alla seria mucho mas util.les agradeceria informacion
Johanna (no verificado) Lun, 10/01/2011 - 17:06
REalmente es triste ver como siendo un pais tan rico, aun seguimos teniendo estas condiciones en nuestra gente, en nuestros origenes, porq por mas q renieguen de ello, ellos son parte de nuestro origen...Me estoy por recibir de medica y sinceramente me encantaria ir a rotar, hacer las practicas a Chaco, intentar, aportar al menos un grnito de arena, y no solo quedarme con esto mirando desde afuera y sintiendo lastima solamente.Creo q es una de las cosas q le falta a veces al pueblo Argentino, tenemos la intencion pero nos falta la accion....hay mucha gente capaz...solo q a veces no se sabe q hacer... Yo buscare d alguna forma el contacto para llegar...
Carolina (no verificado) Sáb, 08/10/2011 - 12:22
Que podemos hacer para ayudar??
gonzalo viscarr... (no verificado) Sáb, 28/04/2012 - 19:28
Gracias por esa descarnada publicación que me permite enriquecer un proyectado libro sobre los "indios de nuestro continente". Felicidades por ese esfuerzo periodístico revelador de la miseria extrema en la que se debate la etnia "Tocas" que sobrevive, en escaso número en el chaco boliviano.
G.A.D (no verificado) Vie, 31/08/2012 - 16:24
N A D I E N U N C A se ocupo de estas PERSONAS. Hay que recordarles a las "autoridades" Que son PERSONAS , no objetos. Pero los políticos a lo único que se dedican es a hacer campañas políticas. Muestran en propagandas a dos o tres chicos sonríen... para aparentar que hacen algo por ellos. Esos chicos sonríen, porque a pesar de su realidad, lo único que les queda es #ser Felices# La Presidenta: En lugar de comparar Argentina con otros Países o con la Argentina de hace 10,20,30 o 40 años atrás, Que vea la REALIDAD DE "SU" PAÍS H O Y !!! Ademas de ser mal educada y soberbia se cree que hace lo mejor para el País. y nos deja como ignorantes y mal educados a nosotros: el pueblo. En lugar de hablar pavadas que se ocupe de: LA S E G U R I D A D, Que no es una sensación como dicen ellos, es inseguridad. ¿Acaso no ve que Todos los días matan a gente inocente, Gente trabajadora? Y QUE SE OCUPE DE DARLES A LA GENTE DE CHACO, MISIONES, ENTRE RÍOS, JUJUY, SALTA Y MUCHAS PROVINCIAS MÁS RECURSOS PARA QUE PUEDAN LLEVAR ACABO UNA V I D A D I G N A... Hay personas que dicen:"me da vergüenza ser Argentino" A mi NO ME DA VERGÜENZA SER ARGENTINA, Me da vergüenza QUE ESTA "SEÑORA" NOS REPRESENTE. Se piensa que aprobando la ley para que los adolescentes votemos a partir de los 16 años va a logar que la elijamos a ella o a alguno de sus secuaces y esta MUY equivocada. Yo tengo 16 años y ni yo ni MUCHÍSIMOS Chicos de nuestra edad la votaríamos porque NO SOMOS IGNORANTES...
AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.